21 de Septiembre de 2018

Yucatán

Lo que el viento se llevó (4)

Entre las bellas casonas derruidas para construir edificios modernos, toca al Banamex de la calle 56 por 59; mención especial al Bazar García Rejón.

En el cruce de la 56 por 59 se levantaba esta preciosa obra que casualmente también era banco. ( (Sergio Grosjean/SIPSE)
En el cruce de la 56 por 59 se levantaba esta preciosa obra que casualmente también era banco. ( (Sergio Grosjean/SIPSE)
Compartir en Facebook Lo que el viento se llevó (4)Compartir en Twiiter Lo que el viento se llevó (4)

Sergio Grosjean/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- A lo largo de décadas, los edificios bancarios en Mérida suplieron, por no decir engulleron, sinnúmero de bellas construcciones para edificar en su lugar modernos y deslucidos  inmuebles. Podemos citar infinidad de ellos, ya que prácticamente todos, sin importar la compañía, usualmente hicieron prácticamente lo mismo a excepción de honrosas excepciones.

Para ejemplificar, podemos señalar el actual Banamex ubicado en el cruzamiento de las calles 59 por 56 del Centro de Mérida, siendo que al erigirlo se demolió la preciosa obra que casualmente también era banco.

Otro sitio del que hicimos referencia en enero pasado es el mercado García Rejón que su primer nombre fue “Plaza de las Verduras” y conocido como “La Placita”. Originalmente, este sitio de mercadeo estaba al descubierto y no fue hasta el siglo XVIII cuando se construyeron los primeros portales de mampostería que fueron complementados con piezas techadas.

En el siglo XIX se erigieron los edificios que cerraban el mercado, siendo éstos ya los únicos accesos. En 1885 se techó con láminas de zinc todo el complejo y, ya por aquel entonces, ubicamos la primera cantina en su interior, misma que tuvo tal éxito que a los pocos años ya eran cuatro. En 1909 se realizaron nuevas mejoras y paulatinamente se fue deteriorando hasta que se clausuró.

A finales de los años 50 del siglo pasado, el Gobierno del estado donó al ayuntamiento la propiedad para que en un plazo no mayor a dos años edificara el nuevo mercado y estacionamiento subterráneo, y finalmente en 1960 durante el gobierno de Agustín “Cuxo” Franco Aguilar y alcalde Luis Torres Mesías, fueron retirados todos los cobertizos instalados en los contornos de la Plaza Principal, incluyendo los ubicados bajo los portales y baratilleros de la calle 65 entre 56 y 60 para trasladarlos a este sitio.

El desalojo de todos estos puestos fue con beneplácito del público, ya que además que ofrecían un feo aspecto obstruían el tránsito. Por desgracia, no se consideró manufacturar  una fachada adecuada ya que desluce el entorno.

¡Por los calzones “faroleados” de Cuxito (ahora sí, el de “La Cantinita. El Porvenir”, vaya nombrecito. Acotación de la redacción, no del autor de este artículo)!

Mi correo es [email protected] y twitter: @sergiogrosjean

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios