23 de Mayo de 2018

Yucatán

Va a Disneylandia a cumplir el sueño de su hija muerta

Una yucateca fue al parque de California a esparcir las cenizas de su hija que en vida pedía ir 'al lugar más feliz de la Tierra'.

La Casa Embrujada de Disneylandia es el lugar donde más cenizas de cadáveres se depositan sin permiso de las autoridades del parque. (Jorge Moreno/SIPSE)
La Casa Embrujada de Disneylandia es el lugar donde más cenizas de cadáveres se depositan sin permiso de las autoridades del parque. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Va a Disneylandia a cumplir el sueño de su hija muertaCompartir en Twiiter Va a Disneylandia a cumplir el sueño de su hija muerta

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Durante la sección paranormal que tengo en el programa de radio “La Frutería" (La Comadre 98.5 FM, de Grupo SIPSE) hablé de situaciones paranormales que ocurren en el mundialmente conocido parque de diversiones de Disney en EU y al finalizar, un radioescucha de Mérida me contactó para contarme un impactante y a la vez triste caso de un niño de esta ciudad, que falleció hace algún tiempo sin poder conocerlo, como deseaba en vida.

Por ese motivo hoy, en “Historias para no dormir”, presentamos su relato:

Pero vayamos por partes, Disneylandia se encuentra en Anaheim, California, y es conocido como el mayor parque temático de todo Estados Unidos. Es propiedad de “The Walt Disney Company” y abrió sus puertas el 18 de julio de 1955. El parque ha recibido a más de 515 millones de personas y es conocido como “El lugar más feliz de la Tierra”.

¿Pero realmente es así?

Según numerosos informes, huéspedes y trabajadores aseguran haber atestiguado hechos sobrenaturales en el interior de los muros de Disneylandia. De avistamientos de fantasmas y de la gran actividad paranormal. Se dice que Disney es una de las zonas más embrujadas de todo el mundo.

Se han reportado más de 10 muertes en Disneylandia: un ahogamiento, un empalamiento, y muchos otros accidentes. Lo que mucha gente no sabe es que hay restos de cadáveres esparcidos por todo el parque. En los últimos años muchas familias deciden esparcir las cenizas de sus seres queridos ahí, más concretamente en las atracciones de los Piratas del Caribe y La Mansión Embrujada. 

Según informaron varios medios de comunicación locales, incluso los guardias de seguridad tienen un procedimiento específico para este tipo de situaciones, pues vigilan el paseo por la noche a través de las cámaras de vigilancia e incluso presencialmente en busca de sospechosos que pretendan esparcir las cenizas de sus seres queridos.

El exempleado de Disneylandia David Koenig contó la historia de un grupo de turistas que solicitó permiso a la dirección del parque para celebrar un funeral rápido para su hijo fallecido. Los vigilantes de seguridad detuvieron a los presentes cuando se les vio vertiendo sus cenizas en el recinto.

¿Es posible que todas estas muertes y recuerdos hayan dejado una energía paranormal? Hay cientos de avistamientos fantasmales cada año en Disneylandia. Sobre todo, los empleados que trabajan en las atracciones reportan sucesos extraños, tales como luces que se encienden y se apagan solas, o la animatrónica se pone en funcionamiento cuando el fluido electrico está suspendido.

Apariciones frecuentes

Por su parte, varios guardias afirman que por la noche, en la atracción de Los Piratas del Caribe, a veces se puede ver una aparición fantasmal en los monitores de video montando en uno de los barcos, pero cuando se presentan en la zona no hay nadie allí.

Un niño que llora es la aparición fantasmal que se observa con mayor frecuencia en la Mansión Embrujada. Su fantasma ha sido visto sentado junto a la salida, mientras llora. Nadie sabe quién es el niño o por qué está molesto. Cuentan que la madre del niño fallecido pidió autorización para esparcir las cenizas de su hijo cerca de la atracción, porque había disfrutado mucho cuando estaba vivo. Los trabajadores de Disneyland dijeron que eso estaba prohibido, pero por la noche ella lo hizo sin permiso.

Una historia muy similar

Lo anterior fue parte de lo que dije en la radio. Pues bien, minutos después de terminar la sección paranormal, me llamó la señora Josefina Galaz para platicarme una triste historia muy parecida a la del niño que llora: 

“A mediados de la década de los ochenta tuve la fortuna de viajar a Disney y llevar a mi hija y a mis sobrinas, pero una vecinita que tenían mis sobrinas y que vivía en frente de la casa se quedó con las ganas de ir, ya que su familia era de escasos recursos.

“Les trajimos unos recuerdos, pero mis sobrinas, siendo niñas y sin el afán de herirla, sólo le hablaban de Disney y la pequeña se quedaba seria y siempre le pedía a su mamá que la llevara, pero nomás no se podía.

“Un par de años después, la niña murió de cáncer, fue muy rápido, pero en sus últimos días ella aún pedía ir a Disney. Su mamá se lo prometió pero no se pudo.

“La pequeña fue cremada y la mamá, muy triste por no haberle podido cumplir su sueño en vida decidió juntar dinero y viajar a Disney con parte de las cenizas de su hija para regarlas ahí”, explicó.

Y para finalizar dijo: “Nunca supe realmente si cumplió su propósito porque poco después de la muerte se cambió de casa, pero fue una historia muy triste. Me llevé bien con ella, por respeto no digo su nombre pero les juro que es un caso real”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios