16 de Diciembre de 2017

Yucatán

Frustrado desalojo de ambulantes en Mérida

Por unas horas, los alrededores de los mercados Lucas de Gálvez y San Benito quedaron libres de vendedoras; altercado con inspectores municipales.

Los inspectores poco pudieron hacer con una veterana vendedora. (Christian Ayala/SIPSE)
Los inspectores poco pudieron hacer con una veterana vendedora. (Christian Ayala/SIPSE)
Compartir en Facebook Frustrado desalojo de ambulantes en MéridaCompartir en Twiiter Frustrado desalojo de ambulantes en Mérida

Martha Chan/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Sólo por unas horas, los alrededores de los mercados Lucas de Gálvez y San Benito quedaron sin vendedoras ambulantes, pues, luego de que fueron retiradas, regresaron a su lugar de costumbre tras un enfrentamiento verbal con inspectores municipales.

Sin embargo, el subdirector de Mercados, José Collado Soberanis, afirmó que no se dará marcha atrás en la decisión de no permitir que ningún comerciante informal se instale en las entradas y pasillos de los mercados del Centro Histórico.

Como informamos, los integrantes de la Comisión de Mercados y la subdirección de Mercados acordaron que no habría informales a las afueras de los centros de abasto.

El regidor priista e integrante de dicha comisión, Jorge Alberto Dogre Oramas, indicó que son 70 informales, principalmente de frutas y verduras, quienes tiene locales en el mercado San Benito, pero que decidieron salir a la calle por las bajas ventas.

El resto de los oferentes no tienen locales y serán reubicadas en sitios estratégicos, donde no perjudiquen las ventas de los locatarios.

Ayer por la mañana, las entradas de los mercados se vieron libres de vendedoras de frutas y verduras, algunas retornaron a sus locales del San Benito y otras se colocaron sobre la calle 65 y 54, las cuales quedaron imposibilitadas para los peatones. Las entradas principales de los mercados estaban vigiladas por inspectores que no permitían que se instalaran.

En los pasillos que dividen los mercados Lucas de Gálvez y San Benito, una mujer instaló su puesto para vender chiles habaneros y mandarinas, pero cuando los inspectores municipales trataron de desalojarla comenzó a gritar y sus compañeros salieron a defenderla. A raíz de eso, las demás informales salieron de nuevo a las calles a ofrecer sus productos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios