20 de Agosto de 2018

Yucatán

Yucatán vivirá falso equinoccio de otoño

Del 20 al 24 de septiembre el fenómeno arqueoastronómico se apreciará en varias ciudades yucatecas, como Chichén Itzá, Dzibilchaltún y Oxkintok.

Kukulcán descenderá a la tierra el 22 de septiembre, en el equinoccio de otoño. (Notimex)
Kukulcán descenderá a la tierra el 22 de septiembre, en el equinoccio de otoño. (Notimex)
Compartir en Facebook Yucatán vivirá falso equinoccio de otoñoCompartir en Twiiter Yucatán vivirá falso equinoccio de otoño

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- Como un posible marcador del tiempo propicio para finalizar la cosecha, el 22 de septiembre los edificios emblemáticos de las zonas arqueológicas de Yucatán serán motivo de diversos fenómenos arqueoastronómicos, como el descenso de Kukulcán.

Eddie Ariel Salazar Gamboa, astrónomo yucateco, destacó que del 20 al 24 del mes en curso, los fenómenos arqueoastronómicos, correspondientes al equinoccio de otoño, se apreciarán en edificaciones de diversas ciudades mayas, como Chichén Itzá, Dzibilchaltún y Oxkintok, publica Notimex.

Precisó que será el día 22 cuando se presente el cambio de estación, de verano a otoño, lo cual acontecerá a las 21:48 horas, aunque en esta ocasión no existirá igualdad entre el día y la noche (definición de equinoccio) para Yucatán por estar fuera del Ecuador.

“Para nosotros no ocurre la igualdad del día con la noche, tal como se observará en las naciones que están en el Ecuador. El sol, entonces, el lunes 22 saldrá por el horizonte a las 6:47 horas y se ocultará a las 18:55; es decir, el día tendrá una duración de 12 horas con ocho minutos”, dijo.

En Yucatán, explicó, la igualdad del día y la noche será el domingo 28, cuando tendrá una duración de 12 horas, por la ubicación geográfica de esta región del país con respecto al Ecuador. Ése día, el Sol aparecerá a las 6:49 horas y se ocultará a las 18:49 horas.

Es muy probable, detalló el especialista, que el equinoccio de otoño marcara para los mayas el fin del periodo de cosecha. Esto se concluye con base en la interpretación, que en el caso del equinoccio de otoño representa el fin del periodo de recolecta de frutos y “dejar descansar a la tierra”.

“Durante los equinoccios, Kukulcán viene a la Tierra y al plasmar su cuerpo serpentino en El Castillo efectúa un viaje hacia el inframundo, luego de recorrer los nueve niveles regresa con nosotros para dar a los hombres los beneficios que ofrece la naturaleza”, argumentó.

Reiteró que los edificios prehispánicos fueron construidos alineados a los principales astros de la bóveda celeste, como es el Sol, la Luna y Venus, ya sea en su fase de “lucero del amanecer” o “lucero del atardecer”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios