23 de Abril de 2018

Yucatán

Historia: Llegó con una apendicitis al IMSS y ahora 'duerme' por infarto cerebral

Lo que debió ser una operación sin mayor riesgo por apendicitis, se volvió una pesadilla para la familia Solís.

En algunos hospitales se han presentado casos de inconformidad. (Milenio Novedades)
En algunos hospitales se han presentado casos de inconformidad. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Historia: Llegó con una apendicitis al IMSS y ahora 'duerme' por infarto cerebralCompartir en Twiiter Historia: Llegó con una apendicitis al IMSS y ahora 'duerme' por infarto cerebral

Patricia Piña/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Lo que inició como un proceso quirúrgico de rutina se convirtió para la familia Solís en una pesadilla: una joven enfermera, trabajadora del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), madre soltera de dos pequeñas, de tres y cinco años, entró al quirófano y no ha despertado.

“Se empezó a quejar en el trabajo, estando de guardia, de un dolor en la zona baja del lado derecho; acudió a su unidad de medicina en la Clínica 59 a consultar y el diagnóstico fue apendicitis, por lo que fue enviada de urgencia a la T-1 para que confirmaran y pudieran proceder con la cirugía, la cual nos dijo el médico sería de lo más sencilla”, relató “Conchi”, la afligida madre, que pidió el anonimato.

Explicó que la joven, de 28 años y con un futuro prometedor en la enfermería, ingresó sin mayor complicación. No obstante, dos horas después la noticia que el médico (se reserva su nombre porque presentaron un proceso legal por negligencia médica) les dio a los familiares le cambió la vida.

“Su hija tuvo un derrame cerebral, no logramos abrirla para retirar el apéndice. Esperaremos en las próximas horas para ver qué procede, confiamos en que despertará y todo saldrá bien”, fue la noticia.

Pero una empleada del IMSS, compañera de su hija, le comentó que había surgido el problema por un exceso de anestesia, lo cual ocasionó el derrame, según el expediente que está en poder de la familia por facilidades que le brindó una persona.

Según doña “Conchi”, cuando acudió a solicitar el documento, le dieron la copia de uno que no era el que tenía en su poder.

“Llevo casi mes y medio con esta situación. Lo más doloroso es cuando mis nietas preguntan por su madre, no sé qué decirles. Son tan pequeñas que no hemos tenido el valor de informarles que su madre se debate entre la vida y la muerte, y que, dicen, no tiene esperanza de ganar la batalla”, indicó.

La familia lucha para que los médicos se hagan responsables de la situación, aunque en este proceso se han topado con otro obstáculo: la dependencia federal no quiere responder económicamente.

Las autoridades, dice, aseguran que no fue negligencia y que la joven en estado vegetativo no ganaba bien, por lo que sólo le dan de apoyo para las menores dos mil pesos.

“No es cuestión de dinero, como ha dicho personal administrativo de la dependencia, es de justicia”, apuntó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios