16 de Diciembre de 2018

Opinión

¡Gracias a la vida!

Es un error creer que la “buena vida” es procurarse el placer y satisfacer todos nuestros caprichos...

Compartir en Facebook ¡Gracias a la vida!Compartir en Twiiter ¡Gracias a la vida!

Es de gente “bien nacida” ser agradecida.- Dicho popular

Es un error creer que la “buena vida” es procurarse el placer y satisfacer todos nuestros caprichos sin que importe nada ni nadie más. Desafortunadamente, hay personas que hoy viven en frustración, depresión y tristeza; no se dieron tiempo para disfrutar realmente de la vida. Por lo contrario, en loca carrera se entregaron a falsas satisfacciones que no les permitieron VIVIR en armonía con su ser y con las demás personas, aprovechando sus talentos y tantas otras cosas que nos ha regalado el Creador para desarrollar y compartir; no tuvieron tiempo para contemplar las maravillas de la naturaleza y de las bellezas creadas por el hombre; ni disfrutaron a sus seres queridos. Vivieron sin admirar y amar, perdidos en la ilusión del poder, del activismo, del placer y del tener, y eso… no es VIVIR.

Nuestra vida es un espacio de tiempo limitado del nacimiento hasta la muerte y abarca un sinfín de aspectos. Es un don de Dios que nos regala para realizarnos plenamente afrontando las altas y bajas del transcurrir por la vida con la consciencia de que todo pasa, lo bueno y lo no tan bueno, lo alegre y lo triste.

Lo que vivimos es consecuencia de lo que ofrecemos y de lo que negamos; de lo que tenemos presente y de lo que hemos olvidado; de nuestras decisiones e indecisiones. “Vive este día como si fuese el último de tu vida”, ¿estamos conscientes de esta verdad? No hay que perder tiempo buscando, sino encontrando; ni desperdiciar tiempo en lamentos y en culpas; ya que no podemos volver al ayer, vivamos el HOY como el mejor momento, como lo que es: “un presente”, un regalo para abrirlo sin prisas y descubrir en su interior la magia de los colores, aromas, fantasía y realidad, tranquilidad, prosperidad, salud, gratitud, esperanza, el amor y la ternura, dando GRACIAS por lo que hemos vivido, y cuando llegue el momento del ADIÓS será con serenidad porque expresamos nuestros sentimientos y acciones amorosas, agradeciendo el pan de cada día, aquilatando todas las cosas y épocas de nuestra vida, en las mil y una situaciones humanas en las que nos hemos encontrado.

¡GRACIAS! al Creador de la vida, mil veces GRACIAS por el privilegio de haber nacido!
¡Ánimo! hay que aprender a vivir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios