17 de Octubre de 2018

Yucatán

Pide justicia padre de la mujer asesinada en Plaza Fiesta

El papá de la víctima solicita que le dejen darle una mejor vida a sus tres nietos.

El crimen ocurrió en junio del año pasado en el interior de una plaza comercial.  (Milenio Novedades)
El crimen ocurrió en junio del año pasado en el interior de una plaza comercial. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Pide justicia padre de la mujer asesinada en Plaza FiestaCompartir en Twiiter Pide justicia padre de la mujer asesinada en Plaza Fiesta

Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Inicio del juicio en contra de Eduardo E. R. C., acusado de feminicidio agravado por el asesinato de su esposa en un pasillo de Plaza Fiesta. El padre de la víctima fue el primero en declarar y solicitó que se haga justicia a su hija y que le dejen dar una mejor vida a sus tres nietos que quedaron huérfanos.

En sus alegatos de apertura, los fiscales señalaron que en el desahogo de pruebas permitirán demostrar que el acusado es el autor material de los hechos y que ejecutaba actos de violencia hacia su esposa, Jessica E. C. B., de 24 años, así como también amenazaba con matarla a ella y a sus tres hijos si se atrevía a abandonarlo.

También se aportarán pruebas documentales y periciales para demostrar que este es el sujeto que asesinó a la víctima en un pasillo de Plaza Fiesta, la tarde del 23 de junio de 2017.

Por su parte, la defensa expuso que demostrará que este caso no se trata de un feminicidio agravado, sino de un homicidio simple, pues los fiscales no cuentan con las pruebas para acreditar la violencia familiar que es uno de los requisitos para tipificar el delito que pretenden imputar.

Señalaron que la defensa cuenta con denuncias que Eduardo interpuso ante el Ministerio Público en contra de su esposa –la hoy víctima- precisamente por violencia familiar.

El primer testigo fue Juan C. –denunciante y padre de la ahora occisa-, quien dijo a los tres integrantes del Tribunal Segundo de Juicio Oral que sólo quiere justicia para su hija y que le dejen dar una mejor vida a sus tres nietos.

A preguntas de los fiscales, el testigo aseguró que le constaba la vida de violencia que sufría su hija, pues la veía con moretones en brazos, ojos y otras partes del cuerpo, pero que no denunciaba porque el ahora acusado la tenía amenazada con matarla a ella y a sus tres hijos.

“Mi hija vivió un martirio, no un matrimonio durante el tiempo que estuvo casada con el acusado”, enfatizó.

También señaló que otra testigo de nombre Janet U., quien era la jefa de la víctima en la gasolinera en la que trabajaba, fue testigo de los actos de violencia familiar por parte de este individuo.

La defensa interrogó al testigo con la pregunta de que si en alguna ocasión tuvo un problema legal con su hija, a lo que declaró que fue porque Jessica era hostigada por el ahora acusado, quien quería quitarle una propiedad. “Es cosa juzgada y no pasó nada”, enfatizó el testigo.

Los defensores también sacaron a relucir una denuncia que el ahora imputado presentó desde mayo de 2012 en contra de este testigo, pero los jueces no dejaron que continuara, porque no eran actos propios del compareciente.

Como segundo testigo estuvo la odontóloga Fátima O. C., quien tiene una clínica en Plaza
Fiesta y presenció el asesinato de Jessica e incluso trató de auxiliarla, pero la joven murió en pocos minutos.

Esta testigo identificó al acusado como el sujeto que acuchilló a la joven y cuando ella se acercó, él huyó corriendo, pero fue detenido por unas personas apoyadas por un vigilante de esa plaza comercial.

 

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios