19 de Abril de 2018

El poder de la pluma

Hipocresía azul

A ver a ver, ¿dónde están los calderonistas, aquellos que se sirvieron con la cuchara grande, que aplicaron dedazo tras dedazo?

Compartir en Facebook Hipocresía azulCompartir en Twiiter Hipocresía azul

La risa, de veras piensan que la gente cree todo lo que dicen, ¿qué, padecen Alzheimer? Si no,  eso es lo que evidenciaron los panistas el pasado sábado en su sesión del Consejo Político Nacional.

Cómo van a decir que crearán una comisión para evaluar el gobierno de Enrique Peña Nieto cuando aún México no supera 12 años de tráfico de influencias, de funcionarios que evadieron sus responsabilidades ante la sociedad y que arrastran pendientes por actos de corrupción.

Ahora resulta que son puritanos, que no rompen ni un plato, a un paso de ser santos, y se indignan ante las críticas a punto de rasgarse las vestiduras.

A ver a ver, ¿dónde están los calderonistas, aquellos que se sirvieron con la cuchara grande, que aplicaron dedazo tras dedazo, tendiendo su expresión más voraz en el proceso electoral de 2009 cuando impusieron a cientos de candidatos a diputados federales en todo el país, incluyendo Yucatán, provocando el enojo de la militancia blanquiazul, lo cual dejó un catastrófico resultado electoral?

¿Dónde están aquellos que operaron la expulsión de Manuel Espino y de otros dirigentes por divergencias ideológicas? ¿Dónde están todos los que se beneficiaron con jugosos cargos públicos y que se embriagaron de poder para mantenerse vigentes?

Ahora guardan silencio, o están en la comodidad de sus casas, y en lugar de reconstruir a su partido -porque son los verdaderos culpables de haberlo llevado a la derrota y a la humillación electoral-, salen con que van a vigilar a Peña Nieto.

Eso es no tener vergüenza. Hipócritas, pónganse a trabajar para reforzar sus estructuras. ¿Qué, no les duele la desbandada que tuvieron? Concéntrense en vigilar primero que sus propios gobiernos den resultados, y después, si les sobra tiempo, evaluar a los demás.


La agenda de la semana

En el Congreso del Estado a ver si dejan de viajar y se ponen a trabajar porque no están atendiendo ninguna iniciativa de interés local, y desquitan así lo que se invirtió en el voto electrónico.

Para distraerse de la dinámica diaria, podrían visitar Valladolid, que lleva a cabo su tradicional expoferia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios