23 de Octubre de 2018

Yucatán

Incertidumbre en educación superior

Muy pocos maestros de educación superior han reaccionado con el traslado de su nivel a la nueva secretaría estatal.

Compartir en Facebook Incertidumbre en educación superiorCompartir en Twiiter Incertidumbre en educación superior

Después de que el martes pasado se reunieran las partes en conflicto del Centro de Actualización del Magisterio (CAM), sus demandas fueron resueltas todas a su favor, en lo que pudiera pensarse como un rotundo triunfo de los trabajadores. Sin embargo, estos pasajeros aires de victoria pueden convertirse en una nueva tormenta laboral con la creación de la nueva Secretaría de Investigación, Innovación y Educación Superior que quedaría bajo el mando del ex secretario de Educación estatal Raúl Godoy Montañez.

Muy pocos maestros de educación superior han reaccionado con el traslado de su nivel a la nueva secretaría estatal. Al hablar de esta transferencia tendremos que considerar, además del CAM, a las escuelas normales de preescolar, primaria y superior, a la UPN, al Centro de Investigación (CDI), ubicados unos en Mérida y otros en el interior del Estado.

Al separarlos de la Segey para reubicarlos en una nueva dependencia, cuyos objetivos y  prioridades de formación y capacitación serían inciertos, se desligan en automático de sus sindicatos (SNTE e independientes), pues ya cambian su relación jurídica y laboral con el nuevo patrón. La formación de un nuevo sindicato para los trabajadores de la nueva dependencia, así como la firma de una nueva normatividad que regule las futuras relaciones laborales, serían las prioridades en donde entrarían en choque, ya que se ponen en riesgo los incrementos salariales y prestacionales que tienen y los que a futuro consiga el SNTE.

La asignación de plazas de trabajo, que actualmente se otorgaban a través de una comisión dictaminadora SEP-SNTE, pasarían a ser facultad y potestad del nuevo patrón, dejando al libre albedrío sus decisiones. La verdad es que no se puede concebir que las escuelas normales queden fuera de la rectoría de la SEP y sus dependencias estatales; es algo incongruente si consideramos que con la nueva reforma educativa se pretende elevar la calidad de la educación y ésta comienza desde las escuelas normales y centros de actualización del magisterio con la implementación de los planes de estudio y la profesionalización de los docentes.

Al aire quedarán las inquietudes de los maestros sobre: si se anunció austeridad en esta administración, ¿de dónde saldrá el presupuesto para la nueva dependencia? ¿Habrá dinero para invertir en investigación y a qué tipo se dará preferencia? En el ajuste laboral, ¿las nuevas plazas serán todas de base? ¿Qué harán los sindicatos?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios