23 de Octubre de 2018

Yucatán

Contra viento y marea, 'La Casa del Catorce' cumple un año

Creo que puedo rememorar libremente y sin herir susceptibilidades partidistas ese trago amargo como lo fue confiar en estos presidentes municipales.

La 'Casa del Catorce' surgió como un escaparate para artesanos de dicho distrito electoral local. Cumple un año en funcionamiento. (SIPSE)
La 'Casa del Catorce' surgió como un escaparate para artesanos de dicho distrito electoral local. Cumple un año en funcionamiento. (SIPSE)
Compartir en Facebook Contra viento y marea, 'La Casa del Catorce' cumple un añoCompartir en Twiiter Contra viento y marea, 'La Casa del Catorce' cumple un año

Sergio Grosjean/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Exactamente hace un año, es decir, el 5 de octubre de 2014, se cristalizó un proyecto que luego de muchas reuniones, sinnúmero de cafés, y más de una bebida espirituosa que tuve que empinarme para agarrar valor e intentar creer en los políticos, se fundó La Casa del Catorce.

Meses antes de ese emblemático día, diseñamos en conjunto con el entonces diputado del distrito 14, Dafne López Martínez, el ambicioso plan para instituir una casa que tiene como finalidad  contar con un escaparate para los artesanos de su entonces demarcación y, por ende, le planteamos a sus alcaldes cada uno de los beneficios que esto representaría, pero también cuál sería su responsabilidad, siendo que la enorme mayoría lo advirtió como una magnífica oportunidad para “arrimarle el hombro” a sus habitantes y eso, para mí, fue algo significativo ya que presidentes municipales de las principales fuerzas políticas estaban inmersos en la propuesta, situación que no resulta fácil, sobre todo porque por las venas en el común de estos funcionarios  no corre sangre. 

Además, lo innovador del proyecto era que, además de crear un espacio para los artesanos, se promoverían los atractivos turísticos y culturales de la zona.

Siempre se ha sabido que no es sencillo para un artífice o productor encontrar un sitio donde exhibir el resultado de horas y horas de su trabajo y/o productos que materializan gracias a sus conocimientos ancestrales, llámese artículos manufacturados con fibras de henequén, obras careadas en piedra, artefactos modelados en barro, licores y/o pomadas compuestas de diferentes sustancias medicinales naturales, o bebidas espirituosas hechas a la usanza antigua. Y hoy, a un año de distancia, y sin el apoyo desde un inicio de la abrumadora mayoría de esos alcaldes, esta Casa sigue señoreando en el corazón del Centro Histórico de Mérida.

Hoy, creo que puedo rememorar libremente y sin herir susceptibilidades partidistas ese trago amargo como lo fue confiar en estos presidentes municipales, pues muchos de éstos, dicharacheros por vocación, eran los primeros en fraguar todo tipo de desbarros en las reuniones que me honraron con su invitación para ir a perder el tiempo simplemente para escuchar todo tipo de disparates, y quienes finalmente asistieron al día de la inauguración de la tienda, ¡ahh, y eso sí!, flanqueando al Gobernador y luciendo sus finas mudas a tiempo que mostraban una dentadura recién lustrada que brillaba como el sol en un cálido día de verano al momento de la foto. Les confieso que a muchos de éstos fue la última vez que los vi.

No puedo fastidiarles con la crónica de cada una de las miserables vidas de varios de estos  alcaldes o alcaldesas, y concluyo que con ellos, la lógica es buena para intentar razonar, pero muy mala para vivir y por citar un ejemplo para que adviertan a que me refiero, el entonces presidente municipal de Hocabá, Ermilo Dzul, quien amablemente un poco antes se unió a nuestro proyecto del rescate del cenote de Sahcabá –comisaría de Hocabá- y que con el apoyo de Conafor transformamos una cueva/cenote que era literalmente un basurero en un agradable y funcional sitio que se utiliza en el presente para eventos culturales, y donde por cierto, con el invaluable apoyo de nuestro amigo el trovador José Dorantes Poot, consumamos el primer concierto de trova en la historia en un cenote de Yucatán.

Potente empuje

Pero de manera similar a la cara contraria de una moneda, en el plan de la casa de los [email protected] de su distrito, no tuvo la misma actuación, por lo contrario, ya que a pesar de su promesa dejó botado a sus productores al grado que ni siquiera se dignó de apoyarlos con un simple “raid” en los vehículos que diario viajaban a Mérida para que trajeran su mercancía. Y ni citar que no movió un solo dedo para convocarlos y sólo llegamos a ellos gracias al invaluable apoyo del diputado Dafne López y su magnífico equipo, a quienes les doy mi más cálido y sincero agradecimiento, en especial a Alejandro Cabrera, Samuel Baños, Geovanni Alcocer, José Manuel Cabrera, Mar Becerra, Ivette Millán, Doris Pacheco y Ulises Pech, ya que sin ellos difícilmente hubiéramos consolidado el proyecto, pues además del potente empuje inicial, recorrieron durante meses cada rincón del distrito 14 en búsqueda de estas mágicas manos. 

De la misma forma, es justo reconocer la rectitud del entonces alcalde, Raúl Quintal, de Tecoh, quien mantuvo su palabra –como no lo hizo [email protected] de [email protected] [email protected] apoyando de manera decidida la vigencia de este importante espacio.

Hoy, a un año de distancia y todavía capeando tiempos tempestuosos, y a golpe de mar con pecho sereno, gracias a los excelentes colaboradores que laboran en la Casa y a todos los artesanos del estado que exhiben el producto de su trabajo, continuamos promoviendo y comercializando todo lo hecho en Yucatán. ¡Por los chones piteados (y agujereados) del ahora ex edil de Hocabá! 

Mi correo es [email protected] y Twitter @sergiogrosjean.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios