18 de Julio de 2018

Yucatán

El misterio de la Virgen de Tabí

Los pobladores aseguran que la imagen 'vive' en las profundidades de un cenote.

La vestimenta de la Virgen de Tabí se cambia cada semana. Los pobladores consideran que es muy milagrosa. (Sergio Grosjean/SIPSE)
La vestimenta de la Virgen de Tabí se cambia cada semana. Los pobladores consideran que es muy milagrosa. (Sergio Grosjean/SIPSE)
Compartir en Facebook El misterio de la Virgen de TabíCompartir en Twiiter El misterio de la Virgen de Tabí

Sergio Grosjean/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Desde hace décadas existe no sólo en la población de Tabi, Sotuta, sino en sus alrededores, el misterioso destino de su virgen, la cual, en determinado momento de la historia desapareció de este maravilloso santuario sin dejar aparente rastro. Es así que luego de años de investigar, incluso en las profundidades de su espectacular cenote, llegamos a la conclusión que planteamos, por lo cual, invito a los pobladores de esta comarca e interesados en el tema que en caso de tener alguna otra hipótesis o algún aporte que hayamos omitido nos lo hagan llegar, mismo que publicaremos en nuestra siguiente nota. 

Como antecedente, podemos mencionar que Sotuta conserva todavía la grandeza que le caracterizó décadas atrás, como se aprecia en su templo que es conocido indistintamente con los nombres de La Natividad, San Fernando, San Francisco y San Pedro Apóstol, pero su verdadera designación debería ser la de San Pedro y San Pablo, por ser estos santos, desde un principio, los titulares de dicha iglesia.

Según el historiador Cogolludo: “En el año de 1567, ya se había hecho erección de los conventos de San Agustín de Tikantó, de San Juan Bautista de Tikax, de San Francisco de Hocabá, de San Pedro y San Pablo de Zotuta y otro”. Desde la perspectiva arquitectónica está comprendido dentro del tipo de las construcciones religiosas del siglo XVII en Yucatán. Sus sencillas, pero pesadas torres, nos muestran las influencias franciscanas, mezcladas con las que caracterizaron las primeras obras del clero secular. 

A pocos kilómetros de este sitio se encuentra la comisaría de Tabí, la cual posee dos sitios que vale la pena destacar: la iglesia y su cenote; ambos se encuentran en el centro de la población. El exterior del templo es muy bello, pero el interior es sorprendente y, no en vano, una centenaria crónica narra la grandeza que en este lugar desplegaron los frailes y agrega: “No hay un misterio del cristianismo que no esté representado en un hermoso retablo que se levanta hasta el techo. Las pinturas son de vivos y finos colores, y las paredes tan exquisitamente pulimentadas, y siempre con figuras emblemáticas, que en los espacios descubiertos casi se trasparentan entre los objetos”.

Hasta antes de la guerra iniciada en 1847, Tabi era un lugar de romerías, tan célebre como Izamal, Tetiz y Halachó, y de allí la solemnidad del templo y la grandeza de su camarín magistralmente ornamentado. El objeto adorado era una imagen de la virgen, la misma que estaba en Sotuta, que fue separada de su santuario para llevarla a dicho punto al principio de la guerra social. Esta acción  impresionó y disgustó a los indígenas, al grado que ésta fue la primera condición que pusieron para el restablecimiento de la paz: “Que nos den a la virgen de Tabí”,  le exigieron al ejército para luego, en un arrebato, ocupar a punta de bayoneta una de las trincheras.

Imagen milagrosa

Hoy, la virgen no está en el templo de Tabi, su santuario permanece vacío, por lo que puede suponerse que es la que está en la iglesia de Sotuta. Se desconoce la fecha en que la efigie fue llevada a Sotuta, pero contamos con la evidencia de que tres décadas antes de este acontecimiento, es decir, en 1857, había en el templo de Sotuta una imagen de una virgen que era venerada por considerársele milagrosa. En la actualidad, semanalmente le cambian la indumentaria a esta imagen.  

En lo que concierne al imponente cenote, crónicas coloniales asientan que en éste  fueron echadas dos víctimas junto con dos cruces y que en su fondo yacen los restos humanos con sus respectivas cruces. De la misma forma, los pobladores aseguran que la Virgen de Tabi se encuentra en el cenote. 

Sin embargo, en 2012 un grupo de buzos exploramos y saneamos el cenote y no hallamos  evidencia alguna ni de las víctimas ni de las cruces, así como tampoco de la famosa virgen. 

Mi correo es sergiogrosjeanyahoo.com.mx y Twitter @sergiogrosjean.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios