19 de Septiembre de 2018

Yucatán

Aumenta cantidad de aire sucio en Yucatán

El transporte público es el responsable de la alta concentración de partículas contaminantes.

Yucatán posee la ventaja de un territorio plano, lo cual permite que el aire circule libremente y la contaminación no se acumule en deteminadas zonas, tal como ocurre en el Valle de México. (Milenio Novedades)
Yucatán posee la ventaja de un territorio plano, lo cual permite que el aire circule libremente y la contaminación no se acumule en deteminadas zonas, tal como ocurre en el Valle de México. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Aumenta cantidad de aire <i>sucio</i> en YucatánCompartir en Twiiter Aumenta cantidad de aire <i>sucio</i> en Yucatán

Itzel Chan/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Para ampliar la cobertura y tener mayor información sobre la calidad del aire, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente de Yucatán (Seduma) establecerá al menos tres estaciones más de monitoreo de las condiciones ambientales, ya que han observado que de forma paulatina aumenta la cantidad de gases de efecto invernadero (GEI) en la entidad, situación que representa un riesgo ambiental y un factor que perjudica a las personas con enfermedades respiratorias.

La capital yucateca cuenta con una estación del monitoreo de aire, el cual arroja que los meridanos respiran, por lo menos, 150 miligramos de agentes contaminantes por cada metro cúbico en el ambiente, dicho índice está por debajo de los límites que establecen las Normas Oficiales Mexicanas (NOM).

El lapso en el que se dispara la concentración de los elementos contaminantes es de 12 a 15 horas.
La única estación que actualmente otorga datos vigentes está ubicada en las oficinas de Seduma; gracias a ella, los especialistas tienen acceso para conocer las condiciones del aire que respiran los habitantes de Mérida, ya que no tiene alto alcance para conocer el resto del territorio yucateco.

Francisco Santiago Vivas Ucán, jefe de calidad ambiental en Seduma, comentó que llevan tres años monitoreando de manera permanente el aire, y ya trabajan en la elaboración de un documento que establezca medidas determinadas para la entidad; para ello, necesitan más estaciones que midan los agentes contaminantes.

Alto costo

Actualmente son cinco leyes mexicanas que determinan la cantidad de partículas contaminantes permitidas en el aire, y aunque Yucatán está por debajo de dichos criterios, las autoridades establecen la necesidad de una mayor supervisión ante el incremento del parque vehicular y las actividades industriales.

La instalación de las estaciones será una medida para tener en supervisión la calidad del aire, ya que la situación ambiental en otras ciudades del país, como la Ciudad de México, es alarmante y no se quiere esperar a que se viva la misma problemática en la entidad.

Una de las razones por las que se ha atrasado la instalación de las otras estaciones es su alto costo, pues para colocar una se necesita al menos una inversión de cinco millones de pesos, aunado al mantenimiento preventivo que tiene un valor de un millón de pesos, el cual se debe realizar por lo menos dos veces al año. 

La Seduma ha recurrido en estos años al apoyo de una empresa privada que comparte información con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con la finalidad de tener mayores datos, además de los que ellos obtienen.

Las estaciones de monitoreo califican los estándares de Partículas Matter (PM), las cuales reúnen polvo, cenizas, hollín o cemento, además de ozono, dióxido de carbono, nitrógeno y dióxido de azufre. 

Gran ventaja

A la fecha, no se ha considerado una contingencia ambiental en la ciudad, a pesar de que el punto débil y generador de mayor índice de contaminantes es el transporte público.

“No se ha generado alguna fase que considere generar alarma sobre la situación de calidad del aire; sin embargo, sí hay horas que se vuelven más críticas y son aquellas en las que hay más congestionamiento vial”, agregó Santiago Vivas.

El especialista indicó que la Península de Yucatán posee una ventaja importante, y se debe a que la superficie es plana, por tanto, el viento corre libremente y todo lo que se acumula es arrastrado.

“No tenemos llanuras que hagan que se detengan los contaminantes, por tanto, el viento limpia la zona en determinadas horas”, detalló.

El Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (Inecc) informó que el índice de motorización es de 505 vehículos por cada mil habitantes, y esta cifra aumenta año con año, lo que hace aún más urgente que se asignen otras estaciones de monitoreo. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios