16 de Diciembre de 2017

Yucatán

Hechos inexplicables, en la 'Casona' del Cementerio General

Durante una plática acerca de leyendas mayas, los equipos de cómputo y otros aparatos electrónicos comenzaron a fallar, pero esto no fue algo aislado.

Han venido programas de televisión y de pronto cuando están aquí sus equipos fallan, ya cuando se alejan funcionan con normalidad, dijo un empleado del Cementerio General de Mérida.
Han venido programas de televisión y de pronto cuando están aquí sus equipos fallan, ya cuando se alejan funcionan con normalidad, dijo un empleado del Cementerio General de Mérida.
Compartir en Facebook Hechos inexplicables, en la 'Casona' del Cementerio GeneralCompartir en Twiiter Hechos inexplicables, en la 'Casona' del Cementerio General

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- El viernes 31 de octubre pasado impartí una plática acerca de leyendas mayas y de algunos videos de mis investigaciones frente a la Casona que se ubica en el interior del Cementerio General de Mérida, como parte del “Paseo de las Animas” que se realizó desde San Juan hasta el Panteón Florido y pude enterarme de interesantes cosas que ocurren en este sitio.

Y al principio me enteré de forma casual, ya que momentos antes de que yo iniciara mi participación, la computadora desde donde íbamos a proyectar los videos comenzó a fallar de forma inexplicable (nunca había ocurrido antes); y digo inexplicable porque no se trababa de un error común o previsible de los equipos de cómputo.

Al cabo de 20 minutos, por fortuna el equipo respondió y uno de los empleados del lugar, al ver el nerviosismo de uno de mis asistentes (ya que en ese momento habían casi mil personas impacientes de que el evento iniciara) le dijo que no se preocupara ya que lo que ocurrió era “normal”.

Y explicó que en varias ocasiones anteriores, cada vez que alguna cámara de video, audio o computadoras se prenden cerca de la casona, estas empiezan a fallar de forma inexplicable:

“Han venido programas de televisión y de pronto cuando están aquí sus equipos fallan, ya cuando se alejan funcionan con normalidad”.

Esto me lo corroboró poco después del evento un ex empleado del cementerio que estaba entre el público y que se dio cuenta que no iniciábamos por el desperfecto:

“¿Falló la computadora verdad?”, me dijo y agregó:

“Hace unos seis años trabajé aquí y me consta que todo falla, no se si sea algo con explicación científica o cosa de las almas en pena, pero cada vez que yo me acercaba a la casona no sólo fallaba mi celular, sino que a veces mi radio de pilas se descargaba, y yo pensando que era la batería baja pero me alejaba y funcionaba normalmente”.

“Lo del celular no me pasaba porque no hubiera señal, lo que es común en otros sitios, sino que de pronto la pantalla se ponía en blanco, como si el teléfono estuviera apagado o como si no tuviera pila”, explicó.

Acumulación de energía

Otra persona que escuchaba la plática se acercó y me dijo que antiguamente se decía que la casona era resguardo  de todas las ánimas que no tenían familia, que no les rezaban o que se sentían solas y que por eso se acumulaba mucha energía en ese sitio, lo que propiciaba que los equipos electrónicos fallen.

Esto pudiera ser real y es un fenómeno inexplicable que entra dentro de los fenómenos paranormales, por ejemplo hace un par de años, cuando acudí a hacer una investigación en los nichos que se ubican en la entrada del municipio de Tixpeual, nos acercamos con lámparas en mano y una de ellas se apagó de forma inexplicable como si no tuviera carga, siendo que estaba recién recargada ese mismo día.

Lo sorprendente es que unos minutos después, cuando nos quitamos de ese sitio esta prendió normalmente y ya no volvió a fallar como hasta la fecha.

En el panteón de Yaxcabá me ocurrió algo similar a lo que dijo nuestro entrevistado con el celular, ya que en determinada parte del mismo, el teléfono se apagó por completo a pesar de que tenía batería a un 90 por ciento, de hecho ya no prendía; pero media hora después, cuando salí del cementerio, mi celular prendió como si nada y aun marcaba que tenía la carga casi llena.

En cuanto al evento de la Casona del cementerio general, una hora después me trasladé a la Ermita de San Sebastian a dar otra plática y ahí no falló para nada la computadora… La próxima semana estaré de nuevo en ese camposanto para hacer una investigación a fondo y tratar de descubrir el misterio que lo rodea.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios