17 de Julio de 2018

Yucatán

Negocio de modas con capital creativo

Con una propuesta bien definida, el joven empresario Javier Fabián Méndez se posiciona como una opción de calidad a nivel nacional.

“Nunca tuve el objetivo de trabajar para alguien más, sino tener mi propio negocio”. dijo Javier Fabián. (Milenio Novedades)
“Nunca tuve el objetivo de trabajar para alguien más, sino tener mi propio negocio”. dijo Javier Fabián. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Negocio de modas con capital creativoCompartir en Twiiter Negocio de modas con capital creativo

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Con el capital creativo como materia prima, el joven emprendedor Javier Fabián Méndez  se desarrolla en el mercado textil como diseñador de prendas para el sector masculino, con sede en la capital yucateca, además de puntos de venta en Guadalajara, el Distrito Federal y Veracruz. 

Como parte de su formación y para enriquecer su negocio y crecimiento profesional, actualmente estudia dos carreras, Diseño Gráfico y Diseño de Modas, en la Universidad del Valle de México, Campus Mérida. 

Es fundador de la marca que lleva su nombre, Javier Fabián, el cual registró para darle un sentido humano a sus prendas y que el público reconozca al creativo detrás de cada diseño. 

De manera paralela maneja un estudio de fotografía que fundó antes de dedicarse al tema textil, una plataforma de venta de piezas de diseñadores jóvenes y artistas visuales, y una línea de llaveros que desarrolló como parte de un proyecto escolar de la UVM.

Su experiencia a temprana edad en el mundo de los negocios, le ha valido invitaciones para compartir su testimonio en foros y charlas sobre emprendedurismo.

¿Cómo nació tu marca?

Primero lancé un proyecto llamado Dopamina, una página de internet para vender las creaciones de diseñadores y artistas visuales y detecté que hacían falta propuestas interesantes para el sector masculino y era un buen mercado, además de que el tema de la moda siempre me ha interesado y lo aplico a mi vida cotidiana. Así empecé a crear una marca para chavos, primero con trajes de baño y luego con ropa casual. 

Luego de que la marca que fundé en el 2012 fue aceptada, decidí entrar a estudiar Diseño de Modas para reforzar mis conocimientos. También estudio Diseño Gráfico, que inicié antes, y previamente había estudiado Comunicación, pero desde entonces el tema del diseño siempre estuvo en mi trabajo. 

¿Cómo fue tu proceso de inversión para iniciar la empresa?

Con la idea clara de lo que quería, porque nunca tuve el objetivo de trabajar para alguien más, sino tener mi propio negocio, ya que lo aprendí de mis padres, lo que hice fue buscar inversionistas y los encontré en mi familia. Es difícil ser tu propio jefe, porque no tienes un salario fijo, tienes incertitumbre financiera y todo debe ser reinvertido, pero es una experiencia que te hace crecer.

¿Cuál consideras la ventaja competitiva de tu negocio?

Para empezar hay muy pocas marcas en México que se dedican a hacer ropa de playa, casual y trajes de baño para caballeros, al nivel nacional, casi no hay diseñadores mexicanos dedicados a este sector.  Además, tengo mis segmentos de mercado muy bien definidos en líneas para darle a mis clientes lo que necesitan y quieren: la audaz para los chavos atrevidos; una básica, más accesible y conservadora y la Premium para un sector de alto poder adquisitivo, con prendas de más diseños y funcionalidad. Además de tener mi estilo, todos los textiles son de calidad sin importar de qué línea sean. 

¿Cómo fue tu proceso para ampliar la distribución a sitios fuera de Yucatán? 

Fue muy fácil, fue muy natural, he sido muy afortunado de poder colocar mi trabajo en varios lugares, creo que la calidad, el diseño y la forma en la que hemos manejado la marca nos ha abierto puertas, de hecho a seis meses de haber lanzado el proyecto ya estaba vendiendo en una de las plataformas más importantes del país, Compra Moda Nacional, en la cual se han incluido mis diseños para sus actividades compartiendo este espacio con diseñadores como Macario Jiménez y Kirs Goyri, lo que indica que nuestra calidad está al mismo nivel.  Así, poco a poco pude crear una red de contactos y colocarme en varios puntos de  Mérida, Xalapa,Veracruz, la Ciudad de México y Guadalajara, Jalisco.

¿Cómo ha sido tu proceso de negociaciones con proveedores, al ser un joven emprendedor?

Como joven no me ha afectado, porque desde niño he tenido contacto con los negocios, desde mi salón vendiendo dulces, aprendiendo de  mi familia, de la vida y de las ganas de querer emprender, además he tenido experiencia con negocios propios desde muy joven. Los nervios no se me quitan, cada vez que me enfrento a un reto de negociación estoy ansioso, pero gracias a la calidad del trabajo, la información, fotos y dominio del tema salgo adelante, hay que ser profesional. 

¿Qué consejos puedes compartir con los emprendedores contemporáneos?

Que se formen, se capaciten  no sólo leyendo sobre su materia sino en cuestión de administración y finanzas, asesorarse con los que tienen experiencias; consolidar redes de contacto en diferentes áreas para que se puedan apoyar. Hay que ser profesional, cuidar tu imagen, la calidad total,  y la de tu marca, la forma en que vendes porque eso influye en la forma en que perciben tu trabajo. 

Hay que tocar puertas, no tener miedo al rechazo, y enfrentarlo, si no se abre una puerta hay otras.  

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios