25 de Mayo de 2018

Yucatán

Hay 'adoradores' de Jesús Malverde en Yucatán y Q. Roo

Hasta donde se sabe, habría dos docenas de seguidores; en Cancún serían 100 y en Playa del Carmen 50.

Pocas personas en Yucatán veneran a Jesús Malverde, el llamado santo de los pobres y de los narcotraficantes. (Jorge Moreno/SIPSE)
Pocas personas en Yucatán veneran a Jesús Malverde, el llamado santo de los pobres y de los narcotraficantes. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Hay 'adoradores' de Jesús Malverde en Yucatán y Q. RooCompartir en Twiiter Hay 'adoradores' de Jesús Malverde en Yucatán y Q. Roo

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Basilio Chávez, lector de esta sección, nos sugirió que así como hemos hablado de la “Santa Muerte” también hablemos sobre un supuesto santo milagroso conocido como Jesús Malverde, quien a pesar de no ser reconocido por la Iglesia Católica, tiene muchos seguidores debido a los favores que ha cumplido desde el más allá.

Y aunque en Yucatán sólo se conoce a dos docenas de asiduos devotos a Malverde (en Cancún hay al parecer casi 100 seguidores y en Playa del Carmen unos 50), la historia de esta persona es interesante y vale la pena mencionarla:

La historia de Jesús Malverde comenzó en el estado de Sinaloa, y por eso el apodo de “El Rey de Sinaloa”. Su nombre real fue Jesús Juárez Mazo nacido en Sinaloa en un pueblito llamado Mocorito. Hay versiones que indican que era ferrocarrilero y otras que trabajaba como albañil, y que los magros salarios que recibía lo llevaron a volverse un bandido reconocido que robaba a los ricos para dárselo a los pobres, una especie de Robín Hood mexicano.

A pesar de que su historia es muy conocida a lo largo de la frontera norte, es una leyenda a voces que hasta hoy en día no ha podido ser constatada. Su admiración ha sido aclamada como un culto católico con rezos y oraciones que piden a este santo, no reconocido por la Iglesia Católica, protección contra los diferentes carteles y buena fortuna en negocios relacionados con la droga.

Su misticismo ha obtenido gran auge dentro del narcotráfico desde los años 70 cuando, de acuerdo con un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México, el capo Julio Escalante mandó matar a su hijo Raymundo por realizar negocios sin su consentimiento, fue ahí cuando Raymundo se encomendó a Malverde y se salvó.

Capillas desde Colombia hasta Los Ángeles

Desde ese entonces, importantes narcotraficantes como Rafael Caro Quintero o Amado Carrillo Fuentes comenzaron a seguir su culto y acudir a su capilla, localizada en Culiacán, Sinaloa, donde éste fue sepultado en 1909, después de haber sido colgado de un mezquite por el gobierno mexicano. A su vez, otras capillas han sido levantadas por medio del narcotráfico que van desde la ruta de Colombia y Sinaloa hasta Los Angeles, Estados Unidos, donde se encuentra la última de sus capillas principales.

Hoy en día existen leyendas, una obra de teatro, dos películas, canciones y corridos norteños que relatan su historia y su fama interpretados por varios grupos comerciales como Los Cadetes de Durango, La Banda Nueva de Culiacán, Los Jilgueros del Norte o Los Tigres del Norte, entre muchos otros.

Asimismo, personas que han sido beneficiadas por sus milagros mandan hacerle este tipo de canciones como acto de agradecimiento ante sus plegarias. Su culto ha logrado tanta popularidad que ha sido divulgado hasta el centro de México donde hasta en mercados se encuentran jabones, lociones, dijes, rosarios y veladoras especiales para honrar su culto y ser gratificado por este aclamado santo. 

Es posible que el “Patrono de los Narcos” tenga o no cierta divinidad, pero basta con rezarle una oración, expresar un pedido, rezar 3 Padres nuestros y 3 Aves marías, encender velas y colocar 3 piedras de un camino para así completar el rito.

Son muchos los mitos que se cuentan a lo largo de las fronteras de México, pero a ciencia cierta no se sabe si este místico personaje cumple o no con las plegarias de sus seguidores.

Lo que sí es un hecho es que sus capillas son ejemplo perfecto que ha habido respuestas a las súplicas, o por lo menos así lo creen los seguidores que han forrado las paredes con dólares y pesos en agradecimiento.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios