21 de Enero de 2018

Yucatán

Heroica acción de taxista de Progreso frustra un asalto

Para no poner en riesgo a los pasajeros, esperó a que el presunto delincuente bajara del vehículo y después lo sometió.

El taxista Héctor Luna muestra cómo sometió al presunto asaltante en el centro de Progreso. (Óscar Pérez/SIPSE)
El taxista Héctor Luna muestra cómo sometió al presunto asaltante en el centro de Progreso. (Óscar Pérez/SIPSE)
Compartir en Facebook Heroica acción de taxista de Progreso frustra un asaltoCompartir en Twiiter Heroica acción de taxista de Progreso frustra un asalto

Óscar Pérez/SIPSE
PROGRESO, Yuc.- Un taxista sometió ayer alrededor de las 15:50 horas a un presunto asaltante en el centro de la ciudad, luego de que el sujeto amenazara con acuchillar a varios de los pasajeros en un vehículo de transporte público

Con un cuchillo cebollero en mano y al grito de “¡los voy a matar!”, el individuo amedrentó a hombres y mujeres que viajaban en un taxi colectivo de la ruta Francisco I. Madero.

El chofer esperó a que el sujeto se bajara de la unidad, y luego ya que los pasajeros estuvieron a salvo, lo alcanzó, lo tiró al piso y lo sometió a las puertas de la estación de autobuses de la ruta Mérida-Progreso, en la calle 29 entre 80 y 82, en pleno centro del puerto.

El taxista Héctor Luna hizo una heroica detención y entregó al sujeto a la Policía estatal, ayudado por varias personas que confirmaron a los agentes que el hombre los había amenazado con matarlos con un cuchillo.

El agresor primero se identificó con un nombre pero luego dijo otro a los policía; testigos comentaron que al parecer se encontraba en estado de ebriedad.

Entre la gente que estaba presente llamó la atención que el individuo dijera que es hijo del dueño del hotel “San Miguel” y sobrino de Juan Selem, empresario pequero de Celestún.

También dijo que es pescador y por eso anda con un cuchillo, pero a los agentes les cambió la versión al decirles que varios pasajeros lo quisieron agredir y por eso se defendió. A final de cuentas ni siquiera pagó su pasaje. 

El sujeto fue subido a la patrulla y trasladado los separos de la Policía Municipal. Sin embargo, los agentes dijeron que lo peor del caso es que nadie quiso interponer denuncia e iba ser liberado luego de que se le bajara la borrachera.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios