16 de Diciembre de 2017

Yucatán

El ex Alcalde que perdió sus piernas

Perdió ambas piernas en diferentes circunstancias; sin embargo, está dispuesto a andar de nuevo para atender su milpa y realizar sus labores cotidianas.

Julián Pacheco Salas realiza ejercicios para comenzar a manejar sus nuevas piernas. (Milenio Novedades)
Julián Pacheco Salas realiza ejercicios para comenzar a manejar sus nuevas piernas. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook El ex Alcalde que perdió sus piernasCompartir en Twiiter El ex Alcalde que perdió sus piernas

Ana Hernández/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Tiene 70 años de edad. Por diversas circunstancias de la vida ha perdido las dos piernas, pero Julián Pacheco Salas no tiene la menor intención de quedarse en una sillas de ruedas: poco a poco aprende de nuevo a caminar, y lo hará con prótesis en ambas piernas.

Este exalcalde de Samahil en dos ocasiones -primero en 1963 cuando era gobernador Carlos Loret de Mola- está en el proceso de aprender a caminar con una de sus nuevas piernas y el apoyo de unas muletas o un burrito, le urge  volver a lo suyo, andar, atender su milpa y seguir con su vida normal.

Entrevistado mientras realizaba unos ejercicios para comenzar a manejar sus nuevas piernas, porque está en proceso de rehabilitación, comentó que por ahora se traslada en silla de ruedas, pero es muy incómoda para realizar acciones como salir e incluso ir al baño.

Comentó que hace unos seis años perdió su pierna izquierda en un accidente en moto, lo chocaron, “entró sangre al tuétano me dijeron, así que me la quitaron”, explicó este inquieto anciano, que en enero pasado cumplió 70 años.

“Soy diabético, pero estoy controlado desde hace años”, comentó al tiempo de extender sus manos y mostrar en la palma de una de ellas una ampolla que está sanando sin problemas a la vista. “Me puse a cortar leña, pero como hace tiempo que no lo hago me salió una ampolla”, expresó.

Explicó que su pierna derecha la perdió debido a una accidente que tuvo en su parcela donde siembra pepino, calabaza y sandía; un día mientras limpiaba tropezó y se fracturó el segundo dedo del pie, lo llevaron al hospital, pero según dijo lo operó un practicante y no retiró todas las astillas del hueso, lo que le causó una infección mayor.

“Cuando el médico me revisó, dijo que por la herida y mi condición de diabético me iba a cortar la pierna hasta la cadera, como pude me escapé y con la ayuda de mis hijos que tenían un poco de dinero me llevaron al CMA, donde el doctor que me revisó, dijo que su colega estaba mal, y que sí me iban a cortar pero no hasta ese extremo, que yo podía usar una prótesis, yo lo que quiero es volver a caminar; cuando me revisó después de la operación ni sangre había, me puso una crema y salí. Creo que cobró unos 22 mil pesos”, comentó.

Este anciano, quien está pensionado, comentó que luego de sus dos gestiones en su pueblo, donde logró introducir la luz eléctrica, construir escuelas primarias y secundarias e incluso el parque principal, aún tiene mucho trabajo, forma parte de la planilla de su partido que ahora contiende, porque considera que en el municipio han pasado muchos que no han hecho nada y se requiere gente que quiera trabajar, no aprovecharse del cargo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios