11 de Diciembre de 2017

Yucatán

Fantasmas de artistas rondan Tixpéual

Un guitarrista virtuoso y una familia de cirqueros son dos casos enigmáticos del poblado yucateco.

En Tixpéual, justo a la entrada de un rancho pusieron cuatro cruces y nichos en recuerdo de la tragedia en la que fallecieron cuatro integrantes de una familia de cirqueros. (Jorge Moreno/SIPSE)
En Tixpéual, justo a la entrada de un rancho pusieron cuatro cruces y nichos en recuerdo de la tragedia en la que fallecieron cuatro integrantes de una familia de cirqueros. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Fantasmas de artistas rondan TixpéualCompartir en Twiiter Fantasmas de artistas rondan Tixpéual

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Hoy en Municipio paranormal les hablaremos de un poblado que se ubica muy cerca de la ciudad de Mérida: Tixpéual, en donde han ocurrido casos interesantes y enigmáticos.

Hace varios años me relataron la historia de una persona misteriosa que había sido vista caminando en diversas calles del poblado, y tenía la peculiaridad de andar con una guitarra que, por momentos, se detenía a tocar.

Nadie lo conocía, y la gente suponía que era un forastero, pero a la gente le gustaba mucho la forma tan magistral como tocaba la guitarra; un joven aficionado a la música se le acercó para comprarle el instrumento, a lo que el foráneo le dijo que si se la vendía ya no se podría arrepentir.

Tras hacer el trato el músico tixpeualense desapareció, a los pocos días fue encontrado en el monte con la guitarra y casi había perdido la razón, dice que cuando el señor le dio la guitarra, este de inmediato se transformó, le salieron cuernos de chivo y cola, era el demonio que estaba buscando almas en pena para llevarse.

Lógicamente que en este relato no existe una prueba sólida, pero lo que sí hay son varios testigos que aseguran haber visto a esta persona caminando con su guitarra en la mano.

Susto en Casa ejidal

Otro caso interesante: en la década de los años cuarentas del siglo pasado, en lo que hoy es el palacio municipal de Tixpeual, funcionaba la casa ejidal, y durante un accidente trasladaron a uno de los heridos a este sitio mientras llegaba la ayuda médica pero a los pocos minutos murió.

A raíz de esto varios empleados y personas que estaban frecuentemente en la casa ejidal aseguraban ver la sombra del difunto, esto lo atribuyeron a que fue enterrado en la fosa común en Mérida, pues al parecer era un trabajador de otro estado y no había forma de contactar a sus familiares.

Un año después, llegó una señora tlaxcalteca, al parecer esposa del señor fallecido, pidió informes sobre dónde estaba el cuerpo de su marido y también solicitó permiso para hacer un rosario en ese sitio; a raíz de esto, las manifestaciones cesaron por completo.

Cirqueros muertos

En tiempos más recientes, en enero de 2006, un trágico accidente en la carretera Tixpeual-Mérida propició la muerte de cuatro personas (de oficio cirqueros), al impactarse de frente su auto con una camioneta blindada de traslado de dinero.

Los artistas (padre, madre y sus dos hijos adolescentes) eran oriundos de Guadalajara y estaban de gira en Tixkokob, en esos momentos se dirigían a Mérida y justo en el entronque de la carretera de Tixpeual, pero por desconocer de la vialidad, el joven que manejaba supuso que tenía preferencia cuando en realidad tenía alto, y sobrevino el aparatoso choque que incluso hizo que la camioneta blindada se volcara.

Los cuatro ocupantes del auto salieron disparados del mismo y tuvieron una muerte instantánea. Fueron velados en Tixkokob, en donde estaba el circo y cientos de personas acudieron a verlos en una especie de homenaje póstumo.

Como recuerdo de la tragedia, se pusieron cuatro cruces y nichos en la carretera de Tixpeual, los cuales aún permanecen ahí. A partir de las siguientes semanas, decenas de personas aseguraron haber visto a estos cirqueros e incluso hubo quienes dijeron que les han dado un aventón sin ni siquiera sospechar que ya no pertenecen a este mundo.

He acudido al menos en cuatro ocasiones a investigar a este sitio y cada vez que me acerco a los nichos, de forma extraña se bajan las baterías de las lámparas y cuando nos alejamos estas funcionan de nuevo. Algunos policías y taxistas que pasan frecuentemente por ahí también han sido testigos de diversas situaciones paranormales relacionadas con los cirqueros.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios