18 de Diciembre de 2017

Yucatán

Sisal, entre fantasmas de piratas y tesoros malditos

Captan en una foto el espectro de un ánima en pena que estaría relacionada con el 'devorador de almas'.

Los sisaleños afirman que en el parque infantil ven el fantasma de una joven. (Jorge Moreno/SIPSE)
Los sisaleños afirman que en el parque infantil ven el fantasma de una joven. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Sisal, entre fantasmas de piratas y tesoros malditosCompartir en Twiiter Sisal, entre fantasmas de piratas y tesoros malditos

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Hace año y medio hablamos por primera vez sobre los fenómenos paranormales que ocurrían en el puerto de Sisal. Hoy les presentamos lo que podría ser la segunda parte de aquel reportaje, ya que en ese entonces por cuestiones de espacio no hablamos de otros casos que cuenta la gente de ese puerto.

El puerto de Sisal guarda entre sus playas y calles, rodeadas de arena, interesantes historias y leyendas sobre fantasmas, piratas y otros sucesos sobrenaturales.

Este puerto ubicado a 53 kilómetros al noroeste de Mérida pertenece al municipio de Hunucmá, y un caso reciente que se cuenta ahí es sobre la aparición de un fantasma en la carretera, justo a la entrada de la población:

Así lo explica Bernardo Oy: “Hace mucho tiempo murió un señor en la carretera, creo que estaba medio borracho y regresaba caminando de Hunucmá porque le habían robado la bicicleta, de pronto un coche que pasó muy pegado lo golpeó y lo mató, desde eso dicen que ven su alma en pena en ese mismo sitio como pidiendo aventón”.

En cuanto esto último, pude averiguar que incluso en una ocasión unos turistas vieron al señor mientras iban hacia Sisal, al llegar vieron a un policía en una patrulla y se lo dijeron; pero al pasar por ahí ya no vieron a nadie, pero les llamó la atención que la descripción física era la misma, pantalón color gris, guayabera blanca abierta y una gorra roja; por si fuera poco también caminaba en zigzag, como si estuviera borracho, lo vieron justo donde murió años atrás.

Otra historia de la que se habla ahí es la de un huaychivo que vivió en esa zona más o menos en el año de 1950, aunque no hay muchos datos al respecto.

El caso que sin duda ha llamado más la atención, incluso a nivel internacional, ha sido la foto del “devorador de almas” que fue tomada ni más ni menos que frente a la plaza principal (en el parque infantil), tema del cual les hablé anteriormente.

De hecho, durante esa investigación, pudimos obtener otra impactante evidencia paranormal de algo completamente inesperado.

El "devorador de almas"

Se trata de una foto que tomó Néstor Oxté Tamayo, integrante de mi equipo, en el interior del parque, donde se nota la silueta de una mujer que parece levitar a unos metros de la malla ciclónica. ¿Tendría alguna relación con el “devorador de almas”?

Algunas personas del puerto aseguran que es el alma en pena de una joven que murió hace varios años y que está deambulando en los alrededores.

Otros pobladores comentan que, aparte del fantasma de esa mujer, han visto en la entrada del pueblo otra ánima, que al parecer es de un borrachito que fue atropellado hace mucho y que dicen aún está penando.

Hay que destacar que en el año 1660 arribaron piratas franceses e ingleses a este puerto y sembraron el terror, no sólo a sus habitantes sino incluso a la capital del Estado, al grado de que el gobernador en ese entonces, Francisco Ordoñez, mantuvo a Mérida en estado de defensa permanente.

Piratas enterrados en Sisal

Se afirma que más de 30 piratas están enterrados en playas de Sisal, los cuales murieron en los combates contra las autoridades mexicanas, en pleitos entre ellos mismos o bien por accidentes; por las noches las almas en pena de esos corsarios recorren las calles y los montes en busca de venganza.

También se comenta que uno que otro tesoro aún se encuentra enterrado ahí, se trata de los botines que obtuvieron en sus asaltos a otros barcos, y que acostumbraban a enterrar en playas solitarias a lo largo de toda la costa, desde Celestún hasta Progreso, claro está pasando por Sisal.

El siglo antepasado un sisaleño logró encontrar parte de este tesoro, pero se asegura que una maldición pesaba sobre quien osara a descubrirlo. A los pocos días, el “nuevo rico” murió; hay quienes dicen que fue una casualidad, pero otros, que fue por el embrujo pirata…

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios