20 de Enero de 2018

Yucatán

El alcohol rompe corazones mayas en Yucatán

La escritora Sol Ceh Moo desnuda el alcoholismo y los problemas de la zona rural maya en su libro 'El alcohol también rompe otros corazones'.

El noveno libro de Sol Ceh Moo se publica bajo el auspicio del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y la Secretaría de la Cultura y las Artes. (@SolCehMoo)
El noveno libro de Sol Ceh Moo se publica bajo el auspicio del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y la Secretaría de la Cultura y las Artes. (@SolCehMoo)
Compartir en Facebook El alcohol rompe corazones mayas en YucatánCompartir en Twiiter El alcohol rompe corazones mayas en Yucatán

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- Historias en las que el alcoholismo y diversos problemas sociales en el campo se combinan para guiar el destino fatal de sus protagonistas, son eje del libro “El alcohol también rompe otros corazones”, compendio de cuentos en español y maya, que integran la nueva obra de la escritora Sol Ceh Moo.

Bajo el auspicio del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta), el texto contiene siete cuentos, cinco de ellos ganadores de bienales literarias, en los que la autora maya narra los sufrimientos de diversos personajes que forman parte de la vida de las localidades rurales.

El libro, noveno en el haber de la creadora yucateca, inicia con el cuento largo (que da nombre al texto) “El alcohol también rompe otros corazones”, la historia de un taxista, quien en estado de ebriedad pierde el control de su unidad, atropella y mata a varios niños, lo que genera un profundo pesar en la comunidad.

Ganadora de la Bienal de Cuento de Yucatán, 2010-2011, esta historia explora los problemas sociales que orillaron al conductor a beber: las presiones de la esposa cansada de la pobreza, de las deudas que no pueden ser pagadas, de la exigencia de una vida mejor.

Un elemento mítico en el cuento es la narración del taxista quien sale libre luego de que la aseguradora pagara millón y medio de pesos, como indemnización a los deudos.

El protagonista narra que previo al accidente, pudo haber sido advertido de lo que acontecería, por una mujer de “un blanco celestial” que levitaba, llevaba un ramo de flores y derramaba muchas lágrimas”, figura que a la postre mucha personas también verían.

Basado en hecho real

Con numerosos elementos ficticios, la escritora recordó que este cuento se basa precisamente en un percance suscitado en un municipio maya, donde convalecía y sólo podía escuchar el llanto de otros niños, quienes gritaban “los mató, los mató”.

Otros cuentos son “Torero”, ganador en 2007 del certamen “Alfredo Barrera Vázquez”, auspiciado por la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), que relata la vida de un matador, quien no obstante tener éxito y lograr llenos en sus presentaciones, nunca recibía el pago completo por su trabajo.

Un día, molesto por esta situación, arremete contra el público y los organizadores del festejo: el alcalde y el cura del pueblo, pero en su segundo toro, pese a hacerle las mejores faenas de su vida, sufre una cornada, mandándolo al hospital y de nueva cuenta, el pago es parcial.

También están “La muerte del adivino”, ganador del mismo certamen universitario en 2010; “El chaperón de alcurnia” 2009, tercer lugar en el citado certamen y, “Se lo comió el monte”, ganador de un certamen convocado por el gobierno de Campeche y el gobierno español en 2009.

En este último caso, destacó que se trata del más tradicional de sus cuentos, pues narra la historia de Ángel, un niño problema que es llevado por el padre al monte, a petición de sus hermanos, pero estando ahí se pierde.

La esperanza de la familia y el pueblo es que cuando regrese se haya convertido en un curandero.

Los últimos son, “Maripositas blancas”, un texto escrito para sensibilizar a las personas sobre la conservación de su patrimonio cultural, como lo es el Hanal Pixán, en vez de convertirlo en un acto netamente folclórico.

Obra inédita

Don Maxito es la única obra inédita de dicho compendio. Es la historia de un hombre sabio, pero un día, cansado del rechazo de la comunidad a su sabiduría y su predicar –el hombre, el venado y el maíz, en una sola alma-, recurre al alcohol para apagar el dolor de su alma, que lo lleva a matar incluso a un venado.

El venado asesinado, abundó, tiene un amuleto que le ayudará a don Maxito a reconocer cuando hay algún otro cerca y poder cazarlo, lo que engendrará la envida del propio pueblo.

En el caso de “Se lo comió el monte”, recordó que también forma parte de un grupo de textos mayas y traducido al inglés, editado bajo el título “Los nuevos cantos de la Ceiba”, editado por el Fondo Literario de la Universidad de Texas, Estados Unidos.

En un principio, explicó, dado que la mayor parte de los textos son cuentos premiados, la obra se llamaría “Los convitados de Sol”, empero se cambió por el nombre del primer cuento.

En esta primera edición, apuntó, se editaron mil ejemplares; cada libro consta de casi 200 páginas y se espera que pueda hacerse su presentación comercial e iniciar su distribución, la cual pudiera iniciar en Playa del Carmen, Quintana Roo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios