20 de Septiembre de 2018

Yucatán

Muñecas de porcelana no la dejaban dormir

En el cuarto sucedían cosas extrañas: con la oscuridad los juguetes cobraban vida y se escuchaban risas.

Si visitas el Museo Paranormal podrás conocer a Caty, la muñeca de Dzitnup (foto), así como a la muñeca de Calotmul y otras famosas. (Jorge Moreno/SIPSE)
Si visitas el Museo Paranormal podrás conocer a Caty, la muñeca de Dzitnup (foto), así como a la muñeca de Calotmul y otras famosas. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Muñecas de porcelana no la dejaban dormirCompartir en Twiiter Muñecas de porcelana no la dejaban dormir

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Hoy les diré cómo podrán conocer a las muñecas más embrujadas de Yucatán y verlas en vivo, pero antes, como es viernes de “Historias para no dormir”, les presentaré un relato que nos envió una lectora para compartir en esta sección:

“Hola, les quiero platicar que hace unos años, para el cumpleaños de una amiga, decidimos juntarnos en su casa para organizarle una fiesta sorpresa con la ayuda de su mamá. El caso es que una vez arreglado todo subimos a su habitación, pues Montse (la del cumpleaños) estaba por llegar; su mamá desconectó la electricidad de la sala para que Montse no viera la decoración y subiera directo a su habitación (en donde la estábamos esperando nosotras).

“Estábamos hechas bola en un rincón del cuarto del lado del clóset y sentí que alguien me estaba jalando el cabello, yo creyendo que era Liliana (otra amiga) no le di importancia y pensé que después le reclamaría.

“Siguió haciéndolo y empecé a escuchar una risita, así que les dije que se callaran. Justo cuando las callé se escuchó el ruido de la puerta de la casa y la voz de mi amiga refunfuñando porque no había luz. Cuando estaba subiendo las escaleras uno de los muñecos de Montse empezó a reírse (es de esos que se le activa la voz al oprimirles la mano o el pie). Pensé que había sido alguna de mis amigas y nos preocupamos, pues creíamos que no nos iba a salir la sorpresa por el ruido del muñeco. Afortunadamente, no fue así. Cuando Montse entró la sorprendimos tanto que pegó un grito.

“Nos quedamos toda la noche viendo videos y platicando todas, pues por cuestiones de trabajo no nos podíamos ver muy frecuente, como a eso de la 1:30 de la madrugada un muñeco se activó y empezó a hablar. Acordándome yo de cuando Liliana me había jalado el cabello le reclamé y me dijo que ella no había sido, y también pregunté que quién había sido la que había activado el muñeco antes de que llegara Montse y todas empezaron a decir que creían que había sido la otra.

En el cuarto pasaban cosas raras

“Y así pasaron como 10 minutos hasta que Montse algo asustada, nos calló y nos empezó a decir que en su cuarto pasaban muchas cosas raras, como lo del muñeco, y que cuando estaba dormida sentía como que alguien le jalaba el cabello o las sábanas, y también escucha ruidos, sobre todo risas.

“Después de que nos contó eso nos quedamos completamente dormidas todas (ya habíamos decidido quedarnos ahí en su casa), y al rato escuché que se abría y se cerraba la puerta, y también que un muñeco de llavero que se activa al jalarlo empezó a funcionar solo. Eso me asustó y me tapé completamente de pies a cabeza porque realmente me asusté.

“Nos despertamos como a las 11 am, y en el desayuno les comenté lo que había sucedido en la noche, y Lucía nos dijo que ella había salido al baño, y que desde ahí fue que escuchó al muñeco, que creía que lo habíamos activado nosotras para asustarla.

“Desde ese entonces no hemos vuelto a la casa de Montse pasadas las nueve de la noche y cuando lo hacemos por lo general nos quedamos en la sala.

Muñecas de porcelana

“Hasta hacía un mes todavía sucedían cosas en el cuarto de mi amiga, y un día decidimos acompañarla a una iglesia que quedaba cerca de nuestra escuela, después de clases. Al llegar ahí el Padre nos recibió muy bien, y le comenzamos a comentar sobre el cuarto de Montse; ella le dijo que, según lo que había investigado, creía que eran duendes.

“El sacerdote le preguntó a Montse si en el cuarto había muñecas de porcelana y ella le dijo que sí (el cuarto de Montse está repleto de muñecos y tiene una colección enorme de muñecas de porcelana, pues le fascinan). El Padre empezó a hablarnos sobre un montón de cosas de las muñecas de porcelana, y terminó por decirle a Montse que se deshiciera de las muñecas porque esa era la causa de lo que pasaba en su cuarto.

“Se me hizo muy extraño que el Padre nos dijera eso, pues yo creía que por ser sacerdote nos diría que nos dejáramos de bromas o que eso no existía. Montse se deshizo de las muñecas y a partir de ese momento dejaron de pasar esas cosas, creo que fue la solución”, finalizó.

Al principio de esta nota les comenté que podrían conocer a las muñecas paranormales de Yucatán, y esto será si visitan el Museo Paranormal, el cual se reinaugura este lunes 2 de febrero, en horario de 9:30 horas a 18:00 horas y se ubica en calle 63-B número 230 entre 8 y 10 colonia Cortés Sarmiento. Puedes pedir informes al celular (9991) 85-17-03. Recuerden que lo puede visitar toda la familia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios