24 de Septiembre de 2018

Yucatán

Acompañan a Jesucristo en Procesión Penitencial

Decenas de fieles participan en la caminata desde la Iglesia Nuestra Señora del Carmen hasta la Catedral; misa y renovación de promesas.

La Procesión Penitencial que forma parte de la Semana Santa recorrió las calles del Centro Histórico de Mérida. (Luis Pérez/SIPSE)
La Procesión Penitencial que forma parte de la Semana Santa recorrió las calles del Centro Histórico de Mérida. (Luis Pérez/SIPSE)
Compartir en Facebook Acompañan a Jesucristo en Procesión PenitencialCompartir en Twiiter Acompañan a Jesucristo en Procesión Penitencial

Cecilia Ricárdez/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- En el marco del Martes Santo, motivados por la fe y el deseo de vivir activamente la Semana Santa, decenas de feligreses participaron en la Procesión Penitencial con la imagen del Nazareno, que partió de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen (Mejorada) hacia la Iglesia Catedral.

En este servicio religioso se conmemora el día en que Jesús fue aprehendido en el Monte de los Olivos para ser juzgado por Poncio Pilato, por lo que los fieles acompañan a Cristo hacia su destino histórico.

En la procesión destacó también la imagen de María, madre del Mesías, en una expresión triste, los ojos empapados de lágrimas y un pañuelo entre las manos. La imagen avanzó a la par del Nazareno. 

La actividad estuvo encabezada por el padre Carlos Ceballos García,  quien exhortó a los feligreses a participar activamente en los servicios religiosos de la Semana Santa, para propiciar un encuentro con Cristo y su dolor de sentido profundo de esperanza,  triunfo sobre la muerte y salvación de la humanidad.

Las imágenes fueron montadas en una grúa que encabezó la caminata, que estuvo custodiada por elementos de la Policía Municipal, acompañada de decenas de familias, jóvenes de grupos apostólicos, acólitos y personas de la tercera edad, todos unidos por la misma fe.

Al inicio de la procesión se invitó a los feligreses a guardar silencio durante la caminata,  como signo de respeto por el dolor de Jesús, por la traición de su discípulo y la aflicción de María por la aprehensión de su hijo.

Mientras la procesión avanzaba hacia Catedral, el Arzobispo de Yucatán, Mons.  Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, acompañado del rector del templo, el padre Gaspar Alberto Arceo Castillo, recibió la peregrinación en la “Puerta del Perdón”, para dirigirlos al bautisterio del templo, donde las imágenes santas permanecerán albergadas para la veneración de los fieles, hasta el viernes por la mañana, cuando a las 9:30 horas salgan de regreso a la Parroquia de Mejorada en el vía crucis.

Hoy los servicios continúan a las 10 horas con la Misa Crismal y de Renovación de Promesas Sacerdotales. Mañana jueves a las 17:00 horas tendrá lugar la Misa de la Cena del Señor, con la ceremonia del lavatorio de pies. 

Por la purificación

Como un ejercicio espiritual de preparación para la Semana Santa y “recibir con un corazón limpio a Cristo”,  decenas de feligreses de la Diócesis de Yucatán acuden a las iglesias para recibir el sacramento de la confesión y comienzan su proceso de purificación que culminará en el triduo pascual, informó ayer el padre Jorge Martínez Ruz, coordinador de la Pastoral de Comunicación y capellán de la orden de los Caballeros de Colón. 

“La pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, los principales misterios de la fe cristiana, y a lo largo de la semana, por lo que es importante entregarle a Jesucristo un corazón limpio, dispuesto para poder resucitar con Él, sabiendo que en la confesión nos encontramos con Dios, y es un encuentro en el que el que perdona todos los pecados, y cuando salimos de la confesión en su gracia es como si volviéramos a la vida, como si resucitáramos también. Ya convertidos estamos dispuestos a la vida nueva que comienza con su resurrección”, explicó el presbítero.

Tanto en las parroquias como en  Catedral llama la atención las largas filas de personas esperando su turno para confesarse. En la formación destacan desde adolescentes hasta adultos mayores. 

El padre Martínez Ruz explicó que durante el periodo de la Cuaresma se realizaron las confesiones decanatales en el que las que sacerdotes se organizaron por grupos para confesar en diferentes parroquias y atender a cientos de fieles que acudieron, porque en la Semana Santa es difícil que los presbíteros estén disponibles. Sin embargo, en las iglesias, se han propuesto horarios especiales para confesarse aun en la Semana Mayor.

“Es común ver largas filas porque la gente quiere darle ese regalo a Jesús, el corazón limpio, pero el regalo también para la persona misma que al confesarse se libera del pecado y recibe el perdón de Dios y tiene paz interior, además se celebra comulgando en las celebraciones del triduo pascual, purificado”, concluyó. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios