25 de Septiembre de 2018

Yucatán

Es difícil ser joven: Cristo de Pacabtún

Jorge Enrique Padilla Pech representará al Hijo de Dios esta Semana Santa.

Durante el ensayo, Jorge Padilla dijo que estar cerca de Dios lo aleja de hábitos autodestructivos. (Juan Albornoz/SIPSE)
Durante el ensayo, Jorge Padilla dijo que estar cerca de Dios lo aleja de hábitos autodestructivos. (Juan Albornoz/SIPSE)
Compartir en Facebook Es difícil ser joven: Cristo de PacabtúnCompartir en Twiiter Es difícil ser joven: Cristo de Pacabtún

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- “Jesucristo significa todo para mí”, expresó Jorge Enrique Padilla Pech, un joven de 22 años que tendrá la responsabilidad de representar al Hijo de Dios en el Vía Crucis viviente de la Parroquia Cristo Rey, en Pacabtún.

El recién egresado de la Licenciatura en Computación y Sistemas asegura que Cristo es parte importante en su vida porque desde niño su madre lo puso en manos de Dios, cuando sufrió un periodo crítico de asma.

Tras su recuperación, desde los siete años ha servido a la Iglesia y está convencido que la mejor forma de dar testimonio de su amor por Jesús, es con el ejemplo.

Durante el ensayo en el atrio de la parroquia, Jorge destacó que estar cerca de Dios lo mantiene lejos de hábitos autodestructivos, por lo que cada día su reto es ser congruente con sus actos, palabras y pensamientos, “pues considero que representar este papel es una gran responsabilidad ante la comunidad”.

Jorge representará por primera vez a Cristo, este viernes a partir del mediodía

“Actualmente, es difícil ser joven porque si saben que vienes a la iglesia, participas, eres acólito, eres objeto de burlas, piensan que eres un santo o algo así, por eso es una responsabilidad que tienes como joven hacer que Cristo sea parte de tu vida.

"Invito a los muchachos a que se acerquen a Jesús, a los grupos apostólicos para convivir, pues no es aburrido; al contrario te aporta otra perspectiva de la vida, en especial, en la Semana Santa”, manifestó.

Agregó que cada católico debe llevar amor y sonrisas a donde vaya, “si no se comparten los dones es un desperdicio”, abundó.

Recordó que su espiritualidad es un proceso que ha reforzado con los años; primero porque su madre lo acercó a la Iglesia y lo encomendó al Divino Niño Jesús, cuando tuvo problemas de asma; al curarse decidió servir a Dios, por lo que actualmente es integrante del grupo de acólitos, monaguillos y el movimiento parroquial juvenil.

Jorge representará por primera vez a Cristo, este viernes a partir del mediodía;  caminará más de kilómetro y medio con una cruz de 90 kilos.

Este acto de fe es una acción de gracias por la carrera que recién terminó y por la salud de su familia.

“Representar a Jesús ha requerido una extenuante preparación, tanto espiritual como física, ensayando, conviviendo con los muchachos, por lo que significa una gran oportunidad en mi vida.

En lo físico, me preparo, corriendo todas las mañanas, cuidando mi alimentación y  haciendo ejercicios específicos en el  gimnasio”, señaló.

Finalmente, invitó a todos los católicos a vivir con fe los misterios de la Pasión.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios