18 de Julio de 2018

Yucatán

Indígenas intercambian semillas para preservar la cultura de sus ancestros

Se informó que gracias al intercambio que realizan, los pueblos indígenas mayas no padecen hambre en tiempo de sequía.

Los indígenas tienen derecho a elegir qué hacer con sus semillas. (Milenio Novedades)
Los indígenas tienen derecho a elegir qué hacer con sus semillas. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Indígenas intercambian semillas para preservar la cultura de sus ancestros Compartir en Twiiter Indígenas intercambian semillas para preservar la cultura de sus ancestros

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Pese a los intentos de grandes empresas por controlar la producción del maíz en México, autoridades del país han logrado hacer respetar los protocolos internacionales que se han firmado para el respeto de la tradición ancestral de los pueblos indígenas por cuidar la siembra de sus granos, afirmó Javier Moya García, coordinador del programa de Reducción de Riesgos de Desastres en México de las Naciones Unidas para el desarrollo.

Lo anterior fue expuesto en el marco de la presentación de la 13ª. Fiesta de las Semillas Nuestras de la Milpa Maya, que se celebrara el próximo 10 de mayo en la comunidad de Xkinil, del municipio de Tekax, donde cerca de 100 productores indígenas de maíz intercambiarán 55 tipos de granos para preservar la cultura de sus ancestros y defenderla ante los intentos de comercialización de otras empresas.

“Ellos además de estar preocupados por la producción se han constituido en guardianes de la riqueza genética y herencia biocultural que recibieron y la custodian para las futuras generaciones”, apuntó al considerar que en el Estado se debe mantener el equilibrio entre el interés de las empresas por comercializar este tipo de semillas y la preservación de las tradiciones indígenas, como se establece en el Protocolo de Nagoya, que es un acuerdo internacional que firmó México y da el derecho a las comunidades a decidir qué hacer con sus semillas, incluso registrarlas como propiedad colectiva

Indicó que gracias a la transmisión de estos conocimientos y el intercambio de semillas, los pueblos indígenas mayas no padecen hambre en tiempo de sequía, pues el tipo de maíz que siembran son de larga duración, ya que llega a preservarse hasta un año después de ser cosechado, a diferencia del transgénico que no dura más de un mes lo cual se agrava por los cambios climáticos que alargan la sequías.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios