21 de Enero de 2018

Yucatán

'El Pecado de Yukie'... fue ir a trabajar

La joven fue asesinada en una agencia de cerveza de Ticul donde trabajaba; se dice que su fantasma pide venganza porque los homicidas fueron liberados.

En la entrada de Ticul, decenas de personas han visto el alma en pena de Yukie en los últimos nueve años. (Jorge Moreno/SIPSE)
En la entrada de Ticul, decenas de personas han visto el alma en pena de Yukie en los últimos nueve años. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook 'El Pecado de Yukie'... fue ir a trabajarCompartir en Twiiter 'El Pecado de Yukie'... fue ir a trabajar

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- El caso que presento hoy es especial, ya que son pocas las veces en las que tengo que hacer una investigación paranormal sobre una persona fallecida a la cual conocí poco antes de que muriera. Y es que cuando una persona se levanta en su casa piensa que a lo mejor va a ser un día rutinario, pero nunca sabes cuándo va a ser el último día de tu vida.

Yukie era una guapa y carismática joven que trabajaba en la agencia cervecera ubicada en la entrada a la ciudad de Ticul (sobre la carretera a Muna).

Tuve oportunidad de conocerla en noviembre del año 2004, debido a que yo estaba organizando una conferencia de la “Gira Paranormal Misterios” en esa ciudad y fui a solicitar un patrocinio de sillas. Le di los datos que me solicitó y me comentó que, aunque ese trámite se debía de hacer en la matriz de la cervecería en Tekax (a 40 kilómetros de ahí), ella podía verlo directamente para que yo no hiciera el viaje. Me dijo que le dejara mi solicitud y me comunicara con ella en dos días; en una tarjeta me puso su nombre y su teléfono.

Se llamaba Yukie, por lo que enseguida me vino en mente aquella telenovela llamada “El pecado de Oyuki” (de los años ochenta), ya que ambos nombres eran muy parecidos. A ella le llamaban la atención los fenómenos paranormales y platicamos brevemente sobre lo que presentaría en la conferencia. 

Asesinada en la agencia

Meses después me entero de un suceso que salió publicado en todos los periódicos y que sin duda conmocionó a toda la sociedad ticuleña y de Yucatán. A plena luz del día, un par de asaltantes (luego se supo que uno de ellos estaba drogado) entraron a robar a la agencia, y no sólo se llevaron el dinero sino que intentaron violar a esa joven, quien en el forcejeo fue herida de muerte con un cuchillo.

Los ladrones –casi adolescentes- huyeron (tiempo después los atraparon, eran oriundos de Oxkutzcab), pero el daño ya estaba hecho… Una familia quedó destrozada al morir la hija menor, la cual era muy querida y apreciada por sus vecinos, amigos, familiares, etc.

El suceso dio aún más de qué hablar toda vez que los asesinos salieron libres (al parecer, el papá de uno de ellos tenía mucho dinero e influencias).

Un año después de aquella primera conferencia que impartí en Ticul, el ayuntamiento me contrató para un nuevo evento, el cual le dediqué a Yukie… Para ese entonces ya se rumoraba que justo en el lugar en donde falleció se escuchaban gritos, lamentos, así como también fuertes golpes a las cortinas metálicas que tenía el lugar, e incluso policías municipales y estatales que resguardaban ese sector (por más de un año quedó asegurado con cintas que prohibían la entrada a la gente) afirmabaron ver a una joven deambular por ahí y que de pronto desaparecía.

Con el paso de los meses incluso amigos cercanos de la occisa ya habían visto o sentido alguna manifestación y aseguraban que se trataba de Yukie, y lo atribuían a la forma en que murió…

Exige venganza

Un santero cubano fue contratado por alguien desconocido y éste aseguró haber platicado con la joven, que le decía que buscaba venganza, pues ya se había enterado de que sus asesinos y violadores habían quedado libres.

Automovilistas que circulaban en esa parte de la carretera y que no estaban enterados del trágico suceso también habían visto a esta joven, y la describían incluso con la misma ropa que tenía el día de su muerte ¿Cómo podrían saberlo?

En al menos tres ocasiones visité la ciudad de Ticul para entrevistar a los policías y a los testigos de las apariciones; los familiares no querían hablar al respecto, situación que respeté y, por tal motivo, ya no pude avanzar mucho en esta investigación.

Con el paso del tiempo se abrió de nuevo la agencia, pero hasta hace un par de años los empleados aseguraban que continuaban viendo el fantasma de esa infortunada mujer.

Las ocasiones en que estuve en el lugar de los hechos pude comprobar que se siente una vibra diferente y que en efecto todos los reportes de personas que la han visto son reales. Entrevisté a una de las vecinas de Yukie y me comentó que días después de la tragedia se enteró que ese día ella no iba a ir a trabajar porque se sentía mal, incluso se lo había dicho a su mamá quien le aconsejó que se quedara, pero por desgracia no hizo caso y fue a buscar su suerte.

“Ese fue el único pecado de Yukie: haber ido a trabajar ese día”, finalizó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios