18 de Septiembre de 2018

Yucatán

Bajo minuciosa inspección, fallas en obra portuaria

Comisión de ingenieros yucatecos documentará la situación de los trabajos en el Viaducto Alterno al Puerto de Altura de Progreso.

Los trabajadores asignados para parchar las columnas lo hacen sin las medidas mínimas de seguridad. (Fotos: SIPSE)
Los trabajadores asignados para parchar las columnas lo hacen sin las medidas mínimas de seguridad. (Fotos: SIPSE)
Compartir en Facebook Bajo minuciosa inspección, fallas en obra portuaria Compartir en Twiiter Bajo minuciosa inspección, fallas en obra portuaria

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Los desperfectos y fallas en las obras del Viaducto Alterno al Puerto de Altura de Progreso serán investigados por constructores de Yucatán, que integraron una comisión de ingenieros para evaluar las obras iniciadas hace 18 meses y definir una postura al respecto.

El sector informó que hace unos días tuvieron conocimiento sobre el desplome de columnas de concreto, los resanes y el óxido que presenta la obra a pesar de que es reciente su edificación e incluso transcurre la segunda etapa.

Asimismo, se dio a conocer que, derivado de esta situación, se decidió integrar una comisión de ingenieros para que documente la realidad de los trabajos, realice una inspección en el mar y elabore un dictamen para que el sector empresarial emita una postura al respecto. Se informó que en la edificación de la citada obra no participan empresas locales sino que los trabajos están a cargo de constructoras foráneas.

En este contexto, las empresas son Constructora y Arrendadora López S.A. de C.V., originaria de Los Mochis, Sinaloa, en asociación con Solar Ingeniería S.A. de C.V., de la Ciudad de México, que contrataron los trabajos para la primera y segunda etapa por un monto de 181 millones 679 mil 621.68 pesos. También participa la empresa Coconal S.A.P.I de C.V., que tiene sus oficinas en la Ciudad de México, y que inició su participación en la segunda etapa de la obra por un monto de 359 millones 515 mil 880.62 pesos. El costo total del Viaducto Alterno es de 740 millones de pesos.

El caso de Yucatán se une a otros registrados en diversas entidades en las que ambas empresas han exhibido el incumplimiento de los contratos establecidos. Uno de éstos se registró en Tabasco, en la estructura de control denominada ‘El Macayo’, que se construyó sobre el río Carrizal y que la Conagua vendió como una magna obra que evitaría las inundaciones en esa entidad.

Investigaciones periodísticas revelaron que este proyecto se convirtió en un negociazo de tres compañías foráneas que se adjudicaron millonarios contratos, que en conjunto superaron los 889 millones de pesos.

En estos trabajos estuvo involucrada la Constructora y Arrendadora López, S.A de D.C., de Los Mochis, Sinaloa, que recibió un contrato por un monto de 258 millones 750 mil pesos sin previa licitación, es decir, por asignación directa para la conclusión de la construcción de la margen izquierda de la estructura (2008 a 2009).

Otros implicados

También participó la Compañía Contratista Nacional (Coconal), S.A. de C.V., radicada en el Distrito Federal, a la que le fue asignada la construcción del canal, margen derecha y cortina de la estructura de Control de ‘El Macayo’, por un monto de 354 millones 726 mil 851 pesos (2010 al 2012).

Lo anterior con base en documentos obtenidos vía transparencia de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Tabasco que reveló que de 2005 a 2012 se invirtieron, tan sólo para la construcción de las estructuras, poco más de mil 163 millones 175 mil 17 pesos.

En la investigación se documentó que también participó Grupo Diamante, S.A. de C.V., con domicilio fiscal en la delegación Cuauhtémoc del Distrito Federal, a la que le fue asignada la construcción de la margen izquierda de la estructura, por un monto de 275 millones 885 mil 252 pesos (2005 a 2007). Cabe señalar que en el 2006, esta empresa fue penalizada con 37 millones 322 mil 189 pesos por incumplir los plazos de ejecución de la obra.

Los documentos también revelaron que aunque son una veintena de compañías, entre locales y foráneas, a las que se les asignó contratos para participar en la construcción de la obra de ‘El Macayo’, tan sólo las tres mencionadas recibieron en conjunto obras por un monto superior a los 889 millones 362 mil 103 pesos, mientras que al resto de las compañías se les asignaron contratos menores, sólo de supervisión y mantenimiento. m

'De primer mundo, pensada y diseñada para durar 200 años'

Para el director general de la Administración Portuaria Integral (API) en Progreso, Raúl Torre Gamboa, en la construcción del Viaducto Alterno al Puerto de Altura sólo se detectó un pilote desplomado (inclinado), y aseguró que el desperfecto fue corregido.

Reiteró que la obra fue pensada y diseñada, y que tendrá una duración de 100 ó 200 años.

El funcionario indicó que será hasta enero del próximo año cuando se comiencen a notar los avances en la edificación del nuevo viaducto. En el 2017, cuanto esté listo, el actual muelle fiscal será clausurado para el transporte de carga y pasajeros.

Torre Gamboa señaló que los trabajos de la primera etapa han concluido y el lunes 20 de agosto se entregó el último pago a la empresa Tríada Diseño, Gerencia y Construcción, la cual concluyó los trabajos hace unas tres semanas y sólo estaba terminando unos detalles.

La segunda etapa del viaducto ya está en marcha, informó, es la edificación de la superestructura que va arriba de los pilotes, ya se licitó, adjudicó y firmó el contrato, están haciendo las trabes, “una vez que la empresa tenga un número considerable de estas estructuras comenzará a colocarlas”.

Recordó que se trata de una nueva vía de comunicación de 2.5 kilómetros de longitud, 14 metros de ancho y que considera trincheras para ductos de la Comisión Federal de Electricidad y Petróleos Mexicanos, en el caso de la paraestatal, este sistema evitará que siga colocando sus ductos en forma subterránea, lo que facilitará las labores de mantenimiento y permitirá tener mejor control de las fugas.

Durante la colocación de los pilares se encontraron en el fondo marino unas cavernas, así que se acordó colocarlos a una profundidad de 15 metros, y en algunas zonas donde había grutas, “por características del suelo, se usó más concreto para hacer una fijación correcta”.

“Fue una obra muy complicada, pero la sacó adelante esta empresa. Costará 600 millones de pesos aproximadamente, es una inversión fuerte, pero estaba presupuesta en 740 millones, sin embargo la licitacación de ambos concursos permitió ahorros”, dijo.

En entrevista con MILENIO NOVEDADES el funcionario federal indicó que la fase que está en proceso es un trabajo importante, es grande y lo más costoso es la renta de los equipos, por eso en cuanto tengan un número importante de las estructuras comenzará su colocación para continuar con la edificación de la superficie de rodamientos.

“Es un viaducto mil veces mejor que el actual, quedará más alto, tendrá marquería, es una obra bien pensada y diseñada, cada pilote tiene una cimentación de 15 metros bajo tierra (fondo marinos), el actual no está piloteado sólo está asentado sobre el fondo del mar. Es una obra que durará 100 ó 200 años, es de primer mundo”.

API, obligada a denunciar defectos en el viaducto alterno

El senador de la República Daniel Ávila Ruiz exigió al titular de la Administración Portuaria Integral (API) de Progreso, Raúl Torre Gamboa, que exponga a la brevedad el estado de la construcción del Viaducto Alterno al Puerto de Altura de Progreso y advirtió que de no obtener respuesta denunciará el caso ante la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la Secretaría de la Función Pública.

El legislador federal dijo que también abordará el tema ante el pleno del Senado de la República, pues los recursos asignados a la edificación del viaducto son federales, además de que es la obra de infraestructura más importante que se realiza en este momento en Yucatán.

Ávila Ruiz expuso que si hay desperfectos éstos deben ser corregidos en este momento y no continuar con la siguiente etapa de la obra, porque si ésta continúa podría colapsar y ocasionar un daño considerable.

“La API tiene la obligación de que si se hizo mal la obra denunciarla ante las autoridades correspondientes, a pedir que se repare, si no se termina la primera etapa la segunda estará peor. Es muy importante que en primer lugar la API supervise la obra, porque se trata de recursos federales aprobados por el Congreso de la Unión, esos recursos se tienen que aplicar con eficiencia”, dijo.

“Vamos a denunciar ante la Auditoría Superior de la Federación y ante la Secretaría de la Función Pública para que se haga una auditoría ante una obra mal hecha, hacemos un exhorto a investigar esta situación”, dijo el senador emanado del Partido Acción Nacional (PAN).

Advirtió que dará unos días al director de la API, Raúl Torre Gamboa, para que exponga el procedimiento que seguirá para esclarecer las irregularidades registradas en la construcción del viaducto.

(Con información de Israel Cárdenas y Ana Hernández)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios