19 de Agosto de 2018

Yucatán

Iglesias entran al Big Brother para evitar robo

Para evitar robos en las parroquias, realizan vídeo vigilancia todo el día, mediante un monitoreo a través de Internet por celular o computadora.

Con la vigilancia a través de cámaras se da mayor seguridad a feligreses. (Milenio Novedades)
Con la vigilancia a través de cámaras se da mayor seguridad a feligreses. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Iglesias entran al <i>Big Brother</i> para evitar roboCompartir en Twiiter Iglesias entran al <i>Big Brother</i> para evitar robo

Alicia Carrasco/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Para mantener la seguridad en sus instalaciones, las iglesias de Yucatán han empezado a echar mano de la tecnología incorporando modernos sistemas de vigilancia de vídeo para evitar robos y daños con grafitis.

Las parroquias Cristo Resucitado (Montecristo), La Sagrada Familia (Cupules), La Ascensión del Señor (Pensiones) y la iglesia de Chicxulub Puerto tienen modernos “ojos electrónicos” que vigilan las 24 horas lo que ocurre en su interior.

En los últimos cinco años, los robos en los recintos religiosos aumentaron de forma considerable, orillando a los responsables de las parroquias de Mérida a implementar diversas medidas, como la contratación de personal de vigilancia o la instalación de cámaras de seguridad.

“No ha habido algo grave en esta iglesia; la colocación de cámaras es más una medida preventiva por los hechos que han acontecido en otros recintos, como robos y otra clase de incidentes”, destacó el padre Jesús Ceballos Solís, de la parroquia La Ascensión del Señor.

El religioso indicó que hace un par de semanas optaron por seguir la tendencia de diversos templos de la ciudad: la instalación de cámaras de seguridad, tipo “Big Brother”.

“Esto fue como medida preventiva para que no suceda algo más delicado; informé a la comunidad para evitar momentos desagradables”, comentó el párroco.

"Algunas iglesias han optado por este sistema de seguridad (videovigilancia), debido a los incidentes que han ocurrido en otros lugares”

“Si bien en esta iglesia no se han presentado situaciones delicadas, en alguna ocasión una persona entró a hacer sus necesidades fisiológicas a una parte de la iglesia, pero dejando de lado ese incidente, las personas de la zona son muy respetuosas”, dijo.

A raíz de esto, recientemente se decidieron reforzar la seguridad de este templo, ubicado sobre la avenida 7 de Pensiones.

Cabe señalar que estas medidas se apoyan en tecnología de vanguardia, de manera que pueden monitorear todo vía internet, a través del celular o la computadora.

“La seguridad resguarda las áreas del Santísimo, ya que en otras iglesias se llevaron el sagrario, que es el tesoro más grande; de igual manera, se colocaron cámaras dentro de la iglesia y otras más en las áreas externas”, explicó.

Los casos
  • Si bien, la mayoría de los casos  de robo se han dado al sur de la ciudad, estos ocurren en todo Mérida y el interior del Estado.
  • Como los vasos sagrados son dorados, la mayoría de las personas que entran a robar los toman pensando que son de oro, pero posteriormente los encuentran tirados.

Refuerzan vigilancia cerca de los templos del centro

Mientras tanto, por su valor histórico, las paredes de las iglesias del centro no pueden ser perforadas para instalar cámaras de seguridad, de modo que en estos templos se ha reforzado la presencia de agentes del orden, tanto de la Policía Municipal de Mérida (PMM) como de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

El principal problema al que se enfrentan las iglesias es la presencia de personas en estado inconveniente, lo cual ha disminuido por la intervención de la Policía.

“Gracias a la presencia policiaca se han dejado de presentar problemas de inseguridad. Hasta hace unos años, unos 30 borrachos comían, bebían y hacían sus necesidades cerca y dentro de la iglesia de San Cristóbal”, recuerda el párroco Manuel Vargas Góngora.

El sacerdote indicó que hace 20 años el atrio de esa iglesia “era un nido de borrachos” que pasaban día y noche, hasta que una vez uno entró y tiró la custodia, por lo que tuvo que intervenir la Policía.

Acaban con nido de borrachos que había en San Cristóbal con una supervisión policiaca continua

En esa ocasión los agentes le sugirieron presentar una denuncia para que hubiera un antecedente y se reforzara la seguridad en la zona, fue entonces que comenzó la vigilancia continua, día y noche.

“La Policía tomó cartas en el asunto y los lograron sacar, los cambiaron de lugar, pero en este sitio ya hay tranquilidad”, comentó el presbítero. 

A través de los años, recordó que se han presentado pequeños incidentes, el último caso fue hace 10 años, cuando un par de adolescentes se llevó las alcancías.

“En la actualidad contamos con empleados que vigilan la iglesia día y noche, además cada determinado tiempo pasan policías alrededor de la parroquia, inclusive durante la noche refuerzan la seguridad desde el parque ante cualquier eventualidad”, destacó.

Agregó que si bien en su iglesia no ha habido robos grandes, en otros templos del centro se han llevado las alhajas de la Virgen, el sagrario, las hostias, los platillos de la comunión y otros artículos.

Piden proteger tesoros sacros de Yucatán

Por otro lado, la transformación de algunas iglesias en un verdadero “Big Brother”, con sus cámaras de vigilancia es, en opinión de especialistas, necesaria, ya que muchos templos católicos yucatecos poseen tesoros, pues resguardan imágenes de santos y retablos de los siglos XVI, XVII y XVIII.

La coordinadora del área de Conservación y Restauración del INAH de la delegación Yucatán, Giovana Jaspersen García, explicó que el Estado tiene una gran riqueza en arte sacro. Existen esculturas, pinturas al óleo y retablos, entre otras obras, que en las poblaciones en las que se encuentran cumplen una función específica, sobre todo si la imagen pertenece al Santo Patrono de la población. 

Sobre la inseguridad, Jorge Óscar Herrera Vargas, vocero de la Arquidiócesis de Yucatán y párroco de la Asunción de María, en Chuburná, Mérida, recuerda: “Tenemos el caso que se encuentra publicado en noticias y reportajes como en Halachó, en la oficina donde está la Beata Teresa de Calcuta y en San Cristóbal, donde se han robado el Santísimo”.

Comentó que es necesario mejorar la seguridad de los sagrarios, los lugares donde guardan la llave, así como reforzar la seguridad dentro y fuera de las iglesias.

“Tengo 27 años de sacerdote, en este tiempo, hace muchos años, si algo se respetaba, era una iglesia”, indicó Herrera Vargas.

Destacó, asimismo, que muchos robos se deben a que la población yucateca ha aumentado, y “mucho del arte sacro hurtado son piezas que se venden aquí y en el extranjero a muy buen precio”. 

Por dinero
  • Cuando son robos que no implican arte sacro, los ladrones suelen entrar sólo por los artículos que puedan sacarle provecho económico de forma rápida, aunque este tipo de hurtos no han sido tan frecuentes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios