20 de Septiembre de 2018

Yucatán

La trágica historia de Martín y Ana, los enamorados de Umán

Al no sentirse capaz de superar la muerte de su novio, la joven se suicida y condena a su alma a penar en el panteón donde su amado fue enterrado.

En el panteón de Umán se realizó un ritual especial por el eterno descanso de Ana. (Jorge Moreno/SIPSE)
En el panteón de Umán se realizó un ritual especial por el eterno descanso de Ana. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook La trágica historia de Martín y Ana, los enamorados de UmánCompartir en Twiiter La trágica historia de Martín y Ana, los enamorados de Umán

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Hace unos días entrevisté a un policía que vivió en Umán en los años ochentas y fue
testigo directo del caso de los novios Martín Pech y Ana Medina, quienes fallecieron trágicamente; y años después, esta última se manifestaba como alma en pena en el sitio en donde estaba enterrado su enamorado.

Don Bernabé, policía jubilado, recuerda: “En ese entonces yo era un jovencito, como de 16 o 17 años, vivía en Umán y supe del accidente de Martín, quien murió dos días antes de su boda con Ana, y después del suicidio de ésta a los pocos días”, recordó.

“Años después me fui a vivir a Mérida, empecé a trabajar de policía en el entonces Departamento de Protección y Vialidad de Yucatán y como tenía parientes en Umán, estos me dijeron varias veces que los vecinos comentaban que habían visto el alma en pena de Ana en el sitio donde murió su novio y también a las puertas del panteón”, finalizó.

Cabe recordar que el drama de esta triste historia inicia en septiembre de 1982, Martín y Ana se iban a casar en su natal Umán, pero dos días antes el novio sufrió un accidente carretero mientras circulaba en su moto; la familia se enteró del deceso el sábado, tres horas antes de la boda; la novia entró en crisis e incluso se desmayó durante el entierro.

Durante los siguientes 15 días Ana no se movió del cementerio, incluso, cuando lo cerraban se quedaba en la puerta, junto a un árbol, para llorar amargamente, hasta que tomó la fatal decisión y se suicidó en su casa, cortándose las venas.

Iniciaron las apariciones

Transcurrieron semanas, meses y los años, cuando de pronto se corrió el rumor, cada vez más fuerte, sobre las apariciones fantasmales de una joven a las puertas del panteón de Umán, testigos
aseguraron escuchar llantos, e incluso, que llegaron a ver una silueta junto al árbol donde acostumbraba sentarse Ana.

Parecería fácil suponer que era el alma en pena de la joven llorando por su amado Martín, sin embargo, cuando me dijeron en 2004 que se escuchaba “el llanto de una mujer” en ese lugar, muy pocos sabían la historia de Ana, tardé seis años en enterarme de todos los detalles ya expuestos.

De hecho, a mediados de 2010 conocí a un familiar de Ana, quien me platicó la historia completa, me presentó con familiares de Martín y fue así como descubrí los motivos de las manifestaciones de la joven enamorada, las cuales se intensificaban en el mes de septiembre de cada año y también los 14 de febrero, día en que se hicieron novios.

Don Bernabé comentó que apenas en septiembre del año pasado, sus tíos, quienes viven cerca del panteón, le dijeron que desde hacía un par de años ya no habían vuelto a ver o escuchar alguna manifestación paranormal de Ana.

Por cierto, el caso completo de “Martín y Ana” lo presenté en mis conferencias del año 2010, incluyendo el ritual de despedida que se hizo ante más de 300 personas; actualmente lo tengo en
internet, si quieres verlo ubícalo en el canal de Youtube “Jorge Moreno”.

Por otra parte, informo que como cada año en estas fechas, ya estamos dando conferencias de la “Gira paranormal” a beneficio de las fiestas de graduación de escuelas primarias, secundarias, preparatorias y de licenciatura de Yucatán. Si quieres reunir fondos para tu salón pide informes al 9991851703.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios