19 de Septiembre de 2018

Yucatán

Jóvenes 'apuntan' al éxito empresarial

Los tres emprendedores complementan sus perfiles profesionales para hacer de la afición a un deporte un negocio con un mercado creciente.

Imagen de Ricardo Álvarez, quien habló sobre la historia de emprendimiento que realizó con sus amigos al crear Paint War Gotcha. (César González/SIPSE)
Imagen de Ricardo Álvarez, quien habló sobre la historia de emprendimiento que realizó con sus amigos al crear Paint War Gotcha. (César González/SIPSE)
Compartir en Facebook Jóvenes 'apuntan' al éxito empresarial Compartir en Twiiter Jóvenes 'apuntan' al éxito empresarial

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Ricardo Álvarez Ruiz, Gabriel González Pacheco y Sergio González Alonso, desde el aula vislumbraron una oportunidad de negocio a partir de una afición, se organizaron y aprendiendo a administrar su tiempo para cumplir con la universidad y su naciente empresa fundaron Paint War Gotcha, el cual luego de pasar por etapas de crecimiento e incluso afrontar un robo de material, se abrió paso en el mercado y cuenta con una comunidad amplia de seguidores, que asisten a la sede y contratan su servicio para eventos especiales.

Los tres jóvenes emprendedores, con diferente perfil académico, se complementaron en el área de contaduría, mercadotecnia y tecnologías de información para fincar las bases del negocio, el cual ya cuenta en su historial con el premio “Emprender”, de la Secretaría de la Juventud de Yucatán.

En representación del equipo, Ricardo Álvarez cuenta la historia de emprendimiento de los tres egresados de la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Autónoma de Yucatán. Gabriel es licenciado en Tecnologías de la Información, Sergio, en Mercadotecnia, y Ricardo, contador público.

¿Por qué apostarle a un negocio de gotcha?

Realmente nuestra oportunidad de negocios se manifestó cuando comenzamos a jugarlo, era una afición, compramos nuestro equipo, nos juntábamos para practicar los fines de semana, identificamos que había más interesados y pensamos que sería un buen negocio dar este servicio, porque hace cinco años cuando empezamos no había muchas opciones. 

Luego de la idea, nos planteamos el objetivo de aportarle al gotcha y conseguimos el dinero para arrancar. En un inicio teníamos sólo equipo para 10 personas, ahora podemos prestar el servicio hasta 30 personas con todos los elementos necesarios de seguridad. 

¿Cómo resolvieron el tema del capital inicial?

Además de que cada quien puso de su dinero, también recibimos el apoyo de nuestra familia y luego metimos el proyecto a varios programas y  aplicamos a la convocatoria de “Emprender” de la Secretaría de la Juventud de Yucatán y nos dieron un apoyo de 45 mil pesos. Todo lo invertimos y las ganancias también se reinvierten. Desde el inicio adquirimos el terreno de 2 hectáreas, pero poco a poco fuimos habilitando las cuatro áreas que tenemos, que son cuatro escenarios diferentes. 

¿Cómo se asesoraron para consolidar el proyecto?

Tuvimos asesoría de maestros de la facultad, además las carreras que cada quien estudió resultan complementarias para funcionar bien. Además, nos capacitamos con integrantes de ligas de gotcha profesional que viven en Mérida para que nos formaran en cuanto al equipo de seguridad que se necesita y otros detalles de este deporte, que aunque hay la percepción de que es fuerte, no provoca lesiones como otros, nosotros ofrecemos una experiencia segura.

¿Qué observaron en la competencia y cuál es su valor agregado?

Detectamos que no tenía una buena sede, o ninguna instalación, porque muchos se dedicaban a montarlo donde los llamaran. 

Nosotros ofrecemos cuatro escenarios diferentes, amplios espacios, zonas de descanso, equipo completo de primera calidad que renovamos constantemente, espacios de convivencia, tenemos un asador, pueden traer sus alimentos y bebidas; áreas verdes y además podemos llevar todo a fiestas, nos llaman mucho de festejos de empresas y universidades, allí armamos escenarios con inflabless. 

Las cuatro áreas son: Speed ball, la Ciudad abandonada, Laberinto y Vietnam. 

¿Cómo influyó el factor joven?

Cuando empezamos teníamos entre 21 y 22 años, nos veían muy jóvenes, pero para compensar nuestra juventud, nos capacitamos con especialistas, enfocado mucho en las medidas de seguridad, por eso a todos los que vienen a jugar, les damos una plática previa para explicarles cómo protegerse y qué modalidades existen para jugar. 

También estamos dados de alta en la Secretaría de Hacienda, para dar garantías a nuestros clientes, además todos nuestros equipos cuentan con todos los permisos para ingresar al país, porque los importamos de Estados Unidos. 

Nos enfrentamos a muchos retos, pero los superamos, tenemos la fuerza y las ganas de crecer a pesar de todo, de las temporadas bajas y altas; el año pasado nos robaron equipo del local y no nos detuvimos, sino pensamos cómo resolverlo. 

¿Cuáles son los siguientes pasos para su negocio?

Mejorar nuestras instalaciones, renovar los campos para ofrecer el mejor servicio y adquirir más equipo, porque tenemos un mercado creciente, así como difundir el gotcha como deporte.

¿Cuáles son las principales enseñanzas que les han dejado estos casi cinco años de trabajo?

La comunicación es fundamental, especialmente si emprendes con socios, y estar comprometidos para trabajar y obtener los mejores resultados. Aprendimos también que se puede emprender mientras estudias, sólo hay que administrar el tiempo para cumplir con escuela y el negocio.

¿Qué consejos puedes compartir para tus contemporáneos emprendedores?

Que se atrevan a emprender, hasta que no lo hagas no sabrás qué eres capaz de lograr y mejorar. Entre nosotros hubo algún indeciso pero nos convencimos de que este negocio tenía futuro y nos atrevimos a empezar y ya vamos a cumplir cinco años en octubre.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios