23 de Septiembre de 2018

Yucatán

Cumple una década el caso de la 'mujer loba'

En 2004 se desató el terror en Yucatán ante el constante ataque de una 'huay peek', que llamó la atención internacional; se llamaba Josefina Alcocer Mujica.

Uno de los retratos hablados que se hicieron para describir a la “mujer loba”. (Jorge Moreno/SIPSE)
Uno de los retratos hablados que se hicieron para describir a la “mujer loba”. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Cumple una década el caso de la 'mujer loba'Compartir en Twiiter Cumple una década el caso de la 'mujer loba'

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Hace unos días se cumplieron diez años de lo que ha sido considerado por los especialistas como el caso más sonado de un “huay peek” en Yucatán, nos referimos al caso de Josefina Alcocer Mujica, mejor conocida como “la mujer loba”.

Se trata del caso de una hechicera “huay” que se convertía en perro y que fue vista primeramente en Kopomá y después en Umán, Hunucmá y otras poblaciones, lo que desencadenó tal revuelo que a los pocos días ya tenía amplia cobertura en medios locales e incluso televisoras internacionales como Telemundo y revistas españolas como “Más Allá de la Ciencia” y “Año Cero” mandaron enviados especiales a Yucatán.

Por casi un mes diversos medios locales hablaron de las noticias que generaba esa “mujer loba”, y el caso era tema de conversación en mercados, escuelas, centros de trabajo y muchos sitios más. Lógicamente había quienes no lo creían, pero eran más los que se quedaban con el beneficio de la duda y daban pie a la posibilidad de que fuera real.

Y ni qué decir de los testigos que aseguraban haber visto a la “mujer loba”, así como las huellas que dejaba y los rastros de los animales que devoraba en diversos lugares.

Incluso algunas comandancias municipales (Hunucmá, por ejemplo) realizaron batidas para cazar a este ser debido a todo el revuelo que estaba causando y los daños que propiciaba (animales de patio muertos). Muchas familias se encerraban en sus casas desde temprano por temor a toparse con el huay peek y ser atacados.

Muchos dichos, pocas pruebas

Comunmente las autoridades policiacas no intervienen en este tipo de casos, pero fue tal el revuelo de “la mujer loba” que se giraron órdenes a todos los cuerpos policiacos de estar pendientes del “extraño ser” y no pocos policías aseguraron haberla visto. Uno de ellos incluso dijo haber visto cómo se transformaba pero no tenía pruebas y no le creyeron sus superiores.

Los lugares donde se le vio con mayor frecuencia fueron Texán Palomeque (Hunucmá), Umán, Kopomá, Chocholá, Komchén, Cosgaya, Chicxulub Puerto, Conkal y Maxcanú. También se afirmaba que en otros municipios del centro del estado la habían visto, pero en estos últimos casos, lo cierto es que no se trató de la mujer loba, sino de la psicosis causada por la misma gente, que al menor ruido aseguraba que la “loba” estaba en sus patios.

Todo esto inició en enero de 2004, para ese entonces yo llevaba seis meses publicando la revista Misterios y dedicado a la investigación paranormal, por lo que tuve la oportunidad de darle un seguimiento amplio y detallado a este caso, viajando a todos los sitios de donde llegaban los reportes y así corroborar que se trataban de casos reales y cuando eran inventos o chismes.

Un mes después (a principios de febrero) las apariciones cesaron por completo, pero esto tiene una explicación; de hecho, aclaré el misterio y descubrí la identidad de esta señora y sobre todo, los motivos por los cuales llegó a Yucatán; y más aún, tuve la increíble oportunidad (que se dio casi de manera casual) de entrevistarla de forma exclusiva y comprobar que todo lo que pasó fue real y que los huayes si existen.

Mañana, en “Expediente Paranormal” presentaré el encuentro que tuve con Josefina Alcocer Mujica, “la mujer loba” que atemorizó Yucatán.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios