15 de Agosto de 2018

Yucatán

Equinoterapia, una carrera hacia la rehabilitación

El caballo es un “terapeuta amigable”, ayuda al fortalecimiento del sistema músculo-esquelético de personas con alguna discapacidad física.

Cada vez se utiliza más la equinoterapia en Yucatán. (Milenio Novedades)
Cada vez se utiliza más la equinoterapia en Yucatán. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Equinoterapia, una carrera hacia la rehabilitaciónCompartir en Twiiter Equinoterapia, una carrera hacia la rehabilitación

Alicia Carrasco/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- El uso de la equinoterapia como método de rehabilitación va en aumento en Yucatán, al grado de colocarse como una de las primeras opciones ante casos de discapacidad, señalaron especialistas.

“Afortunadamente, la equinoterapia cada vez es más conocida, ya que los médicos nos envían a los pacientes para que reciban terapia; a veces los niños que vienen es el único tratamiento que toman, pero en otros casos la complementan con atención que les brindan en otros centros”, comentó Eugenia Barrios Ojeda de Bolio, administradora de la Asociación para la Equinoterapia (Aple).

En la actualidad, este centro atiende a cerca de 70 personas, la mayoría, unas 55, son menores de edad que están en su etapa de desarrollo, por lo que se debe hacer un acompañamiento puntual para que tengan óptimas sus capacidades.

"La ventaja de esta terapia es que estimula todos los sentidos, pues el entorno es agradable”, Eugenia Barrios Ojeda de Bolio

“La equinoterapia tiene múltiples beneficios. El caballo ha resultado ser un terapeuta sumamente amigable, pero el principal beneficio es el fortalecimiento del sistema músculo-esquelético de las personas con alguna discapacidad física, que tienen dificultades para moverse, esto se mejora mucho a través del tiempo y la constancia”, detalló Eugenia Barrios.

En este sentido, destacó que en lo referente a la espalda, músculos del cuello, movimiento de la marcha y de los brazos, todo se fortalece, “y si el niño tiene capacidad de caminar, lo va a lograr”.

Agregó que con este tipo de terapia casi todas las discapacidades se pueden atender, desde niños con parálisis cerebral y autismo hasta con problemas auditivos y de habla, entre otras, menos las que involucran problemas de columna y de cuello en los que no se puedan efectuar ciertos movimientos rotatorios.

“Cuando no se trata de una discapacidad física, sino de otro tipo de problema, como el trastorno de déficit de atención, se realiza con el caballo un tipo especial de ejercicios… se busca que el cerebro se vaya enfocando en algo por periodos más largos, y eso se lleva luego a su vida cotidiana, así el niño podrá sentarse en un salón de clases y atender las instrucciones del maestro”, apuntó.

Comentó que los resultados se observan luego de dos meses, con dos sesiones a la semana, cada una de media hora, para evitar sobreestimular al paciente. 

Sesiones recomendables
  • Los especialistas sugieren una terapia de dos sesiones a la semana, de 30 minutos cada una, ya que de otra forma se sobreestimula al paciente.
  • Se recibe a pacientes de tres meses en adelante, pues los estímulos en personas con alguna discapacidad, entre más pronto se den, mejor desarrollo se alcanzará.

Discapacidad, enraizada en la población local

Por otro lado, estadísticas del Inegi indican que Yucatán se encuentra entre los tres estados del país con mayor número de habitantes que padecen algún tipo de discapacidad.

De una población de un millón 955 mil 577 habitantes, de acuerdo con el último censo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) realizado en 2010, se detectó que al menos 127 mil personas padecen algún tipo de discapacidad.

Entre las limitaciones más comunes que aquejan a la población se encuentran las de movimiento para caminar, así como para hablar, ver y escuchar, y algunos padecimientos mentales que impiden que la persona pueda valerse por sí misma.

En los últimos siete años, los centros de equinoterapia han incrementado su atención en 40%, debido a los beneficios que brindan

Hay discapacidades que si se detectan a tiempo puede iniciarse una terapia que facilitará el desarrollo de la persona, si bien Yucatán cuenta con una gran variedad de centros de rehabilitación, la equinoterapia se ha convertido en una alternativa más.

“La equinoterapia no es reciente, en esta terapia se utiliza como recurso terapéutico al equino; lo que se trata de mejorar es el equilibrio, el control del tronco, por las características propias de montar un caballo”, indicó Jesús Héctor Adame Treviño, jefe del Servicio de Medicina de Rehabilitación de la T-1.

Destacó que se emplea este tipo de terapia para niños con algún problema neuromotor, como parálisis cerebral, con retraso en el desarrollo psicomotor o con síndrome de Down. Además, tiene un aspecto recreativo dentro del objetivo terapéutico que se persigue.

“En Yucatán hay algunas asociaciones civiles que cuentan con ese tipo de terapia, pero en forma institucional no es un recurso terapéutico con el que cuente el Sector Salud”, explicó.

“La equinoterapia es un complemento, está orientada a una terapia más recreativa con algunos fines terapéuticos, pero no son el todo para atender el problema”, señaló.

Crece el número de practicantes

Mientras tanto, en la última década ha incrementado de manera considerable la popularidad de los centros de equitación, debido, entre otros factores, a los beneficios físicos y terapéuticos que representa para las personas practicar este deporte, señaló Genny Pasos Alayola de Canto, juez de campo de la Federación Ecuestre Mexicana.

“El caballo es un gran canalizador de energía, cuando la persona lo monta, todo su estrés desaparece”

Mencionó que la ventaja es que este tipo de centros brindan el equipo para entrenar, el cual consta del caballo, casco e instructores, todo por una cuota equivalente a clases de tenis o de futbol.

“El caballo es un animal sumamente inteligente, su temperatura es agradable, sus demostraciones de estado de ánimo son claras, lo que trasmite mucha paz y regocijo para trabajar con él”, señaló.

Agregó que el practicar equitación es una forma de terapia, por lo que “muchas personas inmersas en este deporte obtienen más ventajas que en cualquier otra disciplina, ya que en este caso se tiene la interacción con otro ser vivo”.

Por ello, dijo, emocionalmente el practicar este deporte relaja y desestresa a la persona de forma inmediata, “por lo que lo recomiendo ampliamente”.

Cabe señalar que la equitación es una actividad en la cual se trabajan casi todos los músculos, el sistema locomotor, piernas, brazos, hombros, abdominales, además tiene momentos aeróbicos y anaeróbicos.

“Si bien en los últimos siete años no ha aumentado el número de  centros de equitación, sí ha incrementado el de los practicantes, lo cual demuestra la gran aceptación de este deporte”, expresó. 

La cuota
  • En los últimos siete años, el número de practicantes en los centros de equitación ha incrementado en un 40 por ciento.
  • La cuota que, en promedio, cobran este tipo de centros en Yucatán es de mil a mil 200 pesos mensuales.

¿En qué consiste la equinoterapia?

La equinoterapia consiste en proporcionar estímulos fisiológicos para regularizar el tono muscular y desarrollar el movimiento coordinado; los impulsos rítmicos del lomo del caballo se transmiten al cinturón pélvico, a la columna vertebral y a los miembros inferiores del jinete.

Al caminar a paso se transmiten 90 a 110 impulsos por minuto a la pelvis del jinete, éstos a su vez aumentan si el caballo camina en trote, de 180 a 200.

Los tres principios terapéuticos de la equinoterapia son:

La transmisión del calor corporal del caballo, el cual permite al paciente relajar sus músculos produciendo a la vez estímulos sensoriales que ayudan a regularizar el sistema circulatorio.

Transmisión de impulsos rítmicos del lomo del caballo al cuerpo del jinete, partiendo de la columna hacia el cerebro.

Con esta terapia, la recuperación muscular, la mejora del equilibrio y la coordinación del jinete ocurren paralelamente al desarrollo de la autoestima en las personas.

A qué tipo discapacidades ayuda  

La equinoterapia es una terapia complementaria para personas con discapacidades físicas, neurológicas, conductuales y funcionales, como son:

  • Síndrome de Down
  • Síndrome de West
  • Síndrome de Rett
  • Autismo
  • Cuadriplejia
  • Poliomielitis
  • Parálisis Cerebral Infantil (PCI)
  • Derrame cerebral
  • Bulimia
  • Anorexia
  • Problemas de conducta
  • Autismo
  • Trastorno de Déficit de Atención
  • Hiperactividad
  • Ataxias
  • Parkinson
  • Distrofia muscular
  • Fibrosis quística
  • Esclerosis múltiple

Beneficios

Físicos

El jinete mejora su equilibrio vertical y horizontal, regula el tono muscular y adquiere mejor coordinación motriz fina y gruesa, experimenta la disociación de la cintura pélvica.

Psicológicos

Mejora de autoestima y autoconfianza. Desarrolla la constancia y el hecho de montar le transmite mayor seguridad alejando los temores.

Sociales

La actitud positiva que el alumno/a ha adquirido de sí mismo/a facilita una mayor integración familiar y social.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios