18 de Noviembre de 2018

Yucatán

La inteligencia yucateca, a la par del FBI

Con el mismo método que se usó para dar con los sospechosos de Boston se capturó en 2011 a un sicario veracruzano en Mérida.

La presentación del sicario veracruzano Erick Armando Osorio Bárcenas y su pareja sentimental, en la SSP Yucatán, en 2011. (SIPSE)
La presentación del sicario veracruzano Erick Armando Osorio Bárcenas y su pareja sentimental, en la SSP Yucatán, en 2011. (SIPSE)
Compartir en Facebook La inteligencia yucateca, a la par del FBICompartir en Twiiter La inteligencia yucateca, a la par del FBI

Luis Fuente/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- La captura del veracruzano Erick Armando Osorio Bárcenas, integrante del grupo delictivo "Los Zetas", como responsable del asesinato del taxista Adrián Armando Sosa Chávez, en octubre de 2011, fue con base en la labor del grupo de Inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública, que hizo un "cerco" en la zona de los hechos, en el fraccionamiento Francisco de Montejo, para efectuar un censo "casa por casa" y localizar al sospechoso.

Esta estrategia fue similar a la que utilizaron en días pasados el FBI y otras corporaciones policiacas de Estados Unidos para capturar a los dos sospechosos de los bombazos en Boston, de los cuales uno falleció y el otro fue capturado cuando estaba resguardado en una lancha en el jardín de una casa.

Grupos Especiales y de Inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública de Yucatán han tomado cursos con instructores del FBI y de Israel sobre situaciones de rehenes, secuestros e inteligencia, por lo que la aplicación de estos conocimientos ha permitido el arresto de peligrosos delincuentes.

La persecución del “zeta” Osorio Bárcenas duró una semana;  inició alrededor de las 5:30 de la mañana del domingo 9 de octubre de 2011, cuando el taxista Adrián Armando Sosa Chávez fue asesinado de un disparo en la cabeza en el interior del taxi marca Toyota del FUTV, en la calle 56 entre 48-C y 49-D del fraccionamiento Francisco de Montejo.

El grupo de Inteligencia de la SSP se dio a la tarea de revisar las cámaras de vigilancia instaladas por la corporación en ese fraccionamiento, así como en casas particulares en las inmediaciones donde sucedieron los hechos.

También se instalaron puestos de control en esa zona de Francisco de Montejo con revisiones a los vehículos que transitaban por el área.

Huyeron a pie

Esto permitió establecer que los involucrados, Osorio Bárcenas y su pareja sentimental, también veracruzana, no huyeron en algún otro vehículo, sino que lo hicieron a pie, de modo que se estableció un "cerco",  primero en un radio de 400 metros y luego se amplió a un kilómetro, en el que los agentes encubiertos efectuaron un censo, "domicilio por domicilio", para verificar a los ocupantes de esos predios, ya que contaban con la fotografía del asesino por medio de las cámaras de cajeros automáticos de Banamex, donde intentó hacer el retiro de efectivo que le había depositado su madre, la cual es agente del Ministerio Público en Veracruz.

El censo permitió a los elementos de la SSP establecer en qué vivienda residían los sospechosos, en la calle 56 con 51, propiedad de un tío del presunto sicario, por lo que se implementó un operativo de vigilancia que dio como resultado que una semana después, el sábado 15, alrededor de las 18:30 horas, la pareja fuera detenida cuando salía del inmueble e incluso al individuo se le aseguró una pistola escuadra de la marca "Glock" 9 mm, que fue la utilizada en el asesinato del taxista y que, según el sospechoso, trajo de su tierra para "cuidarse de sus enemigos".

Pago con sexo

El crimen se debió, según explicaron en su momento los detenidos, a que el taxista Adrián Sosa hizo proposiciones indecorosas a la pareja del “zeta”, ya que como éste no tenía efectivo para pagar el servicio, pues los cajeros no estaban funcionando porque se había “caído” la red, el chofer le dijo primero al sicario que le pagara con su celular “BlackBerry”, pero como el individuo no aceptó, cuando éste bajó a otro cajero, el taxista aprovechó para proponerle que le pagara con sexo.

Cuando Osorio Bárcenas regresó al coche, su pareja le comentó lo que el taxista le había propuesto, y eso enfureció a Erick Armando, quien le disparó en la parte trasera de la cabeza al chofer. Luego la pareja bajó del vehículo y huyó.

Otra versión que circuló fue que un hermano de Adrián Sosa, muy parecido físicamente a éste, tenía vínculos con el narco, pues es “tirador” de droga, y que probablemente Osorio Bárcenas vino expresamente a matar a aquél, pero lo confundió con Santiago.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios