21 de Agosto de 2018

Yucatán

La enigmática y mortal procesión de las ánimas

A la llamada 'Santa Compañía' se le puede ver, principalmente, para Fieles Difuntos cerca de los panteones.

Representación de la “Santa Compañía”. (Jorge Moreno/SIPSE)
Representación de la “Santa Compañía”. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook La enigmática y mortal procesión de las ánimasCompartir en Twiiter La enigmática y mortal procesión de las ánimas

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En Yucatán, la “Procesión de las ánimas” es un tema que, luego de los aluxes, quizás sea el más conocido entre los afectos a los temas de “ultratumba”. Recuerdo que desde niño escuchaba casos al respecto, pero fue a partir del año 2003 que empecé a documentar de forma profesional todos los casos (ya que, desde ese año, me dediqué de tiempo completo a la investigación paranormal).

En la procesión, a las ánimas se les ve, por lo general, en fila india o de dos en fondo, son de 8 a 12 personas con velas en las manos, aunque más que personas, son almas en pena que deambulan rumbo a sus casas de origen y casi siempre pasan por el cementerio de la localidad donde fueron enterrados.

De 2003 a 2011 he archivado poco más de 200 casos de personas que aseguran haber visto esta procesión fantasmal, desde gente común hasta presidentes municipales, policías federales, doctores y muy reconocidas, que no creía en esto, hasta que les tocó verlo.

Muchos prefieren aún guardar el anonimato, pues piensan que los pueden tachar de locos, aunque poco a poco hay más apertura para hablar de estos temas. Un caso, del cual me enteré hace un tiempo, fue el de un expresidente municipal de Tizimín, quien, durante su gestión, en un día 31 de octubre, estaba en su camioneta llegando a un domicilio para ver cuestiones de trabajo y de pronto vio a seis o siete personas en la esquina, caminando en procesión y con velas en las manos; se detuvo un momento para ver si alguien había fallecido, ya que pensó que ese era el motivo de la caminata.

Sin embargo, conforme se fueron acercando, descubrió que en vez de rostros, eran sólo calaveras. Aseguró que sintió mucho miedo y prefirió refugiarse en una casa; el hecho lo contó sólo a sus allegados y de hecho, tuvo tres días de fiebre, por lo que tuvo que ir con un hmen (o h'men=sacerdote maya) para aliviarse.

Me enteré de esto a través de su secretario municipal, hace unos nueve años, pero tres años después tuve oportunidad de que, el ya expresidente, me lo platicara, con la condición de que le guardemos el anonimato:

“La verdad, yo ya había visto aluxes en los ranchos de mi papá, creo en eso, pero siempre fui muy escéptico con lo de las ánimas y fantasmas, si no fuera porque lo vi con mis propios ojos nunca lo hubiera creído, y además me enfermé con mucha fiebre tres días seguidos y yo no soy de enfermarme casi nunca. Me dice el curandero con el que fui que si me hubiera quedado un poco más de tiempo viendo la procesión o que si recibía una vela de parte de ellos, muy posiblemente hubiera fallecido”, comentó.

Ciencia contra lo paranormal

Un reconocido doctor, que radica en Mérida, también me platicó que, durante un viaje de vacaciones que hizo a su natal Peto, hace cinco años, tuvo oportunidad de ver a la procesión de las ánimas:

“La verdad, sé que la ciencia está peleada con lo paranormal, pero no puedo dejar de creer lo que mis ojos ven, cuando visité el panteón de Peto en la noche. Era un 1 de noviembre y de pronto mi mamá, mi esposa y mi hija mayor vimos claramente cómo pasó esa procesión, quedamos como hipnotizados y estos de pronto desaparecieron; definitivamente, eran de otro mundo, iban rumbo al cementerio”, dijo.

Y agrega: “Preguntamos en el pueblo y me dijeron que es común ver estas manifestaciones de la procesión de las ánimas, sobre todo para épocas de los Fieles Difuntos; por lo tanto, estoy seguro que lo que vimos fue eso. De hecho, mi madre me dijo que cuando era joven también le tocó verla junto con dos de mis tíos, yo le guardo mucho respeto a eso”.

Cabe destacar que la mayoría de las veces esta procesión es vista frente a los cementerios o cerca de ellos, ya que, al parecer, en las épocas de los Fieles Difuntos es cuando sale (aunque también ha sido vista en otras épocas del año) y pasan por el panteón donde fue enterrado al menos uno de los integrantes de la “Santa Compañía” (como también se le conoce a la procesión de las ánimas).

De los 205 reportes que he acumulado en los últimos 10 años, 65 ocurrieron en Mérida, 19 en Ticul, 14 en Oxkutzcab, 13 en Valladolid, 12 en Tizimín, 11 en Kanasín, 10 en Tekax, 9 en Hunucmá, 8 en Umán, 7 en Tixkokob y los demás están repartidos entre los demás municipios de Yucatán, aunque también tengo al menos una decena de reportes de Cancún, Playa del Carmen, Cozumel, Campeche y Ciudad del Carmen.

La gran mayoría de estos hechos ocurrió entre finales de octubre y principios de noviembre, por lo que ahora que se acercan estas fechas estaremos pendientes del fenómeno, incluso, eataremos en busca de obtener alguna evidencia en video o foto.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios