19 de Agosto de 2018

Yucatán

Intentó hacer su 'velorio en vida' y lo 'aquietó' su mamá

Don Mateo Ferráez cuenta que, hace 54 años, uno de sus cuñados tuvo la idea de ser velado en vida, pero sus parientes no lo dejaron.

La nota que salió sobre el velorio en vida que se prepara, motivó a que uno de nuestros lectores recordara un caso similar ocurrido hace más de medio siglo. (Jorge Moreno/SIPSE)
La nota que salió sobre el velorio en vida que se prepara, motivó a que uno de nuestros lectores recordara un caso similar ocurrido hace más de medio siglo. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Intentó hacer su 'velorio en vida' y lo 'aquietó' su mamáCompartir en Twiiter Intentó hacer su 'velorio en vida' y lo 'aquietó' su mamá

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- La semana pasada, en esta sección “Cementerios de Terror”, publicamos el caso de una persona de Mérida que en los próximos días realizará su propio “velorio en vida”, y aunque de entrada podría sonar a disparate, afirma que lo hace para saber quiénes asistirán a su velorio y además, el día que en verdad fallezca no se hará ninguna ceremonia ni se le avisará a nadie.

Pues bien, a raíz de esta publicación del domingo pasado recibí una interesante carta de don Mateo Ferráez, oriundo de la ciudad de Mérida y quien tiene 79 años de edad y dice cosas en verdad interesantes:

“Muy buenas tardes a quienes hacen esta sección de Enigmas, el motivo de la presente es con respecto a la nota que publicaron el domingo 31 de agosto pasado titulada “Te invito a mi velorio”, ya que tengo datos que podrían enriquecer este reportaje”, dice en su misiva, escrita a mano y enviada en un sobre postal, como casi ya no se ve en la actualidad.

“Yo tengo actualmente 79 años de edad recién cumplidos y déjenme decirles que recuerdo como si fuera ayer un suceso ocurrido hace 54 años aquí en mi natal Mérida, se trata de mi cuñado, quien era piloto aviador y un día llegó con una loca idea que a continuación relataré”.

“Mi cuñado siempre hacía disparates y decía cosas no propias de una persona de 35 años, la edad que tenía en ese entonces, se comportaba a veces de forma inmadura pero bien que mal cumplía con la labor de ser un buen padre y esposo; estaba casado con mi hermana Filomena”.

“Un día retornó de un viaje a la ciudad de México, nos sentó a todos en la sala de la casa (vivíamos 16 personas ahí, a la antigua usanza de matriarcado, los papás de mi esposa, sus hijos e hijas con sus respectivos maridos y esposas y los nietos) y nos dijo de forma seria que quería realizar su propio velorio”.

Escandalo familiar

“Mi suegro de inmediato le preguntó si tenía alguna enfermedad terminal o qué estaba pasando, pero éste sólo explicó que no tenía nada y que lo quería hacer igual que lo hacen algunas tribus africanas e incluso algunas familias nobles europeas, y dio los mismos motivos que ustedes pusieron en su reportaje”.

“Se armó todo un pleito familiar y ya no se le permitió que se hiciera eso, recordemos que en ese entonces la influencia del matriarcado era mucha y pues casi casi fue amenazado hasta que después de una semanas se le quitó esa idea”.

“Yo en lo personal nunca lo haría, pero respeto a las personas que si lo quieran hacer y creo que el día de mañana eso será muy común, velorios en vida, ya que los argumentos que dan los que lo hacen de cierta forma son buenos”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios