25 de Septiembre de 2018

Yucatán

Vudú 'a la yucateca' (video)

En fechas recientes han aparecido muñecos de magia negra en cementerios. ¿Cómo sabe si uno es real o es una broma?

El vudú es una magia negra que se originó en Haití. (Jorge Moreno/SIPSE)
El vudú es una magia negra que se originó en Haití. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Vudú 'a la yucateca' (video)Compartir en Twiiter Vudú 'a la yucateca' (video)

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Hace unos días me comentaron que una persona que vive en la colonia Xoclán Rejas (al poniente de la ciudad de Mérida) encontró unos muñecos de vudú y le recomendaron que los lleve al cementerio para “santiguar” y “eliminar” el hechizo.

Sin embargo, cuando me pidieron mi opinión les dije que un cementerio poco o nada tiene que ver con el vudú y los muñecos que se usan; lo que sí he visto en los últimos años es que de forma frecuente aparecen estos muñecos en cementerios de la Península de Yucatán. Apenas hace 15 días, en un viaje que hice a la isla de Cozumel, me platicaron que ahí aparecieron dos de estos muñecos, pero la persona que los encontró los tiró al monte.

Por lo que he podido averiguar, se trata de “vudú a la yucateca”, es decir, hechiceros locales han decidido que para que el ritual “amarre” más, lo hacen en los cementerios.

Por cierto, una pregunta muy recurrente que me han hecho sobre el vudú, sobre todo después de presentar en esta sección hace poco más de un año el caso del vudú que le hicieron al actual presidente municipal de Tixpéual, es sobre cómo podemos saber si se trata de un embrujo real o si es sólo una broma.

Antes de responder esto déjenme comentarles que la primera vez que escuché hablar sobre el vudú fue cuando yo estaba en la secundaria y pasaban en la televisión películas sobre este tema y los famosos zombies. Tiempo después, adquirí un libro que en uno de sus capítulos hablaba sobre esta magia proveniente de Haití, pero en realidad la información era la misma de la que actualmente puedes encontrar en Internet a través de cualquier buscador, es decir, sólo en términos generales.

Fue en el año 2000 cuando pude platicar con una persona que conoce a fondo la magia vudú; se trata de Genoveva, una bruja nahual a quien considero mi maestra en muchos de los temas paranormales que domino hoy en día (ver el capítulo “Les presento a mi maestra” del libro Más allá del Misterio, 2010).

Ella me enseñó en primer lugar que el vudú es una magia real, pero que ha sido muy distorsionada y desprestigiada por la televisión (el caso de los zombies) y por charlatanes esotéricos que cobran para hacer muñecos pero sin los “ingredientes” necesarios ni las invocaciones para que funcionen.

La primera pregunta que le hice fue quizás muy obvia: ¿se puede a través de alfileres clavados a un muñeco manipular la vida de una persona? Ella me contestó que sí, sin dudar, y me explicó que los alfileres son tan solo una parte secundaria del hechizo (lo más llamativo sin duda, pero no lo más importante), y me explicó que para que funcione lo principal, aparte del bautismo del muñeco, la foto de la persona o bien una prenda u objeto propio, es la tierra consagrada de cementerio: “Se necesita apenas una pizca de tierra de panteón, pero si es de varios, será más fuerte e infalible el hechizo”.

¿Cómo desactivar un muñeco de vudú?

Genoveva no sólo me enseñó a hacer muñecos de vudú, sino también a desactivarlos, es decir, me mostró la forma de nulificarle la magia para evitar o revertir el embrujo en caso de que una persona encuentre su muñeco.

Contra lo que muchos piensan no sólo es decir: “Ah, encontré un muñeco de vudú, lo tiro a la basura o lo quemo y listo, ya no funciona”; todo lo contrario, puede ser peor así, es como encontrar una bomba de tiempo en tu casa, no con tirarla al patio te salvas de que explote, la tiene que desactivar un especialista.

Gracias a ella, en los últimos 12 años he podido descubrir y desactivar exitosamente casi una decena de casos reales, y menciono reales porque en muchas ocasiones se trata de “falsas alarmas”, es decir, bromistas que agarran cualquier muñeco, ponen una foto de una persona, le clavan alfileres y lo tiran en la casa de la “víctima” con el fin de asustarlos más que de embrujarlos.

Si tú tienes duda sobre si te están haciendo vudú o no, te recomiendo dos cosas: en primer lugar, si encuentras un muñeco ¡no lo tires! Tómale una foto y mándamela a mi correo electrónico para saber en primera instancia si tiene indicios de ser real o una broma. 

No pienses que por no tener tu foto no es para ti (en algunos casos la foto va dentro del muñeco y no es visible, pero no se recomienda que la persona lo abra para checar, ya que si tiene su foto podría ocurrir una tragedia si la misma persona lo abre) y otra opción es tener tu “vudú cristal”, el cual es una especie de muñeco con un espejo que te hace inmune a casi cualquier brujería, pero éste ya es otro tema que más adelante les platicaré. Si tienes dudas me pueden mandar sus preguntas, con gusto les asesoraré. Recuerden que es sin costo.

Para finalizar, les recomiendo un video que subí recientemente a YouTube en mi canal “jorge moreno misterios”, se llama “clases de vudú”, donde podrán ver cómo son los tres tipos de embrujos de esta magia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios