15 de Noviembre de 2018

Opinión

La poesía de Bolaño

En el libro “No leer”, Alejandro Zambra escribió sobre la relación de la narrativa...

Compartir en Facebook La poesía de BolañoCompartir en Twiiter La poesía de Bolaño

En el libro “No leer”, Alejandro Zambra escribió sobre la relación de la narrativa de Roberto Bolaño con la poesía: “La obra de Bolaño cuenta la historia de un poeta resignado a novelista. Un poeta que desciende a la prosa”. Afirma que los poemas escritos por Bolaño el lector solo puede entenderlos a partir de la lectura de sus cuentos y novelas. De ahí que los personajes de Bolaño sean poetas, pues casi siempre las historias se relacionan con la poesía.

Aunque no esté explícito el poema, el actante poético, la poesía está ahí, contenida en unos renglones de prosa. Se aprecia en los personajes, las decisiones poco pensadas, el abandono a lo que aferra y a cualquier signo de estabilidad. Familia, pareja, empleos, una casa son ajenos para el poeta adolescente de Bolaño. El abandono, el desarraigo en aras de naufragar felizmente, a veces un tanto triste, a través de la vida. Arturo Belano, personaje alter ego del escritor, atraviesa bajo esta insignia gran parte de la obra bolañeana. Brinca de aquí y allá, delineando nuevas formas de leer la narrativa y la poesía. El crítico español Ignacio Echevarría llamó fractalidad a este rasgo de la obra de Bolaño.

En la novela “Los detectives salvajes” se mencionan las lecturas de los real visceralistas, las tertulias literarias, la cantidad de poemas escritos que nunca somos invitados a leer con nuestros propios ojos. Por eso resulta acertado regresar a los poemas que el chileno escribió durante su adolescencia en México y la madurez en España, solo así podemos conocer lo que tal vez habría escrito esa juventud de poetas contenidos en su narrativa, tal como dice Zambra: “Los poemas de Bolaño son los poemas que escriben los personajes de Bolaño: el novelista inteligible pone en escena al poeta ininteligible. El narrador hace comprensible al poeta: si es un buen narrador lo hace ligeramente comprensible, apenas comprensible”.

En el mismo ensayo de “No leer”, Zambra se pregunta acerca de los poetas de la ficción y la vida del mismo Bolaño: “¿Por qué es un héroe que devela a otros héroes, quiénes son esos otros héroes a los que hay que descubrir?”. La pregunta se refiere al manifiesto infrarrealista escrito por Bolaño en México, en el tiempo que formó parte de un movimiento poético con propósitos vanguardistas, que dice “La entrada en materia es ya la entrada en aventura: el poema como un viaje y el poeta como un héroe develador de héroes”. Bolaño y los demás poetas infrarrealistas tuvieron presente el camino del héroe moderno, la tradición moderna de la poesía, cuyo precursor es Charles Baudelaire, en un momento en el que las vanguardias ya son material de academia y poco –si no es que casi nada- se recuerda a los estridentistas. 

Esta fue la senda seguida por los infras, la caminata hacia atrás, pautas para comprender mejor el proyecto literario de Bolaño

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios