26 de Septiembre de 2018

Yucatán

La Sierrita de Ticul, ideal para ver ovnis

En julio de 2004 se avistó durante varias noches un objeto volador no identificado desde el cerro de la Perla del Sur.

Cesar Mata, autor del video, explica en su domicilio lo que vio esa noche en el cielo de Ticul. (Jorge Moreno/SIPSE)
Cesar Mata, autor del video, explica en su domicilio lo que vio esa noche en el cielo de Ticul. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook La Sierrita de Ticul, ideal para ver ovnisCompartir en Twiiter La Sierrita de Ticul, ideal para ver ovnis

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Durante la segunda “Alerta OVNI” realizada el mes pasado, una pregunta recurrente fue dónde sería el mejor sitio para ver naves espaciales y, sobre todo, cuál ha sido el lugar más famoso o dónde se han reportado más casos de este tipo. La respuesta es sin duda el municipio de Ticul, ya que por su orografía y por sus antecedentes, es el sitio más famoso, al menos en la última década.

De hecho, hace un par de años comentamos en esta sección que en ese municipio, conocido como “La Perla del Sur”, se había dado la segunda oleada OVNI más importante en la historia de Yucatán (la primera oleada ocurrió en Homún en los años setenta).

Todo inició a principios del mes de julio del año 2004, cuando el joven César Mata, oriundo de la ciudad de Ticul, da a conocer un video a varios medios de comunicación que había grabado días antes. En la imagen se observaba un OVNI circulando a baja altura por el rumbo de la colonia San Juan de esa ciudad.

En la grabación se escuchan voces de asombro cuando ven el OVNI y Mata no pierde su tiempo y se sube a una moto para “perseguir” esa luz y grabarla por más tiempo. Un grupo de expertos analizan el video y confirman que no está trucado, que es real lo que se captó aquella noche en el cielo y, por si fuera poco, en las siguientes noches varias personas reportan ver esa luz por el rumbo de la colonia San Benito, la cual se ubica a la entrada de Ticul, a un costado de un cerro denominado “La Sierrita”.

En pocos días, decenas de personas ya se juntaban en esa zona para avistar el OVNI, el cual no fallaba en su cita diaria por esos rumbos, entre las 9 de la noche y las dos de la madrugada. 

Tuve oportunidad de viajar al lugar de los hechos a los pocos días, específicamente el día 17 de julio. En ese entonces, llegué acompañado por seis integrantes del CIFEP; llegamos a eso de las seis de la tarde, para entrevistar a una familia que vivía en las faldas del cerro y que afirmaba que todos los días veía el OVNI.

Falsa alarma de OVNI

Luego de las entrevistar al jefe de la familia, Fidel Chan Chuc, nos instalamos en la parte alta del cerro y un par de horas después, cuando ya había oscurecido, el señor y sus hijos gritaron: “Ahí está el OVNI”, pero al ver hacia el cielo descubrí que era simplemente un avión…

Cuando empezaba a creer que a lo mejor eso era lo que veían a diario y todo el caso se trataba de una falsa alarma, de pronto de nuevo gritaron: “Ahí está el OVNI” y en esta ocasión no se equivocaron:

Pude observar, junto con mis compañeros, un objeto volador un poco más grande que un avión, pero totalmente circular y una luz naranja que prendía y apagaba de forma irregular. Nos encontrábamos en lo alto del cerro y la panorámica era perfecta, el OVNI dibujó una especie de círculo en el cielo e instantes después dio vuelta en “u”.

De acuerdo con mis coordenadas, puedo afirmar que venía del municipio de Muna y su dirección era hacia Sacalum; posteriormente, se desvió y se perdió rumbo a Santa Elena; diez minutos después apareció de nuevo, dando vueltas en zigzag lentamente. Las luces continuaban prendiéndose y apagándose de forma irregular, pero no emitía ningún ruido.

Para ese entonces ya había más de 50 personas instaladas en las faldas del cerro, junto a un campo de béisbol; horas más tarde, era casi de 400 el número de curiosos, pero el OVNI ya no apareció de nuevo.

En total fueron 12 días consecutivos en que se vio el OVNI hasta que desapareció para siempre, y la descripción siempre fue la misma por parte de personas de Mérida, municipios cercanos e incluso de otros estados, así como periodistas nacionales e internacionales que también llegaron a cubrir este caso y pudieron verlo.

De hecho, la altura del cerro era idónea para poder ver y dominar varios kilómetros a la redonda y también ese fue el motivo por el cual la “Primera Alerta OVNI” y también la Segunda incluyeron a Ticul.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios