20 de Septiembre de 2018

Yucatán

Antes de partir al más allá, corrió en el parque por última vez

Mientras velaban en el centro de Mérida a un hombre que murió de un infarto, uno de sus amigos lo vio ejercitarse en la colonia Alemán.

En esta parte del parque fue vista una persona horas después de que muriera. (Jorge Moreno/SIPSE)
En esta parte del parque fue vista una persona horas después de que muriera. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Antes de partir al más allá, corrió en el parque por última vezCompartir en Twiiter Antes de partir al más allá, corrió en el parque por última vez

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Hace varios meses hablamos en esta sección, “Cementerios de Terror”, sobre un par de anécdotas paranormales ocurridas en una funeraria, lo que de cierta forma esta relacionado con los panteones. Hoy, nuevamente presentamos un caso relacionado con los “velatorios”, del cual me enteré recientemente.

Ocurrió en Mérida y me lo contaron personas que fueron testigos directos del mismo; fue hace tres años en una conocida funeraria que se ubica en el Centro de la ciudad. A petición de los entrevistados omitimos su identidad, así como el nombre del difunto por respeto a los familiares.

He aquí la historia:

“Resulta que falleció un amigo cercano de la familia. Su muerte fue inesperada, ya que, si bien, no era tan joven (58 años), siempre tuvo una vida saludable y casi nunca se enfermó. Un infarto fulminante acabó con su vida una tarde mientras se preparaba para salir a caminar y ejercitarse, tal y como hacía todos los días ahí por el rumbo de la colonia Alemán”.

Y agrega nuestra fuente: “El velorio fue en una funeraria que se ubica en el Centro de la ciudad. Llegué junto con mi familia y dimos el pésame a las personas que estaban ahí presentes. Había mucha gente, pues era una persona muy apreciada y querida, y su familia de era extensa.

“Mi hermano y un servidor salimos un momento para comprar un refresco, pero caminamos más de dos cuadras. De pronto, vimos a otro amigo de la familia de quien pensamos estaba yendo al velorio.

Sin embargo, tras saludarlo y comentarle casi queda en shock, pues no sabía que esa persona había fallecido. Nos pidió que por favor no bromeáramos con eso a lo que le dijimos que jamás haríamos una broma de ese tipo.

Impactado por la noticia

“A mí me sorprendió el impacto que tuvo en esta persona la muerte de nuestro amigo, pero pronto supe el motivo.

“No puede haber muerto, lo vi hace media hora en el parque de la colonia Alemán, estaba trotando como siempre”, dijo.

“Le comentamos que eso era imposible, pues llevaba al menos seis horas muerto y ni siquiera había ido a correr ese día.

“Sólo nos creyó cuando fue con nosotros al velorio y vaya que le afectó y causó impacto el comprobar que no mentíamos, ahí estaba el cuerpo inerte en el ataúd, a pesar de que el lo había visto un rato antes.

“De hecho nos juró que era verdad y nos repitió que no tenía muchos minutos de haberlo visto, pues pasó con su vehículo en el parque de la Alemán y lo vio trotando; de ahí fue directo al centro, se estacionó y habrán pasado si acaso 30 minutos entre el trayecto de ese parque hasta ahí”; dijo.

“Por respeto y por prudencia no dijo nada durante el velorio ni en el entierro, pero un par de semanas después lo comentó a sus familiares y éstos lo creyeron, ya que también en los primeros días tras su muerte ocurrieron cosas raras en lo que fue su casa y estaban seguros de que se trataba de él.

“La conclusión de nosotros ante la visión que tuvo su amigo en el parque es que debido a que falleció mientras se preparaba para ir a correr ahí, su alma no se dio cuenta del colapso fatal y su esencia fue realmente ahí para hacer ejercicio por última vez. Suena medio loco esto, pero qué más podemos decir, creo que la vida después de la muerte es real, lo comprobamos con lo que pasó”, finalizó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios