21 de Noviembre de 2018

Yucatán

Ponen la moda en el centro

Finders no es sólo prenda, también es eventos, por lo que sus clientes se unen al proyecto activamente.

Los jóvenes promueven piezas únicas de diseñadores mexicanos y generan espacios para que las personas que las adquieren puedan lucirlas. (Christian Ayala/Milenio Novedades)
Los jóvenes promueven piezas únicas de diseñadores mexicanos y generan espacios para que las personas que las adquieren puedan lucirlas. (Christian Ayala/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Ponen la moda en el centroCompartir en Twiiter Ponen la moda en el centro

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Para aportar a la revaloración del Centro Histórico, los jóvenes Erick Patrón y Mud Herrera apostaron por instalar su proyecto de negocio en esta zona de Mérida con un espacio dedicado a la promoción y distribución de diseños de moda del país y el Estado, así como de algunos que se desarrollan en colaboración con otros países.

Considerados como curadores de piezas de moda, encontraron un área de oportunidad y concentran en un solo lugar prendas únicas, arte-objeto y creaciones que sólo ellos presentan.

Su trabajo se relaciona con otras expresiones artísticas, como la música, la plástica, la fotografía y las reuniones conceptuales donde generan atmósferas en lugares de moda del centro, donde la gente puede lucir sus piezas.

Finders (buscadores) es el nombre del proyecto de estos emprendedores yucatecos que aseguran que Mérida está lista para valorar diseños originales y la belleza que guarda el corazón arquitectónico de la ciudad.

¿Cómo decidieron iniciar un negocio de esta naturaleza?

Erick: La idea surgió el año pasado, en un lugar del centro, cuando le comenté a Mud que tenía que ver qué estaba pasando en Mérida, porque ya hay un público de moda, gente interesada, que investiga, se informa y eso significaba una oportunidad para fundar un lugar diferente a todo lo que se ofrece, innovando en tener diseños originales de exponentes mexicanos.

Mud: Nos dimos cuenta que el Centro Histórico tenía mucho potencial. Rescatamos un predio antiguo, al estilo como se hace en el Distrito Federal. Cuando nos decidimos comenzó el trabajo de buscar a los diseñadores para proponerles nuestro espacio. Luego nos fuimos a adquirir las piezas de la primera temporada.

¿Qué consideraciones tomaron para iniciar el proyecto?

Mud: Que México y Yucatán tienen mucho talento. Con este proyecto estuvimos conscientes de que generaría tráfico de productos nacionales, industria de moda y, esperamos, sea cada vez más común el uso de piezas únicas, por épocas, tendencias y temporadas. Esto incentiva a los creadores y al público para comenzar a usar lo que se crea en México. Confiamos que Yucatán sea punta de lanza en moda en el sureste del país para que se tenga acceso a esas piezas de diseñador que sólo se pueden encontrar en el Distrito Federal o Jalisco. 

¿Cuáles son sus criterios para elegir a sus diseñadores?

Mud: Buscamos que sean mexicanos o, en su caso, del país que colaboran con extranjeros que tienen piezas de manufactura artesanal, o maquila en el esquema de Fairtrade (comercio justo), es decir, una relación entre productores y consumidores, así como con el personal que maquila las piezas, para que no sean explotados.

Erick: También les pedimos a los diseñadores que expongan piezas originales y únicas para que la gente tenga la seguridad que lo que se lleva nadie más lo posee.

¿Qué estrategias han desarrollado para que su concepto tenga aceptación?

Erick: Finders no es sólo prenda, es eventos. Cada mes realizamos una actividad donde invitamos a djs’ y artistas locales para presentar piezas. También llevamos el concepto a lugares de moda del centro, al que invitamos a la gente para que use nuestras prendas en la fiesta, porque es el lugar donde todos comparten el mismo interés por vestir de manera original. También nos invitan a eventos culturales, como la Noche Blanca y otros proyectos artísticos en los que nos involucramos.

Mud: Las redes sociales han sido fundamentales, a través de ellas nos hemos conectado con muchas personas y difundimos lo que hacemos, ahí pueden estar pendientes. Compartimos información de moda. Tenemos presencia en Facebook, Twitter y nuestra página de internet.

¿Cómo se definen en esta labor?

Mud: Somos curadores, porque cuidamos todo lo que entra, la estética, y que sean piezas importantes. Tenemos, incluso, anillos que han usado artistas, como la actriz Cecilia Suárez, y que mereció una reseña en la revista Vogue.

Erick: Queremos hacer del lugar como una galería de moda, porque tenemos prendas realmente vintage y joyería muy específica.

¿Qué papel juega cada uno en este proyecto?

Mud: Estudié periodismo y la vida me llevó a la Ciudad de México. Allí me involucré en proyectos de campañas publicitarias de moda, soy dj y el mundo de la música y la moda han sido parte de mi vida. Me encargo de buscar las propuestas, cerrar tratos con diseñadores, del control de calidad y hacerla de relacionista público para vender nuestro proyecto.

Erick: Soy arquitecto, pero admirador de la moda. Intervengo en las decisiones de lo que adquirimos, pero fundamentalmente estoy en el área administrativa y organizo los eventos. Mud hace la música, fotos y diseño en internet.

¿Cuál es su siguiente paso?

Erick: Nos asesoramos con gente que sabe, y a través del ensayo y error hemos aprendido, especialmente a afinar el oído para escuchar lo que quiere el cliente, con base en eso descubrimos que la gente cree que somos marcas, cuando realmente somos promotores; por eso eventualmente nos convertiremos en marca de piezas básicas y tendremos nuestra plataforma para vender en línea, aunque ya lo hacemos de cierta manera en redes sociales y nuestras prendas han llegado a diferentes puntos de México y hasta Italia.

¿Qué consejos le dan a sus contemporáneos emprendedores?

Erick: Que no copien modelos, no el terreno del cliché, sino que busquen la originalidad. Ahora no engañas a nadie, cualquiera “guglea” un concepto y puede encontrar de dónde lo copiaste. Tuve la oportunidad de estudiar en Francia y estuve en otras partes de Europa, y cuando regresé vi que tenemos mucho por explotar. No debemos quedarnos con la visión de que lo mejor está en el extranjero. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios