23 de Septiembre de 2018

Yucatán

Usó un disfraz de demonio para Día de muertos... casi fue poseído

Un joven vivió una terrorífica experiencia cuando decidió vestirse del demonio.

Esta máscara es procedentes de la Ciudad de México, y tiene un terrorífico historial  con sus anteriores dueños. (Jorge Moreno/ SIPSE)
Esta máscara es procedentes de la Ciudad de México, y tiene un terrorífico historial con sus anteriores dueños. (Jorge Moreno/ SIPSE)
Compartir en Facebook Usó un disfraz de demonio para Día de muertos... casi fue poseído Compartir en Twiiter Usó un disfraz de demonio para Día de muertos... casi fue poseído

Jorge Moreno/ SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- En días pasados se publicó la imagen del “Primer Festival del Terror Mérida 2016” que se celebrará en el Museo Paranormal,  en la cual aparece una máscara de “diablo”, la cual llamó la atención de muchas personas.

Este objeto (como todos los que se encuentran en el museo) es original, es decir, fue protagonista de un suceso paranormal. A continuación les relato la historia de esta máscara, que me llegó apenas hace una semana de la Ciudad de México.

El uno de noviembre de 2014 se realizó una fiesta de Halloween en una casa particular ubicada en la colonia Condesa de la Ciudad de México. Era una reunión entre jóvenes de entre 25 y 30 años, que habían estudiado juntos la preparatoria, y las celebraciones de los Fieles Difuntos eran el pretexto perfecto para reunirse de nuevo, aunque a decir verdad casi no se habían separado, ya que con el paso de los años la mayoría de ellos aún se frecuentaban.

El requisito de la fiesta era ir disfrazados, por lo que un joven llamado Luis decidió vestirse de diablo aprovechando que tenía ropa roja y una capa del mismo color; unos días antes, compró en un mercado la máscara y así completar su disfraz.

Durante la fiesta todo transcurrió con normalidad hasta que de pronto, Luis empezó a llorar gritando con desesperación que la máscara le estaba quemando y tras unos minutos lograron quitársela entre varios compañeros.

Al principio pensaron que se había intoxicado o que algún elemento químico de la máscara combinado con el sudor había hecho que tuviera esa sensación; sin embargo, esto no fue así ya que la máscara era de látex y uno de los presentes, quien era químico fármacobiologo tras observarla detenidamente y olerla dijo que esto no era posible.

Tal vez te interese: Payasos 'espantan' en Yucatán

Luis también señaló que antes de sentir cómo le quemaba la máscara empezó a ver por un momento todo oscuro y cuando regresó la luz, observó a varias personas peleando con espadas en una especie de monte abierto, pero con fuego en el piso.

¿Se sugestionó?, ¿fue el exceso de alcohol?, ¿se trató de una broma? Este suceso quedó allí y afirman que fue tal el miedo que tuvieron los presentes que nadie comentó nada; al año siguiente, el hermanito de Luis tuvo una fiesta también para estas fechas y le prestó su máscara, ya que llevaría el mismo disfraz.

Por increíble que parezca le ocurrió exactamente lo mismo: el joven de 17 años empezó a gritar y decir que la máscara le quemaba y que veía a personas peleando con espadas, pero a diferencia de su hermano, no lo veía en un monte abierto con fuego, sino en el interior de una especie de fábrica o bodega.

Este joven no tomaba alcohol, por lo que podríamos decir que estaba consiente cuando le ocurrió este extraño fenómeno. Cuando se lo platicó a su hermano, éste no lo podía creer, fue cuando le comentó que un año antes le ocurrió lo mismo, pues el menor no estaba enterado.

¿Posesión?

Un sacerdote les comentó a los pocos días que no se debe uno de disfrazar de nada que tenga que ver con el demonio, ya que esto podría propiciar una especie de posesión o tener visiones terroríficas, tal y como les pasó a ambos. 

Unos meses después de esta segunda experiencia, el dueño de la máscara se la mostró a un familiar, quien por curiosidad se la puso y en menos de cinco minutos se la quitó de inmediato; no quiso decir nada, pero su cara de espanto era más que suficiente para suponer que algo vio o algo sintió.

En los siguientes meses, Luis empezó a escuchar ruidos extraños en el interior del cajón en donde había guardado la máscara, esto fue más que suficiente para que ya no quisiera saber nada y decidiera deshacerse de ella.

La metió al bote de la basura y la sacó a la puerta de su casa, pero como si fuera una broma macabra, en la tarde, cuando llegó a su domicilio, la máscara estaba colgada junto a su reja; ¿acaso los del servicio recolector de basura abrieron la bolsa la sacaron y la dejaron allí?

Luis no quiso averiguarlo y de inmediato le dio la máscara a uno de sus amigos, quien era fanático del tema paranormal, este notó que algo raro tenía ese objeto y de lo único que estaba seguro era de que ya no la quería tener con él, por ese motivo me contactó en septiembre de 2016 (ya que es asiduo lector de esta sección en SIPSE.com) y tras explicarme todo, decidió donarme la máscara para su análisis.

Son varias las preguntas con relación a este objeto: ¿está endemoniada la máscara? ¿Por qué las personas que se la ponen tienen visiones extrañas y apocalípticas?, ¿es peligrosa?, ¿de dónde proviene?, ¿alguna secta satánica le habrá hecho algún trabajo de magia negra?, ¿ocurre algo si te la pones ahora?

Ya hemos encontrado varias respuestas a estas interrogantes, y la estaremos exhibiendo durante el “Primer Festival de Terror Mérida 2016”. ¿Te atreverías a ponerte la máscara? Te esperamos del viernes 28 de octubre al miércoles dos de noviembre.

Tal vez te interese: Realizarán en Mérida el primer 'Festival de Terror'

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios