15 de Julio de 2018

Yucatán

'Ven la luz' coacusados por crimen de psiquiatra en Yucatán

La comparecencia de un perito forense de la Fiscalía puso en entredicho la autenticidad de evidencias.

Este martes un médico forense, un especialista en dactiloscopia y un  fotógrafo comparecieron en el  juicio oral por el crimen cometido contra el psiquiatra Felipe T. P. (Milenio Novedades/Foto de archivo)
Este martes un médico forense, un especialista en dactiloscopia y un fotógrafo comparecieron en el juicio oral por el crimen cometido contra el psiquiatra Felipe T. P. (Milenio Novedades/Foto de archivo)
Compartir en Facebook 'Ven la luz' coacusados por crimen de psiquiatra en YucatánCompartir en Twiiter 'Ven la luz' coacusados por crimen de psiquiatra en Yucatán

Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- En el juicio oral que se sigue por el asesinato del psiquiatra Felipe T. P., Jorge Gilberto Salvador Ruiz, perito en Medicina Forense de la Fiscalía General del Estado, puso en entredicho la autenticidad de las evidencias, pues al declarar sobre si aparecía su firma en el embalaje original de la caja donde fue hallado parte del cuerpo, dijo que sí lo hizo, pero cuando se le puso a la vista admitió que no estaba su rúbrica.

La defensa de los acusados señaló que con esto se rompió la cadena de custodia y por consiguiente se pierde la credibilidad de los supuestos datos de prueba hallados en esa caja marcada por la FGE como el indicio número 2.

Al continuar este martes la audiencia del juicio que se sigue en contra de los psiquiatras Pablo G. G. y Enrique L. G., acusados de participar en el homicidio de su colega Felipe T., la Fiscalía ofreció a tres peritos: el médico forense Jorge Gilberto Salvador Ruiz, el especialista en dactiloscopia José Fabián Canché Dzul y el fotógrafo Joel Adrián Dávalos Mengual.

En su intervención, el médico forense Salvador Ruiz, apoyado con fotografías, describió los objetos que encontró en el interior de una caja –correspondiente a un compresor de un aire acondicionado de 24 mil btus- que fueron una colcha, una camisa, una toalla, un cinturón, tres fragmentos de un estado de cuenta bancaria, un pedazo de hilo negro, un bóxer, un pantalón roto y un brazalete plateado con negro.

Los fiscales solicitaron que le fuera puesto a la vista la caja en cuestión, por lo que esa diligencia se realizó en el estacionamiento cerrado del Cejom, donde los defensores notaron que el embalaje original –un enorme sobre de papel manila- carecía de la firma del perito forense.

Al regresar a la sala de audiencia, los fiscales continuaron el interrogatorio a su perito y le pusieron a la vista un cinturón cortado en un extremo, que el especialista reconoció como el que estaba en la caja en cuestión.

A petición de los fiscales, Salvador Ruiz reconoció como suyas dos firmas que estaban en el sobre manila que era el embalaje del cinturón en cuestión, una al hacer al hacer cerrar el sobre y el otro como parte de la cadena de custodia.

Esto dio pie a que en el contrainterrogatorio, la defensa del acusado García Gutiérrez, preguntara al perito si realizó el mismo procedimiento en el embalaje de los indicios, a lo que Salvador Ruiz aseguró haberlo hecho.

Cuestionamientos

Sin embargo, al ser cuestionado sobre si firmó el embalaje de la caja grande –marcada como el indicio 2-, el perito no respondió y tuvo que ser exhortado por el Tribunal Segundo de Juicio Oral para responder de manera afirmativa.

Entonces la defensa solicitó que le fuera puesto a la vista el embalaje original de la caja, lo cual concedió el Tribunal a pesar de las objeciones de los fiscales y el asesor jurídico de la coadyuvancia.

Al tener a la vista el enorme sobre de papel manila, el perito reconoció que no estaba su firma y siempre cuestionado por la defensa sobre la presencia de manchas orgánicas, el especialista dijo que en el interior habían dos manchas hemáticas.

El embalaje fue puesto a la vista de todas las partes y el acusado Enrique Lara hizo el señalamiento de que más que manchas hemáticas, parecían suciedad o defectos propios del papel.

También compareció el perito en dactiloscopia José Fabián Canché Dzul, para autentificar unas huellas dactiloscópicas de la víctima Felipe T. P.

Señaló que el 20 de febrero de 2015 –seis meses después de los hechos- el fiscal investigador  le solicitó hacer un comparativo entre las huellas del cadáver  con la base de datos de Servicios Periciales y resultó positivo en los 12 puntos marcadores como pertenecientes a Felipe T. P.

También se presentó el perito fotógrafo Joel Adrián Dávalos Mengual para ratificar que él tomo las gráficas de la inspección en las bolsas y la caja marcada como indicio 1 de este caso, realizada por la perito Sugei Corona Soto.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios