13 de Diciembre de 2017

Yucatán

Lo citó en Plaza Fiesta porque pensó que ahí no le haría daño

El crimen que cimbró a Mérida este viernes se dio por los celos enfermizos de un hombre.

Jessica trabajaba en una gasolinera cercana; incluso un cliente le regaló un pastel de chocolate que llevaba para sus hijos. (SIPSE)
Jessica trabajaba en una gasolinera cercana; incluso un cliente le regaló un pastel de chocolate que llevaba para sus hijos. (SIPSE)
Compartir en Facebook Lo citó en Plaza Fiesta porque pensó que ahí no le haría dañoCompartir en Twiiter Lo citó en Plaza Fiesta porque pensó que ahí no le haría daño

MÉRIDA, Yuc.- Cegado por los celos, Eduardo E. L. C., de 29 años, asesinó este viernes a su exesposa Jessica E. C. B., de 25, en el interior de Plaza Fiesta, debido a que la mujer le dijo que no iba a regresar con él y que incluso ya tenía otra pareja.

Los hechos sucedieron alrededor de las cuatro de la tarde, cuando presuntamente la víctima citó a su aún marido en el interior de la plaza para hablar sobre sus problemas maritales. Se menciona que la mujer hizo la cita en el lugar, ya que pensó que cómo era un lugar público, su expareja, una persona agresiva, no le haría daño.

Ambos comenzaron a dialogar y el sujeto se empeñaba en reanudar la relación pero Jessica se negó. Lo anterior encolerizó a Eduardo quien sacó un cuchillo de cocina e hirió a su esposa en el pecho.

Testigos comenzaron a gritar y algunos hombres persiguieron al sujeto, quien intentaba salir del lugar, pero fue interceptado por vigilantes de la plaza. Al lugar llegó una ambulancia pero los paramédicos solo pudieron confirmar que Jessica había muerto.

 

Un pastel para sus hijos

Otra versión de los hechos indica que la occisa trabajaba en la gasolinera La Gas, ubicada a unos metros de la plaza y al parecer se había quitado a las 14 horas que terminó su jornada.

El gerente de la gasolinera se apersonó a la plaza al enterarse de lo sucedido. Ahí se entrevistó con un agente de la SSP, a quien le dijo que la persona que yacía tirada en un charco de sangre y sin vida, era su empleada.

Entre lo que comentó, destaca que Jessica llevaba una pastel de chocolate a su casa, el cual le había obsequiado un cliente. Asimismo dijo que sabía que la dama tenía cerca de un año que se había separado, precisamente de Eduardo, con quien al parecer tenía hijos y qué muy seguramente ese podría haber sido la causa de la discusión de la pareja, ya que el hombre quería quedarse con los hijos. Ella se negaba.

Van seis

Este es cuando menos el sexto feminicidio que ocurre en Yucatán en lo que va del 2017:

En Peto se presentaron dos casos: a inicios de mes Adrián A. C. N. asesinó a su novia Heydi R. T. C. degollándola y tirando el cadáver en una cueva habilitada como fosa séptica, esto luego de un pleito de la pareja en el domicilio del homicida. También en Peto, el 7 de febrero pasado, Daniela N. R. fue macheteada por su esposo Daniel C., quien la interceptó en Xpechil, comisaría de Peto.

En Mérida se dieron dos feminicidios a finales de marzo: uno de ellos se trató de Emma Molina Canto, quien fue asesinada a las puertas de su casa por sicarios contratados por su ex marido. El otro caso fue de una mujer que fue acuchillada por su esposo en las inmediaciones de Plaza Fiesta.

Por último, el 22 de mayo pasado, el excomandante de la Policía Municipal de Tekax, Bernardo V. A., asesinó a su esposa Carmelina C. frente a sus hijas menores de edad, en el domicilio que ocupaban en esa ciudad del sur del estado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios