16 de Noviembre de 2018

Yucatán

La depresión, cada vez más frecuente en niños yucatecos

Advierten de que los síntomas pueden confundirse con conductas propias de la edad.

En los infantes la depresión suele ser reactiva. (Christian Ayala/SIPSE)
En los infantes la depresión suele ser reactiva. (Christian Ayala/SIPSE)
Compartir en Facebook La depresión, cada vez más frecuente en niños yucatecosCompartir en Twiiter La depresión, cada vez más frecuente en niños yucatecos

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- La depresión en niños y adolescentes es cada vez más frecuente como consecuencia de problemas de la escuela, en la casa, con los compañeros o por genética; sin embargo, en la mayoría de los casos pasan desapercibidos, por lo cual no existen cifras al respecto, indicó el coordinador de la Unidad de Psiquiatría Infantil del Hospital Psiquiátrico Yucatán, Roberto Carrillo Ruiz.

“Se calcula que 50 por ciento de los casos de depresión en adultos no son diagnosticados, lo que en niños sería mayor porque pasan por desapercibidos, debido a que los menores no son llevados al especialista, ya que sus padres o tutores no piensan que su hijo puede tener un cuadro depresivo, lo ven como un decaimiento propio de la edad”, explicó.

El experto manifestó que en los infantes la depresión suele ser reactiva, mientras que en los adolescentes es más del tipo endógena, donde ya interviene la genética familiar.

“En un niño se puede resolver el problema cuando habla con la familia, el papá consigue trabajo o en la escuela se evita el bullying; en un adolescente se tiene que recurrir a los medicamentos porque se tratan de factores internos y aspectos bioquímicos que tienen que ser controlados”, indicó.

“El tratamiento de los adultos y los menores, en el caso de la depresión, es similar y se utilizan los mismos medicamentos, sólo varía la dosis; con los niños escolares es más sencillo manejarlo porque son factores externos lo que generan la depresión”, apuntó.

Mencionó que si bien hay menores que enfrentan solos la depresión, hay casos más severos que necesitan intervención médica porque puede haber consecuencias fatales, como el suicido.

“La complicación más frecuente en la depresión del niño y el adolescente es el intento de suicidio, el fracaso o abandono escolar, que los padres ven a veces como un acto de rebeldía”, dijo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios