18 de Septiembre de 2018

Yucatán

Objetos embrujados, a prueba de ladrones

Esta es la historia de un señor al que le desapareció su grabadora en Tekax y de cómo se reencontró con ella.

No hubo necesidad de arrestar al ladrón de una grabadora en Tekax, pues el dueño de la misma sabía que regresaría. (Foto de contexto de primerahora.com)
No hubo necesidad de arrestar al ladrón de una grabadora en Tekax, pues el dueño de la misma sabía que regresaría. (Foto de contexto de primerahora.com)
Compartir en Facebook Objetos embrujados, a prueba de ladronesCompartir en Twiiter Objetos embrujados, a prueba de ladrones

Jorge Moreno/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Hoy les presentamos un relato un tanto extraño, que nos mandó José Santos Mex, de la ciudad de Mérida, y que dejamos a juicio de cada lector. Y es que a final de cuentas son pocas las historias y casos paranormales que no resultan ser extraños:

“Mi nombre es José Santos Mex y quiero presentarles un caso que le ocurrió a mi papá cuando vivía en el municipio de Tekax hace casi 20 años; actualmente, radicamos todos en Mérida por cuestiones de trabajo y estudios, y de lo que me contó también estuvieron de testigos mis tíos.

“Resulta que en ese entonces el pueblo estaba tranquilo, y como suele ocurrir en muchas localidades la gente era más confiada y en las épocas de calor hasta dormían con las puertas de sus salas abiertas, no como ahora que la inseguridad ya no permite hacer eso.

“Una mañana se despertó sobresaltado mi tío (dormía en la sala) porque afirma que su grabadora había desaparecido; se trataba de uno de aquellos aparatos que a finales de los noventas estaban de moda; grabadoras grandes para escuchar música a través de casettes o radio, e incluso los chavos de esa época lo cargaban en sus hombros y andaban con ello a todos lados.

“Mi tío estaba muy triste. Dijo que la había dejado cerca de su hamaca al momento de acostarse a dormir, pero a la mañana siguiente ya no estaba; y como en ese entonces dejaban la puerta de la sala semiabierta, casi todos estaban seguros de que un ladrón había entrado y se le había llevado, pues ya se le había preguntado a las nueve personas que vivían en la casa y nadie la había visto ni la había agarrado.

“A pesar de la angustia de mi tío (en ese entonces tenía 19 años), su papá le dijo que no se preocupara, que en menos de dos días la grabadora aparecería. Todos le preguntaron cómo estaba tan seguro y él dijo: ‘Ustedes háganme caso ya verán’.

“Por increíble que parezca, a los dos días llegó un joven asustado, con la grabadora, la dejó en la puerta y pidió perdón por habérsela robado; se persignó, dijo que nunca más lo volvería a hacer y se fue.

“Dicen mis otros tíos que fue tal la sorpresa de los presentes (estaban sentados en la puerta tomando el fresco), que nadie se paró para detener o interrogar al ladrón, y a pesar de que uno de mis parientes lo reconoció (era un vago del rumbo con fama de ratero), nadie hizo por interponer una denuncia.

La explicación

Ya en la cena y con la buena noticia de la aparición de la grabadora, mi abuelo dijo por qué estaba seguro de que la grabadora regresaría si la habían robado; resulta que cuando la compró para obsequiársela a mi tío, la llevó con un brujo del pueblo para que le hicieran una “salación chox”; es decir, trabajaron el artefacto para que siempre permanezca con su dueño y en caso de alguien se la quieran robar, una pequeña maldición caiga sobre el ratero y éste se vea obligado a devolverlo.

“Hasta el día de hoy –ya transcurrieron 20 años de este suceso- nunca he vuelto a escuchar sobre ese tipo de embrujo, que según mi abuelo antes era muy común, pues las personas que compraban cosas de valor, las ‘embrujaban’ con ese ritual que -por así decirlo- es a prueba de ladrones”.

Obsequiamos 50 “pruebas antiembrujos” 

Por otra parte, esta semana la sección “Enigmas” cumple tres años de publicarse en De Peso y para festejarlo obsequiaremos algo que han solicitado mucho los lectores en los últimos meses: test “antiembrujos”, el cual consiste en una prueba personal para saber si un individuo ha cargado mala vibra, mal aire o un embrujo a través de un método céltico que es el más efectivo y claro en sus resultados. La prueba se la realizare personalmente a las primeras 50 personas que escriban “lo leí en De Peso” y manden un mensaje de texto o de whatsapp al cel. 9991851703.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios