20 de Septiembre de 2018

Yucatán

Adoradores nocturnos asumen con humildad su compromiso

Aseguran que hacer guardias en la capilla no es un apostolado, ya que cualquier persona puede acudir.

Los adoradores comprometidos apoyan de forma voluntaria. Imagen de una  Capilla de Adoración Perpetua en el norte de Mérida. (Milenio Novedades)
Los adoradores comprometidos apoyan de forma voluntaria. Imagen de una Capilla de Adoración Perpetua en el norte de Mérida. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Adoradores nocturnos asumen con humildad su compromisoCompartir en Twiiter Adoradores nocturnos asumen con humildad su compromiso

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Los coordinadores de la Capilla de Adoración Perpetua de la parroquia María Inmaculada, Ana Teresa Ongay Lara de Espinosa y Patricio Espinosa Ávila, tienen cerca de 11 años siendo adoradores comprometidos, como son llamadas las personas que acompañan al Santísimo.

Dueño de una academia de tenis, Patricio Espinosa recalcó que realizar guardias en la capilla no es un apostolado, ya que cualquier persona ante cualquier situación de su vida puede acudir, pues es  un lugar de reencuentro consigo mismo, y sobre todo, de estar muy cerca de Dios.

Recordó que el Santísimo Sacramento se encuentra expuesto las 24 horas, todos los días del año, excepto Jueves Santo y Viernes Santo. Sin embargo, eso no es impedimento para quien quiera entrar a la capilla.

Los coordinadores señalan que al estar cerca de Dios se descubren muchas cosas, pues permite reflexionar y pensar situaciones que abruman o simplemente se puede pedir por el prójimo, ya que esos minutos en los que se encuentra uno solo con el Santísimo es una bendición.

“El estar solo con el Santísimo es como un preámbulo del cielo; estar cerca de Dios, alabándolo y adorándolo en silencio ayuda a entender cuál es nuestra misión en la vida, pues muchas personas no han entendido cuál es nuestra finalidad aquí en la tierra”, indicó Ana Teresa Ongay.

En la parroquia María Inmaculada se cuenta con uno o dos adoradores comprometidos cada hora, pues el Santísimo Sacramento no puede quedarse solo, incluso cuando una persona no llegó a tiempo, el guardia entra para hacerle compañía.

Los turnos que manejan los coordinadores son dos: Ongay Lara se encuentra en la mañana y su esposo comienza el turno de las 12 de la noche, todos los días sin importarle el cansancio de la jornada laboral, “ya que es un compromiso que tienes con Dios y contigo mismo”.

“Cuando descubres que todo cansancio, todo problema, toda preocupación por muy grande que sea, no eres nadie para resolverlo y reconoces con humildad que hay un Dios todo poderoso en el cual puedes apoyarte, no hay cansancio que valga”, señaló el coordinador de la Capilla de Adoración Perpetua.

En la Capilla de Adoración Perpetua de la iglesia María Inmaculada asisten al mes un promedio de mil visitantes, además de contar con 500 adoradores comprometidos, incluso hay personas que heredan su lugar, ya que al fallecer alguno de sus parientes toman el turno y asisten a las guardias.

Las guardias
  • Los adoradores comprometidos son las personas encargadas de realizar las guardias en el día o la noche, con el fin de no dejar solo al Santísimo Sacramento, mismo que se encuentra expuesto las 24 horas.
  • En la Capilla de Adoración Perpetua acuden alrededor de 500 adoradores comprometidos y poco más de mil visitantes al mes.

Espacios de paz, armonía y de comunicación con Dios

Por otro lado, el sacerdote José Ernesto Gamboa Madera, párroco, rector y coordinador de la Pastoral Familiar en la Provincia de Yucatán, explicó que las Capillas de Adoración son espacios de paz y armonía en los que se encuentra expuesto el Santísimo Sacramento y en los que feligreses encuentran las condiciones propicias para una profunda oración.

“La oración es la comunicación con Dios, así como el encuentro que se tiene con uno mismo. Durante las peticiones se puede agradecer, orar e interceder sobre alguien en especial. Asimismo, en estos espacios de tranquilidad y serenidad las personas pueden tener un acercamiento con Jesucristo para expresar los sentimientos más profundos del corazón, así como reflexionar acerca de las acciones que uno mismo hace”, explicó.

Las Capillas de Adoración Perpetua son una puerta abierta, en el que Jesús te recibe mediante la presencia del Santísimo Sacramento, siempre invitando y dando la bienvenida a cada uno de los que se acercan a Él.

De acuerdo con el entrevistado, mediante una iniciativa de San Juan Pablo II los grupos apostólicos, así como congregaciones, promovieron en las comunidades, ciudades y países acercarse a Dios, tener un contacto más íntimo con Él, logrando que los feligreses sientan su presencia dejando en exposición el Santísimo Sacramento.

Los feligreses lograron adoptar y acudir a estos lugares, que en su gran mayoría se encuentran abiertos las 24 horas todo el año.

De acuerdo con el padre Marcin Pawel Czyz, ex párroco del templo expiatorio de Nuestra Señora de la Consolación (Monjas), los padres Misioneros del Espíritu Santo fueron quienes, al reconstruir el ex convento, abrieron la Capilla de Adoración Perpetua, pues ese espacio era la entrada directa al público, cuyo objetivo es que las personas pudieran ver al Santísimo Sacramento.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios