21 de Noviembre de 2018

Yucatán

Hunden a acusado en caso de fraude contra Marysa Torre Fuentelzas

Roberto Lozano Támez, testigo ofrecido por la Fiscalía, puso en evidencia al acusado en el juicio oral.

Este viernes se celebró el segundo día del juicio oral por el millonario fraude cometido contra Marysa Torre Fuentelzas, quien compró un departamento que sería construido en Chicxulub puerto y al final no le entregaron ni el departamento ni el dinero. (Foto cortesía)
Este viernes se celebró el segundo día del juicio oral por el millonario fraude cometido contra Marysa Torre Fuentelzas, quien compró un departamento que sería construido en Chicxulub puerto y al final no le entregaron ni el departamento ni el dinero. (Foto cortesía)
Compartir en Facebook Hunden a acusado en caso de fraude contra Marysa Torre FuentelzasCompartir en Twiiter Hunden a acusado en caso de fraude contra Marysa Torre Fuentelzas

Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Roberto Lozano Támez, testigo ofrecido por la Fiscalía en el juicio oral que se sigue a Rodrigo Díaz Gutiérrez por un fraude de cerca de cuatro millones de pesos, dejó en evidencia al acusado al asegurar que aquél no tenía facultades para vender los departamentos que se estaban construyendo, debido a que no eran de su propiedad y confirmó que el inculpado dijo que no le pagaría a la denunciante Marysa Torre Fuentelzas.

Lozano Támez adquirió el predio 322 de la calle 15 polígono II de Chicxulub puerto, en abril de 2015, luego de que primero participó como inversionista en el proyecto de la construcción de un edificio de departamentos en la playa.

“Yo compré la propiedad de buena fe y no sabía nada del problema hasta que me contactó Marysa Torre para contarlo, por lo que dije a Rodrigo Díaz que arreglara el problema y luego de un tiempo éste dijo que no le pagaría a la ahora denunciante”, enfatizó.

Ayer en el segúndo día del juicio que se lleva en contra de Rodrigo Díaz Gutiérrez por el delito de fraude, la Fiscalía ofreció como testigo a Roberto Lozano Támez, quien  al rendir su declaración dejó en evidencia las maquinaciones del acusado para cometer el desfalco.

A preguntas de los fiscales, Lozano Támez indicó que fue invitado por Raúl Aguayo Duarte para participar en el proyecto de la construcción de departamentos en la playa y que en ese desarrollo también participarían los hermanos Silvio y Rodrigo Díaz Gutiérrez.

Al parecerle atractivo el proyecto, primero se firmó con un contrato de mutuo-  El mutuo o préstamo de consumo es un contrato en virtud del cual una persona (prestamista o mutuante) entrega a otra (prestatario, mutuario o mutuatario) dinero u otra cosa consumible, para que se sirva de ella y devuelva después otro tanto del mismo género y cantidad - , pero luego Rodrigo Díaz le dijo que se necesitaba más capital.

Promesa de compra venta

Como la inversión era mucha y no había garantía que respaldara el préstamo, Lozano Támez canceló el contrato de mutuo y se celebró una promesa de compra venta del terreno en cuestión, por lo que luego Rodrigo Díaz se encargaba de la edificación y se le pagaba lo que se había avanzado por medio de facturas.

Señaló que las escrituras se hicieron ante el notario público 83 del Estado, Roger Ménez Lara, en las firmaron Lozano Támez como administrador único de su empresa y Rodrigo Díaz como el representante legal de Corporativo Rdiez.

Detalló que el predio de Chicxulub puerto estaba a nombre del Corporativo Rdiez y el desarrollo formaba parte del grupo Umex, que también es de Rodrigo Díaz.

La defensa del acusado trató de confundir al testigo sobre que si el predio estaba a nombre la personal moral Corporativo Rdiez, solo ésta podía tomar decisiones sobre el inmueble.

Lozano Támez contestó “Esa es su apreciación, abogada, pero una persona moral no puede tomar decisiones, lo que tiene que hacer el representante legal”.
Señaló que desconocía el problema que tenía Rodrigo Díaz por ese inmueble con la señora Marysa Torre Fuentelzas, hasta que éste lo hizo de su conocimiento, pero lo que en varias ocasiones le dijo al ahora acusado que resolviera el problema con la ahora denunciante, pero éste le aseguró que no iba a pagar.

En octubre de 2013, la ahora afectada se interesó en adquirir un departamento por lo que se entrevistó con Rodrigo Antonio Díaz Gutiérrez, quien se ostentó como representante legal del Corporativo Rio S.A de C.V., quien le propuso en venta uno de los 14 departamentos que se construirían en el predio 322 de la calle 15 polígono II de Chicxulub puerto.

El departamento de la ahora afectada sería el número 302, por el que pagó la cantidad de tres millones 916 mil 178 pesos, tras firmarse el documento de compraventa entre ambas partes el 16 de octubre de 2013 ante el notario público Manuel García Ferrón.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios