20 de Agosto de 2018

Yucatán

Jóvenes reinventan la idea de la industria

Alumnos de mecatrónica de la Uady crean máquinas para automatizar la producción; 'Somey' es el nombre de su empresa.

La compañía de los alumnos de la Uady aplicó a fondos como “Incubatics”, del Consejo de Ciencia y Tecnología de Yucatán, para crear su nueva empresa. (Milenio Novedades)
La compañía de los alumnos de la Uady aplicó a fondos como “Incubatics”, del Consejo de Ciencia y Tecnología de Yucatán, para crear su nueva empresa. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Jóvenes reinventan la idea de la industriaCompartir en Twiiter Jóvenes reinventan la idea de la industria

Cecilia Ricárdez/Milenio
MÉRIDA, Yucatán.- Ante la falta de una empresa desarrolladora de soluciones tecnológicas y servicios de ingeniería para la automatización de procesos de manufactura de la industria en general, estudiantes de mecatrónica de la UADY decidieron fundar “Somey”, que pronto convirtió en oportunidad de negocio la carencia que detectaron hace más de un año.

Actualmente, los egresados se dedican a crecer su compañía, la cual aplicó a fondos como “Incubatics”, del Consejo de Ciencia y Tecnología de Yucatán (Conciytey); “Emprender”, de la Secretaría de Juventud de Yucatán (Sejuve) y son ganadores del mejor proyecto de la Expo Feria del Emprendedor, organizada por el Instituto Yucateco del Emprendedor (IYEM).

El trabajo de “Somey” está enfocado a lograr que sus clientes incrementen sus utilidades, expandan su participación en el mercado y mejoren su productividad y competitividad, aportando así al desarrollo tecnológico y económico de la entidad.

¿Qué los motivó a fundar “Somey”?

En el último año de la carrera nos dimos cuenta que teníamos una necesidad vital: utilizar la maquinaria para continuar con nuestra preparación mecatrónica.

El único problema es que estaba descompuesta, lo que frenaba el proceso, ya que teníamos que esperar que mantenimiento la reparara. Fue así como nos hicimos la pregunta clave: ¿por qué no arreglamos los instrumentos por nosotros mismos?

A principios de año comenzamos a trabajar en el proyecto y metimos la propuesta a la convocatoria de Incubatics y salimos beneficiados con 210 mil pesos, asesorías y el convenio con una compañía, que nos apoya con espacio para trabajar.

¿Con qué capital iniciaron?

Arrancamos con recursos propios. Primero una máquina pequeña. Luego inyectamos más capital para desarrollar tecnología con el recurso de Incubatics, además tuvimos asesorías y contacto con gente que conoce la materia y tiene más experiencia que nosotros.

¿Qué retos enfrenta su negocio?

Nuestro más grande reto es el temor que sienten algunos empresarios, pues piensan que la automatización es cara y están arraigados a la idea de tener mucha gente en la línea de producción y no se atreven a cambiar.

Nuestra idea no elimina la mano de obra, sino que cuida a los empleados a través de máquinas seguras y les evita cansancio producido por el exceso de esfuerzo físico constante, que nace de la supervisión del proceso.

¿Quiénes son sus clientes?

Todas las pequeñas y medianas empresas que quieran modernizar sus procesos y servicios, con el fin de mejorar su calidad, seguridad o tiempos.

¿Cuál consideran que es el valor agregado de su empresa?

Fabricamos nueva maquinaria que se adapta a las necesidades de las empresas. Sabemos que en Yucatán hay capacidad de producción, maquinaria, automatización, robótica y queremos impulsar el desarrollo tecnológico. ¿Cómo?, apoyando a las microempresas, que están empezando, a producir en serie y en masa.

En este sentido, damos la oportunidad de fabricarles lo que necesitan a costos accesibles. Entre todos vamos creciendo y generando vínculos con las empresas. También abonamos al desarrollo económico del Estado.

Asimismo, fabricamos máquinas para la industria alimenticia. Actualmente estamos en pláticas para desarrollar una línea de producción de embotellado, etiquetado y taponado de botellas para cerveza y licores.

¿El factor joven cómo influyó en su trabajo?

Al principio la gente nos veía muy jóvenes y tenían dudas, pero cuando vieron los resultados se convencieron de que somos una buena opción, porque en todo lo que hemos construido la edad no importa, sino el trabajo bien hecho y las ganas que tenemos para salir adelante.

¿Qué pueden destacar de su equipo de trabajo?

Todos tenemos conocimiento básico en mecatrónica, pero cada uno se desarrolla en su área de interés, para estar a gusto.

En programación, Ángel Rosado Dzib; robótica, Carlos del Castillo Ayora; diseño mecánico, Isaías Pérez Carrillo; energías renovables, Óscar Dorantes Lara y relaciones públicas Mariana Nadal González.

¿Qué lecciones aprendieron hasta el momento en su proceso de desarrollo empresarial?

Aprendimos a crear vínculos con los clientes es de suma importancia. Nos dimos cuenta que un buen trato a futuro deja buenos resultados, porque muchos de los trabajos que tenemos surgen a través de la recomendación.

Hay que dar servicios de calidad, porque a la larga eso te dará reconocimiento y más clientes. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios