20 de Septiembre de 2018

Yucatán

Involucrados en escándalo sexual buscan 'limpiar' su nombre

Médicos y enfermeras, que fueron acusados de protagonizar el video de una supuesta orgia, ganaron un juicio laboral y piden su restitución.

Médicos y enfermeros con sus respectivas familias acudieron al Centro de Salud de Progreso para manifestarse y exigir pronta reinstalación. Estuvieron acusados de protagonizar un escándalo sexual. (Gerardo Keb/Milenio Novedades)
Médicos y enfermeros con sus respectivas familias acudieron al Centro de Salud de Progreso para manifestarse y exigir pronta reinstalación. Estuvieron acusados de protagonizar un escándalo sexual. (Gerardo Keb/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Involucrados en escándalo sexual buscan 'limpiar' su nombreCompartir en Twiiter Involucrados en escándalo sexual buscan 'limpiar' su nombre

Gerardo Keb/Milenio Novedades
PROGRESO, Yucatán.-  Seis doctores y enfermeros con sus respectivas familias se manifestaron la mañana de este miércoles en las puertas del Centro de Salud de Progreso, para exigir su restitución laboral después de ganar un juicio laboral por estar inmiscuidos en un escándalo sexual.

Los extrabajadores de la salud Édgar Rigoberto Estrella Esquivel, Deyberth Geovanni Bojórquez Arango, Julia Geovana López Ventura, Rosa Saldivar, Ángel Pérez y José Osorio aseguraron que buscan limpiar sus nombres legalmente ya que ganaron un juicio laboral al Gobierno del Estado.

Los profesionistas señalaron que la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del Estado dictó sentencia y ordenó a la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) reinstalarlos en sus empleos y el pago de los salarios caídos desde el día que fueron destituídos en 2013.

El caso 

En noviembre del 2012 seis trabajadores del Centro de Salud de progreso fueron involucrados en una supuesta orgia que les costo su puesto como trabajadores.

Los involucrados aseguraron que se comprobó que el despido fue injustificado, ya que -según ellos-, no existe el vídeo en el que presuntamente consumían alcohol y realizaban actos reñidos con la moral en el consultorio número cinco del Centro de Salud.

Por su parte, fuentes de la misma Secretaría afirmaron que el vídeo sí existe y aunque al parecer nunca lo presentaron como prueba del despido de los involucrados.

La única prueba que presentaron fue una grabación en donde se les ve a los extrabajadores ingiriendo bebidas embriagantes, intercambio de palabras y señas reñidos con la moral, en lo que se supone era un consultorio de dicho Centro de Salud, que al final no se comprobó.

El 8 de mayo de 2013, seis meses después, los trabajadores fueron citados y llevados a las oficinas de la SSY, donde, afirman, en el área jurídica les hablaron de un vídeo y las fotos. 

Ahí les pidieron que firmen su renuncia, a pesar de que no les enseñaron las supuestas fotos y el vídeo, de modo que no aceptaron el trato, pero les quitaron los gafetes de identificación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios