18 de Diciembre de 2017

Yucatán

 / 24x24

Gracias a la generosidad viven una alegre Navidad en Yucatán

Este año nuevamente la participación de la sociedad hizo posible que Papá Noel entregara miles de juguetes, y con ellos los niños pasaran un día inolvidable

La sonrisa iluminó el rostro de pequeños de diversas comunidades yucatecas. (Milenio Novedades)
La sonrisa iluminó el rostro de pequeños de diversas comunidades yucatecas. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Gracias a la generosidad viven una alegre Navidad en YucatánCompartir en Twiiter Gracias a la generosidad viven una alegre Navidad en Yucatán

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- ¡Gracias!, sencilla palabra que resume 24 días de donaciones de todos los sectores de la sociedad que se sumaron a la causa del programa “24x24” para reunir la mayor cantidad de obsequios, los cuales llegan a diferentes localidades del Estado donde la caravana de juguetes rompió la rutina.

Con entusiasmo, el equipo de Grupo SIPSE ayudó a que el cargamento de Santa Claus alegrara el día y la Navidad a los pequeños.

El proyecto de recaudación, resguardo y distribución se realizó en conjunto con las empresas del corporativo con presencia en Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

Este año, en el que noticias apocalípticas se mezclaban con las esperanzadoras, la generosidad se impuso y nuevamente Santa Claus se multiplicó en Yucatán, a través de los donadores que regalaron amor y un poco de sí mismos con sus juguetes, los cuales se entregaron en diferentes municipios, comisarías, haciendas y pequeños poblados de la entidad.

El efecto Santa Claus continuó en comisarías de Mérida: San Antonio Tzacalá, Petac, Texán Cámara, San José Tzal, Santa Cruz Palomeque y la colonia Guadalupana, de la comisaría de Dzununcán.

En esta ocasión, Santa Claus viajó con el equipo de Grupo SIPSE, gracias al hombre que le dio vida, René Lira Morales, acompañado de la “Señora Claus”, María del Carmen Lugo Can, y sus duendecillos, encarnados por sus sobrinos Yeymy Ceballos Castillo y Sergio Rafael Castillo Euán.

La llegada del personaje a cada comunidad se convertía en una verdadera fiesta. Desde que lo veían, los gritos de emoción de los niños interrumpían el silencio habitual de las calles.

¡Santa! ¡Ahí está Santa! ¡Sí existe! Exclamaban algunos menores con la emoción reflejada en sus rostros con una gran sonrisa, y dando brincos. Al saber de la presencia de Santa Claus, los menores corrían para llamar a sus amigos y vecinos para que dieran crédito de lo que estaban viendo.

Cientos de niños acudieron a los llamados y, enfilados en grupos de niñas y varones, todos se llevaron un regalo a casa.

La desesperación hizo presa de algunos, que apenas recibían su juguete lo usaban en el parque, pasto, piedras o espacio que tuvieran en su entorno inmediato.

En la Colonia Guadalupana, un pequeño de cinco años, que jugaba solitario en un pequeño parque, fue el primero en ver a Santa Claus.

Este pequeño corrió hacia el coche donde viajaba la familia Claus, y tocó el cristal, para saludarlo y pedirle, por favor, que bajara.

La escena fue enternecedora, y más aún cuando corrió a buscar a sus amigos con la sonrisa más brillante que nunca.

Los niños aprovecharon a tomarse fotos con el Papá Noel yucateco y sus ayudantes, otros simplemente lo abrazaban porque representa la ilusión viva de su infancia, y la esperanza de que el espíritu de la generosidad prevalece en la sociedad.

Estos resultados memorables fueron posible gracias al trabajo coordinado del personal de todos los medios de Grupo SIPSE: radio, televisión y prensa.

Gracias de nuevo a todos los grupos no gubernamentales, institucionales, empresariales, culturales, deportivos, sociedad y personal de Grupo SIPSE que hicieron posible que el sueño de miles de niños se cumpliera este 2012 inolvidable.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios