23 de Septiembre de 2018

Yucatán

La viruela negra y el milagro en Tekal

Tras la llegada de dos venados al pueblo, sobrevino una ola de muerte, que solo terminó con una procesión religiosa.

La milagrosa Virgen de Tekal de Venegas se apiadó de la población y la protegió de la viruela negra. (Milenio Novedades)
La milagrosa Virgen de Tekal de Venegas se apiadó de la población y la protegió de la viruela negra. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook La viruela negra y el milagro en Tekal Compartir en Twiiter La viruela negra y el milagro en Tekal

Jorge Moreno/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Hoy les presentamos un relato que me envió el joven Iván Borges, quien radica en el municipio en donde ocurre este caso. El caso bien podría considerarse como un milagro.

“Voy a referir una leyenda que solía contar el señor Máximo Lugo (que en paz descanse) sobre la Virgen de la Candelaria venerada en el pueblo de Tekal y que en días pasados celebró su fiesta tradicional.

“Aconteció hace mucho tiempo que, poco después del mediodía, dos venados entraron al pueblo y bebieron agua en ciertas pilas y orificios de las lajas de la plaza principal. Tras beber el agua, los dos ciervos vomitaron y con dolor se les vio marcharse del pueblo.

“¡Aquella era la señal de mal agüero! Como fuego en reguero de pólvora se supo hasta las chozas más humildes de la entrada de aquel par de venados. Los viejos sacudieron la cabeza, las abuelas se golpearon el pecho… Y se decía que algo malo estaba por llegar.

“El venado, animal sagrado para los antiguos abuelos mayas, debería estar siempre libre, nunca atado y con dueño; su casa es todo el monte yucateco, pero cuando entra al pueblo su arribo es tomado como señal de grandes calamidades.

“Apenas pasaba una semana y tres días de aquel evento, hasta que una mañana unos despavoridos padres encontraron en el cuerpecito de un niño de poco más de un año de edad, unas ampollas negras que como avanzaba el día habían cubriendo todo el cuerpo hasta que al caer la noche había fallecido… La epidemia de viruela negra había llegado a Tekal.

“Los siguientes días todo era miedo y desolación, personas adultas, niños y aún los infantes de pecho sucumbían a la tumba; la viruela negra brincó de la cabecera a los ranchos, parajes y haciendas, dejando muerte a su paso.

“El cura dio orden de no doblar las campanas para no atormentar más aún a los vivos.Y como dicen los proverbios: ¡Si Dios no se apiada de Tekal!, se dirá: “Aquí fue Tekal”, tal como se dice en los proverbios ¡Aquí fue Troya!

Los ruegos

“Mirando al cielo con súplica y plegaria abrieron las puertas de su iglesia: “Vamos, pues tekaleños a doblar la rodilla ante el Hacedor de la vida, para que se apiade de este pueblo.

“Las piadosas mujeres comenzaron un novenario a Nuestra Señora de La Candelaria para pedir que interceda por este pueblo, a sus pies como tesorera de las gracias iban a encomendarse las familias enteras, a sus pies enjugaron sus llantos nuestras abuelas y encomendaron a sus nietos.

“Pareciera que las súplicas no se escuchaban, los primeros días del novenario el número de muertes ascendió, se dice que cuando hubo de terminar el novenario sacaron la imagen de Nuestra Señora vestida con los encajes de seda y un vestido de gala único que solía colocarse para su fiesta el 2 de febrero y en medio de cantos sacros que más bien parecían lamentos fue conducida en procesión por la plaza principal, en aquella donde los venados bebieron agua y quedaron adoloridos.

“Concluido el novenario los aún enfermos comenzaron a sanar y los que estaban al borde de la muerte algunos fallecieron y otros pronto recobraron la salud.

Llegó entonces la fiesta de enero, y ahora con la mayor devoción crecida, los tekaleños se volcaron a celebrar a su Virgen del pueblo, con las mayores veras de su corazón agradecido. Fue así como el pueblo de Tekal sólo entendió su protección a los pies de esta hermosa Señora, cuando le canta, cuando le baila, cuando le demuestra su amor, cuando siente en su piel y su historia esa protección dulce de la X-ki´ichpanKo´olebil, en lengua maya: la Virgen bonita de Tekal.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios